Instalaciones Fijas. Protección contra Incendios

De Construpedia


Logo IFTEM.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias al IFTEM en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de IFTEM

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.


Una instalación fija de extinción está formada por una red de tuberías y elementos terminales que cubren fundamentalmente las zonas con riesgo de incendio.

Requieren además de un correcto diseño, un programa de mantenimiento, y en algunos de ellos su utilización periódica en simulacros y prácticas para asegurar su eficacia.

Normalmente la sustancia extintora es el agua, aunque existen también instalaciones que emplean espuma, CO2, polvo seco y halones.

Contenido

Instalaciones Fijas con Agua

Las instalaciones fijas con agua pueden ser de los siguientes tipos:

Bocas de Incendios

Se designa con este nombre a la instalación fija contra incendios con puntos de toma de agua que son las bocas de incendio propiamente dichas y que deben ir alojadas en un receptáculo adecuado.

Estarán compuestas de los siguientes elementos:

  1. Bocas de incendio equipadas,
  2. Red de tuberías de agua y
  3. Fuente de abastecimiento de agua.

Las bocas de incendio equipadas pueden ser con mangueras de 25 ó 45 mm de diámetro interior enrolladas sobre una devanadera o plegada sobre un soporte, con una boquilla lanza que permita la salida de¡ agua en forma de chorro y pulverizada, situadas en un armario empotrado o de superficie y con una tapa de cristal para su visibilidad.

Deben disponer de un manómetro para la lectura de la presión que será como mínimo 3,5 Kg/cm2 y como máximo 5 Kg/cm2.

El emplazamiento de estas bocas de incendio equipadas estará cerca de las puertas o salidas y la distancia entre bocas no dejará zonas sin protección.

Los caudales serán suficientes para extinguir el posible incendio y mantenerse durante tiempo suficiente.

Para facilidad de manejo por el propio personal son preferibles las mangueras de 25 mm. Estos aspectos deberán cumplir la Normativa existente.

Hidrantes de Incendios

Estas instalaciones también poseen en los extremos de su red una toma de agua y cuya diferencia con las anteriormente llamadas bocas de incendio se basa en su mayor diámetro y ser exteriores al edificio a proteger.

El hidrante propiamente dicho puede estar enterrado en una arqueta con una única salida de agua o en forma de columna provista de tres salidas de agua.

Deben estar distribuidos alrededor del edificio a proteger y que el agua lanzada con mangueras acopladas a ellos alcance cualquier zona a proteger.

Generalmente son empleados por el Servicio de Extinción de Incendios (bomberos) conectando sus propias mangueras o las que puedan estar dispuestas en un receptáculo anexo al hidrante.

Columna Seca

La instalación de columna seca es para uso exclusivo del Servicio de Extinción de Incendios y está formada por una conducción normalmente vacía, que partiendo de la fachada del edificio discurre generalmente por la caja de escalera y está provista de bocas de salida en los pisos y de toma de alimentación en la fachada, para la conexión de los equipos del Servicio de Extinción de Incendios, que es el que proporciona a la conducción, la presión y el caudal de agua necesarios para la extinción del incendio.

La toma de alimentación en la fachada estará alojada en una hornacina provista de caja metálica pintada de blanco con la inscripción “USO EXCLUSIVO BOMBEROS” en letra roja y situada junto al acceso principal del edificio. Las bocas de salida en pisos se dispondrán en los rellanos de escalera en donde el Servicio de Extinción de Incendios conectará sus mangueras para atacar el incendio en su proximidad.

Rociadores Automáticos de Agua (Sprinklers)

Son unos dispositivos de extinción automática distribuidos en el techo de un local y que arrojan agua en forma de lluvia sobre la zona precisa en que se produce el incendio, debido al calor producido en el techo y que abre el paso del agua.

Esta apertura es por rotura de una ampolleta con líquido especial o por fusión de una lámina metálica a unas temperaturas determinadas por fabricación.

Una instalación de rociadores engloba tres acciones simultáneas:

  1. Detección,
  2. Alarma y
  3. Extinción.

Comprende los rociadores propiamente dichos, la red de tuberías, la unidad de control y el abastecimiento de agua.

Aplicaciones: es imprescindible en locales en que la propagación del incendio pueda ser rápida y se precise una intervención inmediata. Ejemplo: almacenes de productos acabados, grandes almacenes comerciales, etc.

Instalaciones Fijas y Automáticas de Extinción por Polvo

Están constituidas por una red fija de tuberías que parten de un depósito de suministro del polvo que aporta la cantidad necesaria de éste a una serie de boquillas de descarga emplazadas en los lugares con riesgo de incendio.

El disparo de estas instalaciones puede hacerse manualmente, aunque en general se realiza automáticamente, a partir de la central de control de una instalación automática de detección.

Instalaciones fijas y automáticas de extinción con CO2

Se distinguen los siguientes tipos:

Extintores fijos de CO2 orientados al elemento a proteger y de funcionamiento automático mediante fusible. Su activación quedará reflejada en lugar adecuado, mediante una señal audible o visible.

Instalación automática de extinción por inundación del local con CO2.

En caso de incendio los detectores térmicos o de humos actúan primero sobre un sistema de alarma y sobre un relé temporizador graduable para dar tiempo a evacuar el personal antes de inyectar el C02.

El disparo también puede ser por fusibles, termocontactos y termostatos. Se dispondrá al menos de un disparo manual.

Estos sistemas sólo serán utilizables cuando quede garantizada la evacuación del personal que ocupe el local.

Aplicaciones: petroleros, bodegas de buques, transformadores en locales cerrados, cuadros eléctricos, almacenes de pinturas y disolventes, rotativas de imprentas, maquinaria para obtención y refino de pinturas, maquinaria electrónica y cajas fuertes, salas de caldera, cabinas de pintura etc.

Artículos Relacionados

Los libros más leídos

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies