Formación en Prevención de Riesgos Laborales. Operador de Aparatos Elevadores: Tipos de Máquinas y Equipos

De Construpedia

LogoFLC.PNG Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Fundación Laboral de la Construcción en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación 2º ciclo de formación en prevención del IV CGSC: operador de aparatos elevadores disponible en el sitio web Fundación Laboral de la Construcción

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © Fundación Laboral de la Construcción.



Tipos de máquinas y equipos

La maquinaria y los equipos que se utilizan con mayor frecuencia para el transporte de cargas en el sector de la construcción son:

Grúas torre

a. Definición

La grúa torre es una máquina compuesta de un aguilón montado sobre un eje vertical giratorio y de una o varias poleas que sirve para levantar cargas y transportarlas de un punto a otro dentro del círculo que describe su flecha en el movimiento de rotación o, en su caso, del área que pueda cubrir la grúa mediante el movimiento de traslación (figura 3).

Figura 3: Aguilón o brazo de una grúa torre


b. Tipos

Las grúas torres se pueden clasificar, según la movilidad de las mismas, en fijas y móviles:

  • Móviles:
- Con traslación sobre carriles (figura 4). En este caso, la grúa se coloca sobre un bastidor metálico que se desliza mediante ruedas por dos carriles paralelos apoyados sobre traviesas y éstas, a su vez, sobre el terreno o sobre una solera de hormigón.
Figura 4: Grúa torre sobre carriles


- Trepadoras (figura 5). Se apoyan en la propia estructura de la obra que se está ejecutando y se elevan con ella. Se utilizan, especialmente, en construcciones de gran altura, lo que supone un importante ahorro de tramos de mástil.
Figura 5: Secuencia del movimiento vertical de una grúa trepadora. Fuente: Manual de operador de grúa torre. Tornapunta Ediciones, S.L.U


- Telescópicas (figura 6). Se emplean igualmente en construcciones elevadas. La grúa gana altura utilizando el dispositivo de telescopado y se va arriostrando en las estructuras construidas. A diferencia de las grúas trepadoras, este sistema precisa un gran número de tramos de mástil. Su desmontaje se puede realizar mediante el mismo dispositivo de telescopado.
Figura 6: Grúa telescópica. Fuente: Manual de operador de grúa torre. Tornapunta Ediciones, S.L.U.


  • Fijas:
- Empotradas en el terreno en zapata de hormigón (figura 7). En este caso la grúa se coloca empotrada por su extremo inferior en una zapata o cimentación de hormigón. El tramo inferior de la torre es un elemento especialmente diseñado para esta función y del que, una vez colocado y empotrado, sobresalen unas piezas que sirven para el anclaje de la torre. Este anclaje se realiza mediante bulones.

La pluma va instalada en el extremo de una torre elevada. La grúa puede instalarse muy cerca e incluso dentro de la propia estructura de la obra en construcción.

Se utiliza en obras o construcciones de gran altura y en aquellas de poca altura en las que el acceso de las grúas móviles resulte difícil o imposible.

Figura 7: Empotramiento de una grúa torre en cimentación de hormigón


- Apoyadas sobre el terreno, losas, zapatas o muros de hormigón, etc. (figura 8). Son grúas torre que, montadas sobre una base con placas de apoyo, sistema de traslación o bloques de reparto, permanecen en un mismo emplazamiento durante el período de utilización de las mismas en la obra.
Figura 8. Apoyo de grúa torre en una solera de hormigón sobre pavimento urbano


Según el tipo de pluma, las grúas torre se pueden clasificar en:

  • De pluma o aguilón horizontal (figura 9).
Figura 9: Grúa torre de pluma horizontal


  • De pluma o aguilón abatible (figura 10).

El movimiento y transporte de las cargas se producen mediante el movimiento de la pluma, que puede ir desde la posición horizontal hasta casi la posición vertical. No disponen de carro para la distribución de las cargas.

Figura 10: Grúas con pluma abatible. Fuente: Manual de operador de grúa torre. Tornapunta Ediciones, S.L.U


Según la forma de montaje, las grúas torre se pueden clasificar en

  • Automontantes o autodesplegables.

Se despliegan por sí mismas sin ayuda de elementos o equipos auxiliares.

Se adaptan muy bien a las pequeñas obras de construcción, viviendas unifamiliares y adosadas, etc. No disponen de contrapluma.

El giro de la grúa se produce en la parte inferior de la misma.

La pluma tiene un pequeño ángulo de inclinación ascendente.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies