Energía y Sostenibilidad. Análisis de las Perspectivas Energéticas Mundiales para el Próximo Cuarto de Siglo

De Construpedia


Logo isf 1.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Ingenieros Sin Fronteras en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de Ingeniería Sin Fronteras
¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


Se conoce como desarrollo sostenible la capacidad de satisfacer las necesidades actuales sin comprometer las futuras.

El desarrollo sostenible tiene tres facetas:

  • la económica,
  • la social y
  • la ambiental.

En el apartado anterior (ver El Papel de la Energía en el Desarrollo. Análisis de las Perspectivas Energéticas Mundiales para el Próximo Cuarto de Siglo) se ha puesto de manifiesto el papel que la energía juega en los dos primeros aspectos.

En referencia al tercer aspecto, la utilización de la energía siempre repercute en el medio.

Hoy por hoy, el impacto que presenta implicaciones más globales es la liberación de gases de efecto invernadero (como el dióxido de carbono), que según los expertos están muy relacionados con el calentamiento global (IPCC 2001).

La preocupación por estos aspectos produjo, con el ánimo de limitar las emisiones a la atmósfera de estos gases, el Protocolo de Kioto (CMNUCC 1997), en vigor desde febrero de 2004.

La liberación de gases de efecto invernadero en el sector energético se produce sobre todo por el uso de combustibles fósiles. Pues bien, según los estudios de la AIE, como ya se ha dicho, no parece que este uso vaya a menos, sino todo lo contrario (Figura 3).

Pero el aumento del uso de estas fuentes de energía no sólo presenta inconvenientes medioambientales.

Los recursos de estos combustibles son finitos y, por tanto, tarde o temprano se agotarán.

A final de 2003, a nivel mundial, el ratio entre las reservas probadas y la producción anual (es decir, el tiempo que durarían dichas reservas al ritmo de consumo de 2003) era de 41 años para el petróleo, 67 años para el gas natural y 192 años para el carbón (BP 2004).

Las reservas son la parte de los recursos totales que pueden ser recuperadas de manera económica con la tecnología actual; por tanto, su magnitud va cambiando con las mejoras tecnológicas y el aumento de los precios. Aunque parece que durante el siglo XXI no hay peligro de agotar los recursos mundiales (PNUD 2000), sí que se reducirán drásticamente, ya durante los primeros años de este siglo, las reservas de petróleo y gas natural de algunos países.

Por ejemplo, la dependencia exterior de Europa por lo que respecta a suministro de energía aumentará dramáticamente. También la de los EUA, cosa que puede ayudar a entender los movimientos geoestratégicos de esta potencia militar. Por lo que parece (véase La estrategia de Seguridad Nacional de los EUA [WH 2002]), la inestabilidad en la zona de Asia Central y Oriente Medio, donde se concentran la mayor parte de les reservas de petróleo y de gas natural del planeta, no mejorará demasiado en las próximas décadas.

Tabla 1. Dependencia energética de la Unión Europea.

Fuente: Comisión Europea (CE 2005), elaboración propia.

Dependencia energética de la Unión Europea (CE 2005).JPG

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies