Consumos en Función de la Localización Geográfica

-

De Construpedia


LogoInno2.jpg Nota: Este artículo ha sido creado gracias a InnoCons en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de InnoCons

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © InnoCons


Una de las características principales de la arquitectura bioclimática es que se basa en el conocimiento de las condiciones locales.

El Código Técnico de la Edificación diferencia diversas zonas geográficas que varían según la altura del emplazamiento.

Las referencias del CTE no son suficientes, conviene disponer de información más detallada.

Esta información se obtiene in situ o en los ayuntamientos. Debe conocerse la existencia actual o futura de edificios, vegetación u otros obstáculos geográficos que puedan limitar el aprovechamiento solar.

Conviene disponer de información acerca de los saltos térmicos día – noche, que pueden favorecer o no el free-cooling, de los vientos más frecuentes y de las temporadas y horas en que se producen. Todos ellos pueden influir en la distribución y en el diseño de la envolvente del edificio.

Aunque desligado del aprovechamiento pasivo, debe considerarse siempre el drenaje del agua de lluvia, por los peligros de inundaciones o de corrimientos de tierras.

En el cuadro siguiente se comparan las demandas para orientación sur correspondientes a diversos localizadores de la geografía española.

Demanda de calefacc y frío en vivienda al sur compara diversas localizaciones geográficas.JPG

Contenido

Nota

La demanda que refleja el cuadro está calculada suponiendo que no hay apantallamiento en verano. Si se apantallase, la demanda disminuiría entre 2 y 8 kWh / año m2 en función de las localizaciones.

Comentarios

Las variaciones en la demanda de frío y de calor son muy importantes.

- En Sevilla, la vivienda de referencia pasante y orientada a sur, si aprovecha el asoleo en invierno no requiere calefacción, y la demanda importante es la de frío, mientras que en Bilbao sucede lo contrario.

Las estrategias del diseño arquitectónico deben ser distintas en función de la localización.

En Sevilla los esfuerzos pasivos para el verano deben girar entorno a la calidad y eficacia del apantallamiento y en general, en la obtención de sombras arrojadas sobre las aberturas soleadas.

Los criterios de orientación de las viviendas serán contrarios a los recomendables para el norte de España.

- En Bilbao, con un asoleo real menor que el de Madrid, aunque los problemas de apantallamiento no tengan tanta relevancia, las soluciones mediante aportación solar directa son más complejas, ya que es menor el número de horas de sol al año, lo que puede llevar a que, en el caso de suplirlas con ventanas de mayor tamaño, en los días nublados las pérdidas por radiación y conducción a través de los vidrios sean elevadas y no compensen las ganancias que se produzcan en los días de sol.

Conclusiones

• La arquitectura pasiva o bioclimática es mucho más sensible a las condiciones locales y singulares de un emplazamiento que aquellas que usan medios energéticos convencionales para contrarrestar las condiciones climáticas locales.

• Para cada localización deben estudiarse las soluciones pasivas más adecuadas. No cabe exportar una solución buena para un determinado emplazamiento y orientación a otro lugar que presente variaciones apreciables.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies