Categoría:Apantallamiento en Diversas Orientaciones. Evaluación de Soluciones Básicas en la Arquitectura de Viviendas

De Construpedia

LogoInno2.jpg Nota: Este artículo ha sido creado gracias a InnoCons en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de InnoCons

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © InnoCons


La estrategia básica de un edificio de viviendas pasivo para los inviernos de nuestro clima es lograr el aprovechamiento solar por medio de las aberturas de fachada. Esta estrategia exige que en verano el apantallamiento sea total.

En climas fríos, con inviernos largos, pocas horas de sol y baja luminosidad, las ganancias solares son pequeñas en comparación con la demanda de calefacción, por ello las principales estrategias pasivas para el invierno no consisten en obtener beneficios del sol, sino evitar las pérdidas de calor generadas en las viviendas. Una ventana con la mejor orientación, la sur, en los inviernos noreuropeos tendrá más pérdidas que ganancias. Su mejor opción es reducir la transmitancia de las ventanas usando vidrios de muy baja emisividad.

En esos climas, en verano, el apantallamiento exterior puede no ser necesario y no ser riguroso. Normalmente basta frenar la radiación solar directa mediante cortinas, aunque ese freno a la radiación solar tenga lugar en el interior de las viviendas.

En nuestro clima la estrategia es distinta y los logros mayores:

En invierno, el sol puede llegar a ser la principal fuente de calor para calefacción, reduciendo los consumos de otras energías de forma muy notable y haciendo que el número de días en que deba funcionar la calefacción sea realmente mínimo y reducido a las dependencias con poco o nulo asoleo. Por lo tanto, hay que evitar que se produzcan sombras sobre las ventanas.

En verano el sol es un problema y la arquitectura debe poner a disposición de los ocupantes de las viviendas sistemas adecuados para dejar en sombra las aberturas.

Dejar en sombra, o apantallar, no significa oscurecer. Tampoco debe significar un quebradero de cabeza para los ocupantes lograr que el apantallamiento sea efectivo a lo largo de todas las horas de sol.

Este aspecto es el principal desafío de la arquitectura pasiva en nuestro clima: diseñar y operar apantallamientos eficaces.

Uno de los problemas de los apantallamientos usuales, como pueden ser las persianas enrollables o los librillos, es que se destinan a diversas funciones: aislar, oscurecer, proteger contra la entrada de intrusos y también apantallar la radiación solar en verano. Estas funciones a veces son contradictorias. No es posible simultanear la función de seguridad que exige cerrar, con permitir la radiación solar que pide abrir.

Puede afirmarse que los cerramientos multifuncionales no son adecuados para lograr un buen aprovechamiento pasivo.

En los gráficos y tablas de este apartado aparecen las diferencias producidas en la demanda térmica de calor y de frío según dejemos pasar el sol o lo apantallemos.

Índice

  1. Características de un Apantallamiento Efectivo. Apantallamiento en Diversas Orientaciones. Evaluación de Soluciones Básicas en la Arquitectura de Viviendas
  2. Demandas en Invierno y Verano en Función del Apantallamiento
  3. Conclusiones Acerca del Apantallamiento de Huecos de Fachada. Apantallamiento en Diversas Orientaciones. Evaluación de Soluciones Básicas en la Arquitectura de Viviendas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies