Estás en Construmática » Construpedia

Otras Personas Implicadas al Riesgo por Exposición al Amianto

-

De Construpedia


ANED.JPG Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la ANED y el SLIC en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de ANED
¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


Contenido

Qué Otras Personas están Implicadas

La mayoría de los capítulos de la presente guía están destinados a las personas directamente implicadas en trabajos que puedan entrañar, o de hecho entrañen, un riesgo de exposición al amianto.

Sin embargo, hay otras personas cuya implicación es también importante, entre las que se encuentran:

  • el cliente (que encarga los trabajos);
  • las personas que se ocupan del diseño y los servicios del edificio (los arquitectos, los ingenieros civiles y los administradores de las instalaciones del edificio);
  • las personas que subcontratan los trabajos relacionados con los preparativos para la retirada o la encapsulación del amianto;
  • la gente que trabaja o vive en un edificio en el que se llevan a cabo trabajos con amianto;
  • todas las personas que puedan verse afectadas por los trabajos, como los transeúntes o el público en general.

Participación en la Planificación de Trabajos con Amianto

Selección de un contratista

Es importante que el cliente que esté buscando un contratista tenga en cuenta, en las propuestas de los contratistas, las especificaciones técnicas relativas a:

  • la prevención de la dispersión de la contaminación por amianto;
  • la prevención de la exposición de terceras personas durante el curso de los trabajos;
  • el suministro de registros adecuados que permitan que los controles y el mantenimiento posterior de cualquier material encapsulado o confinado sean eficaces y efectivos.

Los trastornos causados por los trabajos de encapsulación o retirada de amianto son enormes, por lo que es importante examinar a fondo el terreno para que puedan tratarse a la vez todos los materiales que contengan amianto.

Las personas implicadas en el diseño y los servicios del edificio (arquitectos, ingenieros civiles, administradores de las instalaciones del edificio) deben tener en cuenta que en la planificación de los trabajos con amianto puede ser preciso considerar la necesidad de redirigir o procurar el suministro alternativo de múltiples servicios:

Conservación de Materiales que Contienen Amianto

En los casos en los que parte o la totalidad de los materiales que contengan amianto se conserven in situ (ya sea en su buen estado original o encapsulados, impregnados o confinados), cabe señalar lo siguiente:

  • será necesario inspeccionar los materiales conservados con la frecuencia que se establezca en la evaluación del riesgo pertinente, pero al menos una vez al año, con el fin de verificar que siguen en buenas condiciones de seguridad, y será preciso documentar dichas inspecciones;
  • la presencia de estos materiales deberá tenerse en cuenta en toda obra de restauración o nueva instalación que se lleve a cabo en el edificio y que pueda perturbarlos; para ello será necesario disponer de un sistema de gestión que permita poner sobre aviso a todo contratista o trabajador que vaya a iniciar trabajos que afecten a la estructura del

edificio;

  • asimismo, se debe contar con un mecanismo que permita notificar cualquier daño accidental causado a estos materiales.

Reocupación

Una vez retirados los materiales, será preciso que un organismo independiente confirme la finalización de los trabajos mediante pruebas de descontaminación. Para ello, una persona independiente debe llevar a cabo una inspección visual y tomar muestras de aire para determinar la concentración de fibras en el aire. En la mayoría de los Estados miembros, las muestras de aire se analizan mediante microscopia óptica de contraste de fases, y las concentraciones deben ser inferiores a 0,001 fibras/cm3 para permitir la reocupación (véase la descripción de los métodos en el capítulo 16).

Un Estado miembro exige asimismo que, tras la retirada de amianto friable, sea el cliente el que se encargue de la realización de otra prueba de aire destinada a medir la concentración de fibras de amianto. En dicho Estado miembro, sólo puede obtenerse la confirmación de que las condiciones son satisfactorias si en la muestra analizada mediante microscopia electrónica de transmisión la concentración medida de fibras de amianto es inferior a 0,005 fibras/cm3.

Qué Debe Hacerse

Si usted emplea a personas que participen de algún modo en trabajos con materiales que contengan amianto o supervisa el trabajo de estas personas, debe:

  • cerciorarse de que asuman su responsabilidad en cuanto a prevenir y reducir al mínimo su propia exposición y la de terceras personas;
  • asegurarse de que todo material conservado que contenga amianto se controle, gestione y mantenga adecuadamente;
  • verificar que las propuestas técnicas de cualquier posible contratista sean sumamente rigurosas en cuanto al control y la prevención de la exposición al amianto;
  • cerciorarse de que está cumpliendo los requisitos establecidos en la legislación y los reglamentos nacionales; así, por ejemplo, es posible que en algunos Estados miembros los subcontratistas deban estar en posesión de un permiso o licencia.

Si va a realizar una actividad que esté relacionada con trabajos con amianto, debe:

  • asumir su responsabilidad en cuanto a prevenir y minimizar su exposición y la de terceras personas;
  • seguir las mejores prácticas, como las expuestas en la presente guía, si su propio trabajo entraña algún tipo de contacto con materiales que contengan amianto.

Si es usted inspector de trabajo, debe:

  • tratar de encontrar pruebas que demuestren que todas las partes interesadas han asumido su responsabilidad por lo que se refiere a la prevención y la reducción de la exposición al amianto (por ejemplo, en las especificaciones de los subcontratos, las disposiciones adoptadas para modificar las rutas de los sistemas de aprovisionamiento y suministro, los registros y calendarios de inspección, la disponibilidad de registros sobre los materiales que contengan amianto, etc.);
  • comprobar que todas las partes interesadas cuentan con los permisos o los certificados que puedan exigirse conforme a la legislación y los reglamentos nacionales.

Artículos Relacionados

Enlaces Externos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
En cumplimiento de lo establecido en el RDL 13/2012, de 30 de marzo, Construmatica.com solicita su consentimiento para obtener datos anónimos de carácter estadístico sobre su navegación en nuestro sitio Web. Si Ud. continua navegando por el mismo entenderemos que acepta expresamente que instalemos cookies en su navegador.