Estás en Construmática » Construpedia

Presencia de Amianto en Otros Lugares (Vehículos, Maquinaria, etc.)

-

De Construpedia


ANED.JPG Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la ANED y el SLIC en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de ANED
¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


Contenido

Introducción

Los materiales que contienen amianto se han utilizado en múltiples aplicaciones y en lugares muy diversos (tal como se especifica en el capítulo 4), por lo que cabe añadir una serie de consideraciones adicionales para determinadas situaciones. No obstante, en todos los casos se puede aplicar el planteamiento general de la evaluación del riesgo y el plan de trabajo escrito (capítulo 5), la decisión sobre lo que debe hacerse y sobre si es preciso notificar los trabajos a la autoridad responsable (capítulo 6), la formación adecuada (capítulo 7), y el aislamiento y la prevención de la exposición (capítulos 9, 11 y 12).

Diversidad de Aplicaciones

Entre las restantes aplicaciones del amianto que pueden merecer una consideración especial se encuentran las siguientes:

  • en vehículos (trenes, aviones y vehículos militares, como carros de combate);
  • en equipos e instalaciones;
  • en revestimientos decorativos (sobre los que todavía no se ha decidido si deben tipificarse o no como trabajos de declaración obligatoria).

Principios de la Prevención de la Exposición al Amianto

Independientemente del tipo de trabajo con amianto de que se trate, deben aplicarse los mismos principios, es decir:

  • prevención de la exposición mediante el aislamiento del polvo liberado (por ejemplo, con un confinamiento que cuente con cámaras de aire);
  • supresión del polvo en el lugar en que se origine (por ejemplo, humedeciendo por completo el material);
  • ventilación por aspiración localizada (por ejemplo, utilizando ventiladores con filtros de partículas de alta eficacia, o siguiendo el recorrido de la herramienta que se esté utilizando con un aspirador de clase H [también denominada aspiración simultánea]);
  • equipos de protección personal y equipos de protección respiratoria adecuados, y
  • descontaminación personal apropiada;
  • evacuación adecuada de los residuos.

Consideraciones Relativas a Casos Especiales

Entre los aspectos que han de tenerse en cuenta en determinados trabajos especiales, cabe señalar los siguientes:

  • el espacio limitado y la dificultad de acceso característicos, en general, de los trabajos que deben llevarse a cabo en el interior de vehículos (por ejemplo, el desamiantado en salas de máquinas de buques o en espacios confinados en el interior de vehículos militares), que dificultan el establecimiento de un confinamiento eficaz, la introducción de los equipos y la evacuación de los residuos empaquetados o en

bolsas;

  • la necesidad de acceder a materiales que contienen amianto a través de estructuras de acero en buques o vehículos;
  • las dificultades que presenta el desmontaje de algunos productos y la necesidad de quemar o cortar para llegar al material que contiene amianto.

En algunos Estados miembros el amianto se ha utilizado en revestimientos decorativos aplicados a techos y paredes.

Las evaluaciones del riesgo más recientes relativas a los trabajos de retirada de este tipo de material indican que, si en ellos se aplican técnicas adecuadas, la exposición probable al amianto puede ser lo suficientemente baja como para que estos trabajos puedan considerarse trabajos de bajo riesgo y pueda no ser necesario notificarlos a la autoridad competente.

La exposición al amianto puede prevenirse o minimizarse mediante:

  • la retirada de los paneles recubiertos de amianto en una pieza, cortando el revestimiento con un cuchillo afilado, si fuese necesario, para separar el panel entero;
  • la aplicación de un agente humectante con ayuda de un pulverizador, seguida del rascado suave (manual) con aspiración simultánea;
  • si la pared está recubierta de papel pintado, la utilización de un equipo de vapor para ablandar y separar el material;
  • NO lijar en seco ni utilizar herramientas motorizadas abrasivas;
  • las técnicas de chorreo abrasivo con agua NO son adecuadas para la primera limpieza, pero pueden utilizarse para la retirada final de los residuos.

Si usted emplea a personas cuyo trabajo entrañe la exposición al amianto, debe:

  • seguir las mejores prácticas (expuestas en la presente guía);
  • asegurarse de que los trabajadores reciban formación e información adecuadas sobre los riesgos;
  • asegurarse de que comprendan la importancia de reducir al mínimo la exposición;
  • llevar a cabo una evaluación del riesgo para determinar la exposición probable al amianto;
  • elaborar y proporcionar instrucciones por escrito (método de trabajo) que prevengan o minimicen la exposición;
  • facilitar equipos adecuados y convenientes (para el control del polvo y la protección personal, tal como se especifica en el capítulo 12);
  • encargar la realización de los controles adecuados a un analista independiente con el fin de establecer las exposiciones reales;
  • cumplir los reglamentos nacionales relativos a los trabajos que puedan entrañar la presencia de amianto.

Si va a realizar una actividad que esté relacionada con trabajos con amianto, debe:

  • asumir su responsabilidad en cuanto a prevenir y minimizar su exposición y la de terceras personas;
  • seguir las mejores prácticas, como las expuestas en la presente guía, si su propio trabajo entraña algún tipo de contacto con materiales que contengan amianto.

Si es usted inspector de trabajo, debe:

  • tratar de encontrar pruebas que demuestren que todas las partes interesadas han asumido su responsabilidad por lo que se refiere a la prevención y la reducción de la exposición al amianto (por ejemplo, en las especificaciones de los subcontratos, las disposiciones adoptadas para modificar las rutas de los sistemas de aprovisionamiento y suministro, los registros y calendarios de inspección, la disponibilidad de registros sobre los materiales que contengan amianto, etc.);
  • comprobar que todas las partes interesadas cuentan con los permisos o los certificados que puedan exigirse conforme a la legislación y los reglamentos nacionales.
Amianto en las zapatas de freno de un camión
Conmutador eléctrico de alto voltaje cuyos componentes contienen amianto

Artículos Relacionados

Enlaces Externos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
En cumplimiento de lo establecido en el RDL 13/2012, de 30 de marzo, Construmatica.com solicita su consentimiento para obtener datos anónimos de carácter estadístico sobre su navegación en nuestro sitio Web. Si Ud. continua navegando por el mismo entenderemos que acepta expresamente que instalemos cookies en su navegador.