Obtención de Datos y Limitaciones de Cálculo. Evaluación de Soluciones Básicas en la Arquitectura de Viviendas

De Construpedia

LogoInno2.jpg Nota: Este artículo ha sido creado gracias a InnoCons en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de InnoCons

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © InnoCons


• Las viviendas de referencia tienen un tamaño, programa y proporción de huecos habitual en viviendas de Protección Oficial. Las condiciones de diseño cumplen las exigencias del Código Técnico de la Edificación, denominado en este trabajo por sus siglas CTE.

• Las demandas energéticas correspondientes a cada variable se han obtenido mediante el programa Líder.

• Las hipótesis de cálculo y los modelos matemáticos que maneja el programa Líder pueden tener un cierto margen de error.

• En los casos dudosos se han realizado comprobaciones transversales para reducir la persistencia de errores significativos.

• Los valores corresponden a la demanda para calefacción y refrigeración, y no incluyen la de agua caliente sanitaria ni otros consumos energéticos de la vivienda.

• Al ser la refrigeración una instalación no usual en viviendas de Protección Oficial los datos de su demanda orientan acerca de la medida en que la vivienda se aparta de los estándares de confort.

• Los valores de demanda de calor o frío que se ofrecen son un cómputo anual, por lo que los resultados no dan información válida sobre los consumos diarios, que pueden concentrarse en 4 o 6 meses en el caso de la calefacción y en 2 o 3 meses en el de la refrigeración.

• Los valores de demanda indicados son, en general, inferiores a los reales ya que suponen una construcción estrictamente acorde con la normativa, sin puentes térmicos ni defectos constructivos relacionados con la estanqueidad al aire y el aislamiento.

• Salvo en una comparativa, en la que las viviendas de referencia ocupan posiciones expuestas del edificio, se ha supuesto las viviendas de referencia situadas en una planta intermedia de un edificio con vecinos que satisfacen su demanda de frío y calor. Esta premisa, al igual que la anterior, hace que las cifras de demanda térmica resulten menores que las reales.

• En este estudio las orientaciones simétricas respecto al eje norte-sur, como pueden ser la este respecto a la oeste, tienen una misma demanda, basada en considerar que el asoleo es el mismo aunque no lo sea la temperatura de la mañana respecto a la tarde y por lo tanto la transmisión de la envolvente de la vivienda, especialmente en verano. Según los cálculos del programa Líder las diferencias entre esas orientaciones son casi despreciables, lo que probablemente se aproxima a la realidad en viviendas muy bien aisladas.

• Los valores numéricos de demanda térmica no son adecuados para deducir la potencia de los equipos de calefacción y frío, ya que se basan en la aportación o restricción solar, que puede variar por defectos de uso o por condiciones atmosféricas.

• Las demandas y ahorros térmicos, así como los comentarios y conclusiones se refieren a las dos viviendas de referencia y al entorno geográfico de su asentamiento, pudiendo no ser válidos para otras situaciones.

• En un anexo, mediante la formulación de Fanger, recogida por el RITE, se determinan valores de renovación de aire a partir de variables de uso y contaminación reales. Las tablas que se ofrecen deben entenderse como aproximación a las necesidades de ventilación cambiantes de una vivienda.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies