Llaves, Anclajes y Fijaciones para Fábrica de Mampostería de Hormigón

De Construpedia

Logonbloc.png Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Normabloc en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de Normabloc

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


Contenido

Llaves, anclajes y fijaciones

Los muros de fábrica pueden requerir de elementos complementarios, normalmente metálicos, para conectarse entre sí o con otras estructuras resistentes.

Las llaves son los conectores que afianzan entre sí las dos hojas de fábrica de un muro capuchino.

Los anclajes son los conectores que afianzan a un elemento de fábrica, con cualquier otra estructura, normalmente de hormigón armado, de acero o también de fábrica.

En función del tipo estructural que se esté desarrollando constructivamente, podrán requerirse llaves o anclajes sin que ofrezcan ninguna libertad de movimiento, o bien una o bien dos.

Los anclajes se rigen por la Norma EN-845 Parte 1: Especificación de componentes auxiliares para fábricas de albañilería. Parte 1: Llaves, amarres, colgadores, ménsulas y ángulos.

La Norma UNE 41957 Parte 2 desarrolla los anclajes de muros bajo el título: Anclajes para revestimientos de fachadas de edificios. Parte 2: Subsistemas para revestimientos pesados.

Las fijaciones de las costillas de desarrollarán conjuntamente con ellas, en la Norma EN 845 Parte 4: Costillas de fábrica con sus fijaciones.

Llaves de atado entre muros, sin (o con una) libertad de movimiento

Suelen emplearse pletinas o alambres con determinados dobleces para asegurar la adecuada adherencia con el mortero dispuesto en cada una de las hojas de fábrica, así como incorporar algún doblez más intermedio que actúe de goterón para que el agua de lluvia que pueda infiltrarse en la cámara de aire, descienda hasta la base del muro donde se deshaga convenientemente.


a) Llaves de atado de Pletinas y/o Alambres entre hojas sin libertad de movimiento:

Se fabrican pletinas abiertas en sus extremos y dobladas para provocar un goterón, así como alambres doblados de diversas formas con el mismo objetivo.

Llaves de Pletinas y/o Alambres entre hojas.


b) Llaves de atado para juntas de movimiento verticales con 1 libertad de movimiento:

Se emplean cuando sea necesario disponer llaves en las juntas de movimiento verticales, que conecten los dos paños de fábrica adyacentes, siendo, al mismo tiempo, capaces de transmitir, entre ambos paños, los esfuerzos horizontales ejercidos sobre ellos por el viento, por lo que normalmente contemplan a uno de los lados del anclaje, fundas que eviten la adherencia del mortero al mismo, permitiendo deslizar el anclaje dentro de él.

Llaves para juntas de movimiento verticales capaces de transmitir esfuerzos horizontales perpendiculares al muro, con pletinas y alambres.


c) Llave de atado con doble libertad de movimiento y con capacidad de ajustar el atado de las dos hojas a distintos niveles:

Esta singular pieza hecha con alambres (o su variante con pletinas), permite machihembrarse consigo misma, ofreciendo libre movimiento en las direcciones vertical y horizontal del plano del muro, con lo que permite el atado de las dos hojas de fábrica de un muro a distintos niveles, además de actuar de goterón para el agua infiltrada en la cámara, y sujetar el aislamiento en la posición deseada.

Llave de atado con doble libertad de movimiento y capaz de ajustar el atado de las dos hojas a distintos niveles.

Anclajes de conexión entre muros y otras estructuras según libre movimiento

Se emplean para garantizar su funcionalidad a la hora de afianzar los muros de fábrica a otras estructuras resistentes, garantizando que no transmitan esfuerzos no deseados (producidos por movimientos de la fábrica o de la estructura), que puedan producir el agrietamiento de la fábrica.


a) Anclajes de conexión empotrados (0 libertad de movimiento).

Se emplean sólo cuando no hay variaciones de comportamiento ni de cargas entre los dos componentes (el muro y la estructura) a conectar entre sí (suele ser un redondo fijado con epoxi).


b) Anclajes de conexión con 1 libertad de movimiento “Z”.

Se emplean entre muros de carga y muros de arriostramiento, cuando no se desea transmitir el esfuerzo cortante, originado por la gran diferencia de carga vertical existente entre ambos.

Anclajes de conexión con una libertad de movimiento “Z”.


c) Anclajes de conexión con 2 libertades de movimiento “X” y “Z”.

Se emplean entre muros de cerramiento y estructuras porticadas para permitir que el muro de fábrica se asiente verticalmente (“Z”) y se dilate, contraiga o retraiga horizontalmente (“X”), al tiempo de ser capaz de soportar y transmitir los esfuerzos horizontales del viento perpendiculares al muro.

Anclajes de conexión con 2 libertades de movimiento “X” y “Z”.

Tipología de fijaciones de costillas

Las fijaciones son los elementos que conectan las costillas de fábrica entre sí o a otros elementos estructurales, pudiendo tener diversidad de conformaciones en función de las solicitaciones que deban soportar.

Normalmente se afianzan en la triangulación de las costillas, con presillas roscadas por el albañil y pueden disponerse con distintas libertades de movimiento.


a) Fijaciones de anclaje para empotrar en cimentación a forjado:

Se disponen una o dos en el arranque de las costillas, para evitar el vuelco de la fábrica en uno o los dos sentidos perpendiculares al muro respectivamente. En los petos de fábrica, se requieren también dos para colgar las costillas de los forjados.

Pueden fijarse directamente con resina epoxi, o con tacos de expansión, si tienen dispuesta una lengüeta para ello. No ofrecen libertades de movimiento.

Fijaciones para anclar o empotrar en línea.


b) Fijaciones de retención al viento con 1 ó 2 libertades de movimiento:

Se dispone una en la parte superior de la costilla bajo el forjado, pudiendo tener la libertad de movimiento vertical (“Z”), haciendo una perforación más honda que el espárrago del anclaje, para permitir la flecha del forjado, e incluso doble libertad de movimiento (“X”, “Z”), si la longitud del paño lo requiere, con la incorporación de un conector intermedio deslizante en la dirección “X”.

Fijaciones para anclar o empotrar en ángulo.

Artículos Relacionados

Enlaces Externos

Publicidad

AENOR



Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies