La Coordinación Dimensional. La Informática Aplicada al Proyecto

De Construpedia

Cordinacion 80.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias al Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña (ITeC) en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación "Proyectar la Arquitectura desde la Coordinación Dimensional". Ver todos los artículos de "Proyectar la Arquitectura desde la Coordinación Dimensional" en la Construpedia.

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © ITeC, 1999.

Tienda ITeC



¿Qué saben los arquitectos actuales de la disciplina de la coordinación dimensional en el proyecto? Si miramos atrás, durante los años posteriores a la última contienda mundial y hasta el inicio de la década de los ochenta del siglo XX, la disciplina de la coordinación dimensional estuvo muy presente en todos los textos de construcción y arquitectura, a menudo estrechamente unida a los esfuerzos dirigidos al uso generalizado de los nuevos productos prefabricados. Desde entonces han pasado 25 años de silencio. Mientras tanto, una herramienta nueva, la informática, se ha impuesto y se ha generalizado totalmente en los procesos de gestión, de proyecto e, incluso, de producción de la arquitectura.

En la actualidad, la tarea más intensa de la proyectación arquitectónica, además de la destinada a lograr la satisfacción del cliente y la propia autosatisfacción del arquitecto como agente de la cultura arquitectónica, es la de coordinar y ajustar todas y cada una de las dimensiones de los elementos constructivos que materializan el edificio.

Antes, muchos materiales llegaban a la obra a granel y lo normal era que se ajustaran dimensionalmente a medida que la obra avanzaba. Ahora, prácticamente todos los productos provienen de distintos catálogos, de manera que conseguir casar los diferentes formatos supone una auténtica proeza para el proyectista. El proceso previo de ajuste dimensional en la fase de proyecto se realiza actualmente casi siempre con la ayuda del ordenador. Sin embargo, la mayor parte del software no incluye entre sus prestaciones adicionales la de facilitar la coordinación dimensional. Existe una larga serie de posibilidades de mejora que muchas veces se echan en falta, como por ejemplo:

  • Que las funciones gráficas primitivas de modelado de la geometría de los elementos constructivos (muros, escaleras, aberturas...) den lugar, preferentemente, a dimensiones coordinables entre sí.
  • Que en el proceso de dibujo se simule el proceso de acoplamiento que después se producirá “realmente” durante la fase de construcción. La simulación detectaría los problemas de ajuste dimensional, que no llegarían a aparecer en la fase de obra, como sucede en estos momentos (cortes, errores, suplementos, juntas, etc.).
  • Que el despiece de los elementos constructivos complejos se incluya automáticamente en los planos de ejecución, a efecto de anticipar la detección de los conflictos futuros de la obra (mermas, piezas especiales, encuentros en los bordes, etc.).
  • Que se creen bibliotecas gráficas de productos “genéricos” (con formatos normalizados) de la construcción (tubos, ladrillos, aislantes, etc.), disponibles en el mercado con el mismo formato pero bajo diferentes marcas comerciales.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies