Estás en Construmática » Construpedia

Categoría:Criterios de Diseño y Especificidades en Edificación en la Cooperación para el Desarrollo

De Construpedia

Uoc.jpg ESF.jpg ACCD.jpg Nota: Este artículo ha sido creado gracias a Ingeniería Sin Fronteras en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación Tecnologías y Materiales de Construcción Para el Desarrollo (Cladera, A., Etxeberria, M., Schiess, I., Pérez, A.).

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


En la redacción de cualquier Proyecto de Construcción existen una serie de condicionantes que serán los que, en mayor medida, acabarán dando forma al proyecto.

Antes de empezar a diseñar una edificación en países del sur, hay que observar, evaluar y recopilar una serie de informaciones básicas que nos obligarán a reaprender Los Criterios de Diseño aprendidos en los países del norte.

Es como cuando cocinamos; si lo hacemos en nuestra cocina, nos moveremos libremente, y haremos las cosas de forma mecánica, casi sin pensar; si por el contrarío nos encontramos en una cocina extraña, tendremos que preguntar, o buscar, evaluar con qué herramientas y utensilios contamos. Si estamos en un país extranjero, probablemente no tengamos los mismos alimentos ni las mismas especies y por lo tanto tendremos que adaptar la receta. Si además estamos en un país del sur, lo más probable es que no dispongamos ni de electricidad ni de gas, sino de una cocina a carbón, lo cual dificultará aún más la preparación del plato. El objetivo y el fin son los mismos, el proceso hay que adaptarlo.

Así que los Criterios de Diseño que habrá que tener en cuenta para evitar grandes deficiencias cuando se proyecta en países empobrecidos, partirán de la misma base que si se proyecta en países del norte, pero habrá elementos nuevos y desconocidos que obligarán a prestar más atención, precisamente en los aspectos que pueden parecen más obvios (Neufert, 2006).

También se verá que estos criterios son comunes para cualquier edificación, pero hay elementos específicos más o menos adecuados según el uso que se le vaya a dar a dicha edificación, a pesar de que siempre hay que tener en mente que ese uso probablemente variará con el tiempo, y más en países con contexto inestable y cambiante.

Estos criterios de diseño o condicionantes comunes a tener en cuenta al proyectar pueden resumirse en:

  • La situación; Influirá no sólo en el funcionamiento del edificio sino que también lo hará en la fase constructiva.
  • Los materiales y equipamiento existentes en la zona.
  • La cultura, las tradiciones y las costumbres de los habitantes de la zona.
  • La mano de obra de la que se dispone.
  • El tipo de proyecto en el que se Incluye la construcción.

Una correcta evaluación de estos cinco puntos evitará sorpresas desagradables una vez concluida la construcción del proyecto, como casas abandonadas porque no están diseñadas acorde con ciertas creencias religiosas, hospitales en los que resulta difícil trabajar ya que no se han respetado los circuitos de los pacientes o escuelas vacías debido al mal estado, causa de una ejecución deficiente o de una mala elección de los materiales.

A pesar de que no existen soluciones únicas ni panaceas, a continuación se proponen algunas ideas que pueden servir como guía, aunque lo más razonable y seguro suele ser recurrir a la experiencia y analizar el diseño de las edificaciones locales existentes.

Contenido

Situación del Edificio

La elección del lugar no debe ser casual y es importante prestarle la máxima atención. A menudo la situación vendrá dada por las administraciones o por necesidad; en tal caso, los siguientes indicadores deberán tenerse en cuenta durante la redacción del proyecto (Davis, 2002).

  • Accesibilidad. Evaluar inicialmente las infraestructuras circundantes. Existencia y estado de carreteras, viales, pistas de aterrizaje y opciones de transporte en las distintas épocas del año. Todo esto influirá en el diseño, puesto que influirá en las posibilidades de obtener o no ciertos materiales.
  • Topografía y clima. Evaluar el riesgo de inundaciones, ciclones o terremotos. La presencia de vegetación evitará una mayor erosión del suelo y atemperará la zona. Si el diseño tiene en cuenta la dirección de los vientos principales, mejorará la ventilación en el interior y se pueden conseguir hasta 3 o 4° C menos.
  • Agua, saneamiento y drenaje. Importante localizar una fuente de agua cercana. Una pendiente del terreno de 1-6% (Proyecto Esfera, 2004) para grandes intervenciones, ayudará a proporcionar agua por gravedad y a recoger aguas residuales. La situación de las llamadas "zonas húmedas", es decir, servicios y cocinas, debe responderá esta infraestructura para un mejor funcionamiento.
  • Aceptación. Es importante asegurarse de que el diseño resulte acorde con las creencias y las costumbres locales.En algunos países como en Indonesia donde las lluvias torrenciales son frecuentes y sobreelevar las viviendas evita la entrada del agua, los habitantes creen que una vivienda a nivel del suelo facilita el acceso a malos espíritus, así que si se prescinde de ello, se puede llegar al caso de encontrarse cientos de casas vacías y cientos de familias desplazadas. A veces las creencias son más fuertes que la necesidad (Barakat, 2003).

Materiales y Equipamientos

Recurrir a las técnicas y materiales locales suele ser la opción más adecuada puesto que facilita el mantenimiento y la sostenibilidad del proyecto y su ejecución; además, garantiza un buen comportamiento y durabilidad de los mismos frente al clima local. Esto suele ser cierto en cuanto a construcción de viviendas se refiere, puesto que también garantizará una mejor aceptación cultural y social.

Cuando se trata de grandes construcciones como escuelas u hospitales, la elección puede presentar más problemas como la dificultad de aprovisionamiento de grandes cantidades de material que generalmente llega seguida por una inflación de los precios de mercado, la falta de mano de obra preparada o de conocimientos técnicos adecuados (Stulz, 1993).

Ventajas e inconvenientes de las técnicas tradicionales
Ventajas Inconvenientes
Aceptación cultural
Continuidad
Disponibilidad
Flexibilidad
Bajo coste del transporte
Vulnerabilidad
Desconocimiento técnicas y materiales locales por parte de las agencias externas implicadas en la construcción

Una solución bastante común es la utilización de materiales locales para cerramientos y acabados y la prefabricación o el uso de técnicas importadas para la realización de las estructuras. La prefabricación "in situ" con materiales locales también suele dar un buen resultado por la implicación de la comunidad en la realización de la construcción para edificaciones de tipo permanente (Corsellis, 2005).

Estructuras de Madera, cerramientos de bambú o plastic sheeting y cubiertas combinadas de paja, plastic sheeting, o paneles ondulados de acero galvanizado, permiten una rápida ejecución y resultados aceptables en construcciones semi-permanentes (Davis, 2002).

Cultura, Tradiciones y Costumbres

Planta tipo de vivienda utilizada en Andra Pradesh, India. En zonas rurales, el baño se convirtió en almacén; no asi en zonas urbanas. Fuente: Fundación Vicente Ferrer.

Fuertemente relacionado con la aceptación de las construcciones, está el hecho de conocer y respetar la cultura, las tradiciones y las costumbres del país en que se llevará a cabo el proyecto para incluirlo en el diseño de la edificación. Tal como ya se ha comentado, a veces estas costumbres se convierten en creencias pero si se analizan con detenimiento, se verá que también existe una justificación técnica.

En la India, por ejemplo, se diseñaron viviendas tipo parecidas al estándar europeo, con un pequeño baño entre 2 dormitorios, y un salón-comedor comunicado con un porche orientado a sur y una cocina en la esquina noroeste. Algo que en España sería muy normal. Sin embargo, surgieron varios problemas e identificar las causas no fue demasiado sencillo.

Las familias beneficiarías de dichas viviendas, en su mayoría en zonas rurales, seguían haciendo sus necesidades en el exterior, y el baño pasó a convertirse en un pequeño almacén. El porche, uno de los lugares más utilizados en la cultura India, estaba siempre vacío, y en lugar de utilizar la cocina interior, seguían cocinando en el exterior, al lado de la casa. ¿Por qué?

Según la religión hindú, hacer las necesidades significa purificar el cuerpo, con lo cual lo que sale de él es impuro y por lo tanto no puede hacerse en el interior de la casa; la inmensa mayoría de viviendas indias tienen el retrete adosado a la casa, pero con una entrada independiente; por otro lado, antes de cocinar, se realiza un ritual de ofrenda a los Dioses orientándose hacia el Este, así que el lugar de cocción debe situarse en la esquina NE de la vivienda. En España, las viviendas buscan siempre la orientación Sur para obtener más luz y calor; en países cálidos, es preferible orientarlas a Norte para tener la estancia principal y el porche, lugar de relación ya que los interiores suelen ser mínimos, lo más fresco posible.


Mano de Obra

Montaje de la estructura metálica. Hospital Bon Marché, Bunia, República Democrática del Congo. Fuente: elaboración propia para Médecins Sans Frontiéres Suisse

Encontrar mano de obra no suele ser demasiado complicado; encontrar mano de obra calificada para interpretar un plano, utilizar una hormigonera o ensamblar una estructura metálica puede ser más difícil. Es conveniente estudiar el tipo de mano de obra con la que se puede contar antes de empezar a proyectar y adaptar el diseño y los materiales a las posibilidades existentes. A veces no resulta fácil puesto que las necesidades exigen ciertos materiales y estos necesitan mano de obra específica, pero en ese caso, es conveniente conocerlo de antemano (Van Lengen, 2002).

En Ituri, República Democrática del Congo, para la construcción de un hospital de tipo semi-permanente, se optó por utilizar Estructura Metálica ya que permite mayor velocidad de construcción, y debido a la explotación incontrolada de los bosques en RDC a la cual no quería contribuir la organización. Estas estructuras metálicas tuvieron que fabricarse en Kampala, Uganda, porque era el lugar más cercano donde se podía garantizar una buena calidad de fabricación. A parte del problema que supuso el transporte de dichas estructuras, la falta de equipamiento y mano de obra local calificada, obligó a traer desde Uganda a una persona para el ensamblaje, lo cual ralentizó mucho la construcción y elevó enormemente el coste de la estructura. La opción era moralmente correcta, pero también lo habría sido dar trabajo a decenas de personas locales para trabajar y montar una estructura de madera.

Este es un ejemplo de situaciones muy comunes cuando se trata de construcción en países del sur.

Se tiende a preferir técnicas y materiales con las que se está más familiarizado, pero quienes realmente tienen que trabajar y vivir en dichas construcciones son los locales, asi que probablemente sea más fácil adaptar la edificación.

Tipo de Proyecto

La construcción, ¿responde a un proyecto de desarrollo o de emergencia? ¿Se proyecta una construcción temporal, semi-permanente o permanente? La comunidad beneficiaría de dicha construcción, ¿es desplazada o se trata de una reconstrucción debida a una catástrofe natural o a un conflicto?

Es importante conocer el contexto en el que se va a construir y los futuros usuarios de las viviendas, hospitales o escuelas que se pretende diseñar por los siguientes motivos (Neufert, 2006).

  • Definición del programa: un hospital de emergencia no contará con los mismos servicios ni el mismo equipamiento que otro en un proyecto de desarrollo.
  • Flexibilidad de uso: sobretodo en contextos inestables, no está de más prever que un antiguo hangar de café se convierta en un hospital de emergencia, posteriormente en el bloque quirúrgico y maternidad de dicho hospital para terminar siendo el bloque de consultas externas a medida que las necesidades varían.
  • Duración prevista del proyecto: la elección del tipo de estructura y de materiales dependerán en parte del tiempo estimado de permanencia del proyecto.
  • Mantenimiento de la estructura: estrechamente ligado al punto anterior. En construcciones semi-permanentes se acepta una duración de 5 años sin mantenimiento. Para construcciones permanentes, la elección de materiales deberá garantizar un mínimo de 10 años sin mantenimiento y una vida de 25-30 años.
  • Tiempo de ejecución: ¿construir un hospital de 300 camas en 8 meses? Totalmente factible si se recurre a la prefabricación, a una mayor estandarización de los elementos constructivos y a acabados más sencillos. Adecuado para una construcción semi-permanente; probablemente más costoso al final sí se trata de una edificación que debe permanecer 20 o 30 años.

Artículos Relacionados

Bibliografía Relacionada

Artículos en la categoría «Criterios de Diseño y Especificidades en Edificación en la Cooperación para el Desarrollo»

Las siguientes 4 páginas pertenecen a esta categoría, de un total de 4.

E

H

Publicidad
Publicidad
Publicidad
¡Pide tu presupuesto Gratis!