La Cocina. Composición de la Vivienda

De Construpedia


La vivienda contemporánea ITeC.jpg
Nota: Este artículo ha sido creado gracias al Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña (ITeC) en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación "La vivienda contemporánea". Ver todos los artículos de "La vivienda contemporánea" en la Construpedia.

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © ITeC.

Tienda ITeC


El espacio comodín de la casa

Complejo residencial Kop van Zuid en Landtong, Rotterdam, Holanda (Fritz van Dongen, 1998)

La cocina es el lugar en que se realizan las funciones relacionadas con la preparación de la comida, pero también muchas veces es un lugar donde se come e, incluso, se mira la televisión, se conversa, se telefonea, se estudia y se fuma, especialmente si hay restricciones para hacerlo en otros lugares de la casa.

Hoy día la cocina tiene un papel muy importante como espacio comodín de la casa.

La cocina es quizás la pieza de la vivienda sobre la que se tiene una visión más diferente. Hay quien la ve exclusivamente como una pieza de servicio que es un molesto foco productor de ruidos, olores y desorden. Y, por contrario, hay quien la ve como el espacio que centra la vida familiar. Es por esa razón por lo que conviene que la cocina tenga un planteamiento abierto para que se pueda usar de maneras diferentes.

Actualmente no hay dudas sobre el contenido y la disposición del equipo de trabajo en la cocina. Las dudas aparecen, en todo caso, en cómo concebir su espacio, especialmente teniendo en cuenta:

Edificio de viviendas en Cerdanyola del Vallès, Barcelona (Miralles & Martí, 1992)

a) la posible integración de un ámbito para comer y

b) el nivel de independencia respecto a la sala de estar.

En la actualidad es un hábito muy extendido efectuar ciertas comidas en la cocina. Generalmente se satisface este hábito con la formación de un rincón en la cocina que pueda dar cabida a una mesa con sus respectivos asientos. Pero ésta es una solución poco recomendable para las viviendas pequeñas.

En la práctica, exige que se duplique el lugar para comer en un espacio independiente, el comedor propiamente dicho, o en el ámbito de la sala de estar. La cocina no se considera el lugar más apropiado para celebrar ciertas comidas familiares o festivas ya que requieren un marco más idóneo.

El lugar de comer

Conjunto residencial Näkinpuisto en Helsinki, Finlandia. (K. Gullichsen, E. Kairamo, T. Vormala 1981-89)

Para evitar tal duplicación, una buena solución es situar el lugar para comer en un espacio intermedio entre la cocina y la sala de estar de manera que, a voluntad de los ocupantes de la vivienda, se pueda integrar a cualquiera de dichas dos piezas, tanto de una manera fija como ocasional.

El contacto de la cocina con la sala de estar se suele valorar en las viviendas en las que no es previsible que sus ocupantes dispongan de personal de servicio. En general, quien trabaja de la cocina gusta de estar comunicado con los que ocupan la sala de estar, aunque sólo sea acústicamente. No obstante, si esiste este contacto entre la cocina y la sala de estar, se ha de vigilar ésta última se pueda proteger de los ruidos producidos por las máquinas y los aparatos de la cocina (extractor, refrigerador, trituradora, etc.) y de los olores generados al cocinar.

Que la cocina forme parte de un único espacio colectivo de estancia es sólo una solución aceptable para las viviendas pequeñas y, en especial, por las ocupadas por una pareja o por una sola persona. La reducción de piezas consigue que la vivienda sea más espaciosa con una misma superficie. Las actividades de la cocina cada vez son más limpias y, por lo tanto, su incorporación a los espacios de estancia cada vez origina menos molestias.

Pero la incorporación de la cocina a la sala de estar no es una buena solución para las viviendas con muchos ocupantes a causa de los conflictos que se pueden producir.

La preocupación de situar la cocina junto a la entrada de la vivienda no tiene actualmente un fundamento razonable.

La situación de la cocina respecto a la entrada no es relevante para un buen funcionamiento de la vivienda. Esta preocupación proviene posiblemente de la influencia de la vivienda burguesa de alto nivel, en la que incluso se duplica la entrada de la vivienda con una entrada principal y otra de servicio, o de una interpretación simplista e ingenua de una lógica mecanicista que ha influido grandemente a la arquitectura.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies