Desbroce. Riesgos y Medidas Preventivas

De Construpedia


Logo IFTEM.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias al IFTEM en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de IFTEM

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.



Se entiende por desbroce, al conjunto de operaciones que tienen como finalidad limpiar el terreno, por donde va la traza de la obra y eliminar el manto vegetal que la cubre.

Contenido

Análisis de riesgos

Los riesgos que en esta fase pueden aparecer son, entre otros, los siguientes:

Golpes y atrapamientos

Este riesgo aparece durante el derribo de árboles y postes necesarios para la limpieza de la traza.

Atropellos por máquinas y vehículos

Este riesgo surge durante el derribo de árboles con maquinaria móvil, durante la circulación de esta maquinaria por la obra, y por los camiones destinados a la evacuación del material de desbroce.

Vuelcos de vehículos

Este riesgo surge durante la circulación de la maquinaria móvil y vehículos junto a terraplenes y pendientes pronunciadas, así como en la circulación por estas pendientes en sentido perpendicular a la misma.

Contactos con líneas eléctricas

Este riesgo aparece cuando en la zona ocupada por el desbroce existen líneas eléctricas aéreas, que no han sido desviadas ni suprimidas y que por lo tanto pueden ser accesibles por la maquinaria de la obra.

Caída a distinto nivel

Este riesgo aparece durante la circulación de personas junto a desmontes, desprovistos de medidas de protección.

Desprendimiento de tierras en taludes

Este riesgo surge principalmente cuando se ha limpiado el talud, retirando la zona vegetal que lo cubría y antes de iniciar los trabajos propios de preparación del firme de la carretera, así como de los taludes que en algunas zonas la flanquean. La vegetación constituye uno de los elementos más importantes, para evitar el desmoronamiento de tierras en taludes, por lo tanto cuando esta capa vegetal desaparece, aparece el riesgo de desprendimiento, que se acentúa por la aparición de lluvias y el agrietamiento que se produce en el terreno, así como al desaparecer la humedad del mismo.

Medidas preventivas

Antes del inicio de los trabajos se realizará una inspección con el fin de detectar posibles anomalías geológicas en el terreno que pueda dar lugar a movimientos del terreno, o existencia de socavones. Así mismo, se efectuará una inspección a los frentes y paramentos verticales que puedan existir en la traza de la obra con el fin de detectar posibles desprendimientos de materiales provocados por la propia excavación de la obra.

En el derribo de árboles, cualquiera que sea el procedimiento utilizado para ello, ya sea por medios manuales o mecánicos (sierras de mano o mecánicas, etc.) o bien por empuje con maquinaria pesada (bulldocers, excavadoras, etc.) se deberá planificar el trabajo al objeto de que los trabajadores no ocupen en ningún momento la zona o lugar del derribo de los árboles.

Deberá prohibirse la circulación de personas por la zona de trabajo en la que se encuentre la maquinaria realizando los trabajos de desbroce.

Toda la maquinaria de la obra, además de las medidas preventivas especificadas en el apartado de maquinaria, deberá estar dotada de avisador acústico cuando ésta circule marcha atrás.

Se balizará la zona de trabajo en la que exista riesgo de vuelco de máquinas por taludes o desniveles pronunciados.

Se prohibirá circular por pendientes superiores al 50% y perpendiculares a la misma.

Se balizarán todas las zonas por donde tengan que circular obreros y exista riesgo de caída de altura.


Las líneas eléctricas que interfieran la zona de trabajo, ya sean aéreas o subterráneas se adoptarán las medidas preventivas siguientes:

Instalaciones eléctricas aéreas A. T

Como regla general e independientemente de su tensión, se deben tener en cuenta las siguientes distancias: desde la línea eléctrica hasta puntos accesibles a personas, deberá ser como mínimo de 8 m en instalaciones hasta 30 Kv. y 25 m en instalaciones superiores a 30 kv. En caso de no poder cumplirse esta distancia, de común acuerdo con la compañía eléctrica, se colocarán pantallas rígidas de material aislante.

Cuando exista maquinaria móvil en sus inmediaciones, se respetarán las distancias señaladas anteriormente. Estas distancias se aplicarán especialmente en el caso de grúas en que la carga oscile por efecto del viento o del propio movimiento de giro.

En el caso de líneas eléctricas sobre carreteras, será de 7 m. como mínimo (proyección vertical). Esto debe ser válido igualmente para los camiones de obra. En el caso de tráfico de maquinaria de gran altura, y no siendo posible la elevación o cambio de emplazamiento de línea, se dispondrán obstáculos que impidan el paso o que limiten la altura máxima de seguridad de paso.

En el caso de contacto de una máquina con una línea, sea aérea o subterránea, se adoptarán las siguientes medidas:

  • El maquinista no abandonará el puesto de conducción.
  • Se acotará la zona para impedir acceso a personas u otras máquinas.
  • Se intentará retirar la máquina fuera de la zona peligrosa.
  • El maquinista no bajará hasta que la máquina esté fuera del radio de acción energizado.
  • En el caso de imposibilidad para desplazar la máquina, el conductor saltará lo más lejos posible. (No deberá tocar la máquina y el suelo a la vez, pues quedaría electrocutado.

Instalaciones eléctricas B.T

En el caso de líneas aéreas B.T., si los conductores están desnudos, las distancias pueden variar entre 1 y 3 metros; no obstante, deben tenerse en cuenta los trabajos a efectuar en sus proximidades, para evaluar no sólo la distancia sino también las medidas preventivas a adoptar.

Cuando exista maquinaria móvil en sus proximidades, la distancia mínima aconsejable debe ser de 3 m.

En el caso de líneas sobre carreteras, será de 6 m. como mínimo (proyección vertical). Esto debe ser válido también para los camiones de obra. En el caso de tráfico de maquinaria de gran altura, y no siendo posible la elevación o cambio de emplazamiento de la línea, se dispondrán obstáculos que impidan el paso o que limiten la altura máxima de seguridad de paso.

Instalaciones eléctricas subterráneas

En el caso de líneas eléctricas subterráneas, es condición fundamental que, por parte de la Compañía Eléctrica, se indique claramente su trazado y profundidad. En el caso de no existencia de líneas, debe tenerse la completa garantía ofrecida por la Compañía Eléctrica.


Una vez localizada la línea, debe señalizarse convenientemente y realizar los trabajos de aproximación a ella con la máxima precaución, debiendo pararse el trabajo a las distancias señaladas anteriormente para A.T. y B.T. mientras no exista la debida garantía, por escrito, de la Compañía propietaria de la línea, de la no existencia de tensión en ella.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies