Estás en Construmática » Construpedia

Contaminación en los Elementos Constructivos

De Construpedia

Vivienda construida con materiales naturales libre de contaminantes, véase la madera en cerramientos y la cubierta ajardinada como aislamiento térmico natural

Un habitat sano es fundamental para preservar y mantener la salud. Por tanto es imperativo incorporar el concepto de que la contaminación ambiental no sólo causa desequilibrio en ecosistemas naturales o urbanos, sino que también se introduce en los espacios interiores de todo edificio u obra construida.

Existen muchos factores que inciden para que un ambiente interior logre un bajo impacto ambiental: el emplazamiento, la orientación, la ventilación, las instalaciones eléctricas, las aguas negras, la calidad de la construcción, el origen de los materiales y los componentes del edificio.

Exponemos aquí la influencia sobre el medio ambiente, y de manera general, de los componentes de un edificio y materiales de construcción, su influencia nociva o toxicidad nombrando algunos materiales alternativos.

Para concretar una construcción más sostenible, debemos conocer primero el impacto de los edificios en el medio ambiente. Dicho impacto puede analizarse desde diferentes puntos de vista. Por ejemplo, según la escala de su incidencia, local o regional.

Contenido

Materiales de Construcción

Puntos de un edificio donde puede encontrarse amianto. Imagen gentileza Aned

Algunos materiales de construcción tienen efectos nocivos para la salud y el medio ambiente. Por ejemplo:

  • El hormigón y ciertos tipos de granito pueden ser radiactivos.
  • El radón es un gas radiactivo que no tiene olor ni color y puede encontrarse en casi todos los tipos de suelo, incluso en las rocas y el agua, este gas proviene de la descomposición natural del uranio. En general, el radón se mueve hacia arriba, a través del suelo, hasta el aire que se respira y puede llegar a causar cáncer de pulmón.
  • El amianto es un material aislante de origen mineral peligroso cuando se dispersa en el aire en forma de fibras diminutas invisibles a simple vista; produce abestosis ocasionando graves dificultades respiratorias y cáncer de pulmón.
  • Muchas pinturas, barnices y materiales sintéticos emanan gases tóxicos (fenoles, formaldehídos, benceno, tricloroetileno y otros). Estas substancias tienen estructuras moleculares que no se hallan en la naturaleza, por lo que los ecosistemas no están preparados para procesarlos fácilmente. No se conocen sus efectos a largo plazo.

Tabla de materiales o sustancias contaminantes

A continuación se enuncian algunos materiales o sustancias de diferentes niveles de toxicidad nocivos para la salud.

MATERIAL o SUSTANCIA PROBLEMA SE RECOMIENDA
Aislación de fibra de vidrio El polvo de lana de vidrio es un carcinógeno, la resina plástica ligante tiene fenolformaldehido Sellar para evitar el contacto de la fibra con el aire interior.
Aislación de espuma plástica (poliuretano o PVC) Emanaciones de componentes orgánicos volátiles. Humo muy tóxico al inflamarse Evitar su uso si está en contacto con el interior. Buscar sustitutos naturales como la viruta de madera o el corcho.
Tuberías de cobre para agua (con soldadura de plomo) La soldadura de plomo desprende partículas de este metal. Solicitar soldadura sin plomo y contraflujo de vapor o agua sobrecalentada por el sistema antes de habilitar la instalación
Pinturas sintéticas de interior Algunas emanan componentes orgánicos volátiles y gases de mercurio Optar por pinturas al agua y libres de

mercurio. Ventilar bien el edificio antes de ocuparlo. Emplear pinturas de baja toxicidad

Ladrillos refractarios Contienen distintos porcentajes de aluminio tóxico Elegir los ladrillos de tonalidad más clara, que contienen menos aluminio

Fuente Bioconstrucción - Materiales Contaminantes en las Construcciones (GARCEN 2000)

La exposición a químicos tóxicos afecta al sistema inmune del organismo humano. Los síntomas pueden variar desde dolor de cabeza, depresión, estados gripales continuos. La mayoría de los productos tóxicos no sólo afectan la salud de los seres humanos, sino también a la naturaleza (la tierra, el aire, el agua...). A largo plazo pueden derivar en malformaciones congénitas y al desarrollo de distintos tipos de cáncer. Por lo general son productos derivados del petróleo.

El amianto o asbesto es un material aislante de efectos cancerígenos comprobados, su uso está prohibido por su alta toxicidad.

Otros materiales contienen plomo, mercurio o arsénico. El plomo origina daños al sistema nervioso, inhibe el transporte de oxigeno y calcio.

La instalación eléctrica de una vivienda y los electrodomésticos (microondas) producen campos magnéticos y eléctricos que alteran el equilibrio orgánico.

Otros materiales filtran radiaciones naturales que son necesarias para una vida saludable.

Una sustancia tóxica puede actuar a través de la piel por contacto, de la respiración por inhalación, de la ingestión y del contacto con los ojos.

Componentes de los Edificios

Cimentaciones

El hormigón (y mezclas de cemento), tiene la capacidad de adaptarse a un molde, es impermeable una vez endurecido y por poder ser inyectado, es el material universal de construcción de obras enterradas: cimentaciones, muros de contención, pantallas, etc.

Posee muchas ventajas pero también conlleva inconvenientes considerables: la inestabilidad de las pastas de cemento Portland cuando se aplican directamente en contacto con los diferentes compuestos químicos que puede tener el suelo, siendo las pastas de cemento particularmente básicas, el ataque por ácidos da por resultados sales solubles o expansivas. Estos problemas se ven agravados cuando el acero de las armaduras sufren corrosión . Como consecuencia el edificio tendrá una menore durabilidad que en condiciones normales, ocasionando un problema económico y si se debe derribar, originará una gran cantidad de residuos a gestionar. A menudo el hormigón incorpora algún residuo industrial capaz de contener metales pesados. Algunos aditivos químicos (plastificantes, aireantes, superplastificantes, etc.) contienen compuestos contaminantes de los freáticos.

Estructura

Los cimientos tienen unas particularidades que están en función de su contacto con el suelo y de que el hormigón prácticamente es el único material a utilizar. En el caso de los componentes del resto de la estructura también se encuentran singularidades aunque no guardan relación con las anteriores: por un lado, los materiales utilizables son mucho más diversos y, por otro, las posibilidades de producir lixiviados son muy bajas ya que el nivel de exposición es mínimo.

Los materiales más usados para su construcción van del hormigón hasta el ladrillo, pasando por materiales tradicionales como la madera (aunque las nuevas tecnologías de madera laminada, etc. añaden riesgos desde el punto de vista de la contaminación química).

Uno de los efectos ambientales más relevantes son: el gasto energético (asociado a la fabricación de materiales resistentes a tracción y a la contaminación correspondiente) y el volumen de sobrantes.

Para conseguir un perfil laminado de acero es necesario un importante gasto energético pero sus propiedades estructurales (resistencias, módulos de deformación, capacidad de adaptación plástica, etc.) son muy superiores a las de otros materiales, pudiendo utilizar secciones mucho más pequeñas, por lo tanto su impacto global resultaría menor.

Por otra parte, si consideramos aspectos de materiales reciclados (que en el caso del acero es completa) puede ser que la utilización del acero sea, a pesar de su gran gasto energético inicial, hasta favorable.

Fachadas

El muro de fachada debe tener la resistencia y espesor necesario para satisfacer las exigencias que se derivan de su función portante. Cuando el espesor supera los 20 cm, puede construirse con la incorporación de áridos procedentes del reciclado de derribos, por ejemplo en las paredes de hormigón armado.

Aunque los muros formados con residuos de demolición reciclados definen estructuras pesadas y de gran volumen, insumen menor energía en su fabricación que otras soluciones constructivas convencionales.

Una de las desventajas aparentes de los muros formados con reciclados, es que en su demolición originan un volumen de residuos mayor que las construcciones comunes. Pero, al analizar el balance final de los residuos originados, resulta una solución favorable. Si se utilizan en la masa del muro, áridos procedentes de residuos de demolición, disminuye el impacto ambiental.

A fin de cumplir con las exigencias de confort ambiental y seguridad (estanqueidad, aislamiento térmico, aislamiento acústico y protección contra el fuego) deben utilizarse materiales específicos para esta funciones: que sean ligeros y originen residuos fácilmente valorizables.

Evitar la adherencia entre sí de materiales de naturaleza diferente, o compuestos de dos o más materiales adheridos que originan residuos difícilmente reciclables.

Paredes

Los tabiques tradicionales de fábrica son los elementos menos transformables. Por otra parte, no facilitan el registro, mantenimiento y sustitución de las tuberías de servicios que los recorren, y generan una cantidad importante de residuos.

También en el proceso de ejecución producen una importante cantidad de residuos, que se originan en las rozas necesarias para empotrar las tuberías de cableado eléctrico, tuberías de agua o de gas. Finalmente, los residuos de demolición están muy cargados de materiales de revoque, de muy bajo valor y acaban llenando los vertederos.

Los sistemas industrializados, de prefabricación, son de sencillo montado y desmontado y, además, permiten varios usos. Son los que se adaptan mejor a las dimensiones de los nuevos espacios y originan menos residuos.

Existen variados sistemas de tabicado fácilmente transformables, pero que admiten un solo uso (es el caso de los tabiques de cartón-yeso) y, por lo tanto, originan más residuos. No obstante, estos residuos están formados por materiales homogéneos, que se separan con facilidad, y sus residuos son valorizables.

Por lo general, los dos últimos sistemas permiten una instalación sencilla de las tuberías de servicios a través de su interior. También permiten una transformación simple de estos tendidos, y generan pocos residuos.

Cubiertas

La cubierta es un elemento constructivo del edificio formado por varios materiales diferentes. Consta de cuatro capas: formación de pendientes, aislación térmica, aislación hidráulica y terminación y protección. Estas capas son muy diferentes entre sí, por sus materiales y funciones.

En cubiertas transitables la formación de pendientes debe conseguirse con la propia estructura de soporte, de manera que se reduzcan los espesores de hormigón ligero de las cubiertas. En el caso de las cubiertas inclinadas este problema no existe. Los pavimentos de cubierta no deben estar adheridos o en contacto con la membrana impermeable. Son más recomendables los denominados flotantes, ya que permiten una mayor durabilidad de la membrana impermeable y facilitan los trabajos de reparación y substitución. En la impermeabilización de la cubierta deben cuidarse los solapes, protecciones, etc. sobre los de unión y sellado a base de productos adhesivos, que tienen mayor impacto ambiental. Las membranas bituminosas tienen un impacto ambiental menor que las de origen plástico. Es preferible elegir aislamientos térmicos de origen mineral en lugar de plásticos, porque tienen un menor impacto ambiental.

Artículos Relacionados

Enlaces Externos

¡Pide tu presupuesto Gratis!