Estás en Construmática » Construpedia

Contaminantes. Seguridad y Salud Laboral

De Construpedia


Logo IFTEM.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias al IFTEM en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de IFTEM

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.


Contenido

Concepto de Contaminante

Un contaminante es, desde un punto de vista amplio, un producto químico, una energía o un ser vivo presente en un medio, en este caso en el medio laboral, que en cantidad o concentración suficiente pueden afectar la salud de las personas que entren en contacto con él.

Según se trate de un producto químico, una energía o un ser vivo se clasifican en

  • Contaminantes químicos
  • Contaminantes físicos o
  • Contaminantes biológicos.
Contaminante QUÍMICO Contaminante FÍSICO Contaminante BIOLÓGICO
. . . .Materia . . . .Energía . . . .Ser Vivo

Contaminantes Químicos

Se entiende por contaminante químico toda sustancia orgánica o inorgánica, natural o sintética carente de vida propia.

Los diversos contaminantes químicos se pueden clasificar:

  1. Por el estado de disgregación.
  2. Por los efectos en el organismo humano.

Clasificación según el estado de disgregación

  • Aerosol

Un aerosol es una dispersión de partículas líquidas o sólidas de tamaño inferior a 100 micras en un medio gaseoso.

  • Aerosol de partículas sólidas

Polvo.

Es una suspensión en el aire de pequeñas partículas sólidas procedentes de procesos físicos de disgregación . A pesar de que la gama de medidas de las partículas es muy diversa, suele oscilar entre 0,1 y 25 micras.

Humo.

Es una suspensión en el aire de partículas sólidas originadas en procesos de combustión incompleta. Su tamaño generalmente inferior a 0,1 micras.

  • Aerosoles de partículas líquidas.

Nieblas.

Es una suspensión de finísimas gotas, el tamaño de las cuales, normalmente no es apreciable a simple vista. El tamaño de las partículas puede oscilar entre 0,1 y 10 micras.

Bruma

Suspensión de pequeñas gotas, apreciables a simple vista, originadas por condensación. El tamaño de las partículas suele oscilar entre 2 y 60 micras.

  • Gases

Son las substancias que a 25ºC y a 1 atmósfera de presión están compuestas por partículas de tamaño molecular.

  • Vapores

Fase gaseosa de una sustancia normalmente sólida o líquida a 25ºC y a 1 atmósfera.

Igual que en los gases las partículas son de tamaño molecular.

Vías de entrada en el organismo

Las vías por las que un contaminante químico puede entrar en el organismo son las que se indican a continuación.

También son válidas para contaminantes biológicos. Sin embargo, para los contaminantes físicos no hay vías de entrada específicas, ya que sus efectos son consecuencia de cambios energéticos.

  • Vía respiratoria

Se entiende como tal todo el sistema respiratorio: nariz, boca, laringe, bronquios y alvéolos pulmonares.

Es la vía más importante para la mayoría de los contaminantes químicos y biológicos. Toda sustancia presente en el ambiente puede ser inhalada y será su tamaño la que determine el grado de penetración en el sistema respiratorio. Una vez depositada, la absorción dependerá de la solubilidad de los fluidos de la zona donde se encuentre.

La cantidad de contaminante absorbido por esta vía depende principalmente de la concentración en el ambiente, del caudal de aire inhalado por el sistema respiratorio y del tiempo de exposición.

  • Vía dérmica

Comprende toda la superficie exterior que envuelve el cuerpo humano. No todas las substancias pueden atravesar la barrera de la piel.

Se debe tener presente, que esta penetración puede ser directa o bien transportada por otra sustancia.

Es la segunda vía de entrada en importancia y para algunos contaminantes, la principal, motivo por el que se debe tener más precaución.

  • Vía digestiva

Se entiende como tal todo el sistema digestivo, es decir boca, esófago, estómago e intestinos.

  • Vía parental

Se entiende como tal la penetración directa del contaminante en el organismo a través de una discontinuidad de la piel: una herida abierta o un pinchazo.

Es la vía de entrada más grave para los contaminantes biológicos y para ciertas substancias químicas.

Clasificación de los contaminantes químicos según los efectos sobre el organismo

De forma muy general, los efectos que los contaminantes químicos pueden producir en el organismo humano se pueden clasificar en:

Tóxicos: Son aquellos compuestos químicos que independientemente de la vía de entrada, se distribuyen por el organismo y producen alteraciones en órganos y sistemas específicos. De entre estos podemos citar el plomo, el metanol, los insecticidas, etc.

Corrosivos y/o irritantes: Son aquellas substancias que, al entrar en contacto con la piel o las mucosas, provocan una destrucción o reacción inflamatoria del área anatómica expuesta.

De entre estas substancias podemos citar las disoluciones de ácidos, los halógenos, el amoníaco, las aminas, etc.

Pneumoconióticos: Son substancias químicas finamente divididas que al depositarse y acumularse en los pulmones, originan pneumopatías y alteraciones fibróticas degenerativas del tejido pulmonar.

Dentro de este grupo podemos citar el amianto (enfermedad denominada asbestosis), la sílice (silicosis), los óxidos de hierro (siderosis), algodón (bisinosis), etc.

Anestésicos y narcóticos: Son substancias químicas que actúan como depresores del sistema nervioso. La importancia de su efecto depende de la calidad de tóxico que llegue al cerebro. Deben ser substancias liposolubles.

De entre ellas podemos citar los disolventes industriales, los éteres, las acetonas, los alcoholes alifáticos, etc.

Alérgicos o sensibilizantes: Son compuestos capaces de provocar fuertes reacciones alérgicas fundamentalmente para la piel y el tracto respiratorio. No afectan por igual a todos los individuos y es necesario que haya habido un contacto previo.

Cancerígenos: Cancerígenos son aquellas substancias que pueden generar o potenciar un crecimiento desordenado de las células.

Mutágenos: Son aquellos compuestos que tienen la capacidad de producir alteraciones en el material genético de las células (ADN) y afectan posteriormente a la descendencia del individuo.

Teratógenos: Son aquellas substancias capaces de producir alteraciones al embrión o al feto durante su desarrollo.

Asfixiantes: Son aquellas substancias capaces de impedir la llegada de oxígeno a los tejidos.

Productores de dermatosis: Son substancias que en contacto con la piel provocan alteraciones de diferente tipo, como irritaciones, alergias, fotosensibilización, etc.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
¡Pide tu presupuesto Gratis!