Acciones

Tipos de Corriente. Tipos de Contacto. Riesgo Eléctrico

De Construmatica


Logo IFTEM.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias al IFTEM en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de IFTEM

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.


Hay dos tipos de corriente: alterna y continua.

La diferencia está en que la corriente alterna dispone de una frecuencia (número de veces que se repite el factor tensión y consecuentemente el factor intensidad en un segundo).

El efecto de la frecuencia hace que el cuerpo humano se comporte de manera diferente ante el paso de una u otra clase de corriente.

Tipos de Contactos Eléctricos

El contacto eléctrico se produce cuando la persona toca directamente partes o elementos en tensión (cables desnudos, fusibles, embarrados etc.) o mediante elementos capaces de transmitir la corriente (estructuras metálicas, carcasas de motores, etc.).

Si bien, en alta tensión, el contacto puede llegar a establecerse sin llegar a tocar físicamente la instalación, acercándose excesivamente a ésta, hasta tal punto de superar el valor de aislamiento del aire para aquella distancia y tensión. Esto hace que se produzca un arco eléctrico.

Clasificación de los Contactos

Desde el punto de vista preventivo, clasificamos los contactos en:

Contacto directo:

Contacto de personas con partes activas de la instalación y equipos. Se entiende por partes activas a los conductores y piezas conductoras en tensión en servicio normal.

Contacto indirecto:

Es aquel en el que la persona entra en contacto con elementos que no forman parte de la instalación eléctrica y que en condiciones normales no debería estar en tensión, pero que accidentalmente la ha adquirido.

Se entiende por elementos o masas, el conjunto de las partes metálicas de un aparato que en condiciones normales están aisladas de las partes activas.

Protección Contra Contactos Eléctricos Directos

Las medidas de protección que podemos adoptar, son aquellas destinadas a garantizar la imposibilidad de contactos fortuitos con elementos o partes con tensión de las instalaciones o equipos.

Estas medidas se pueden concretar en:

Alejamiento de las partes activas:

Consiste en alejar las partes activas de la instalación a una distancia adecuada del lugar por donde habitualmente las personas se encuentran o circulan, de tal manera que sea imposible un contacto fortuito con las manos, o por manipulación de objetos conductores (herramientas).

El Reglamento electrotécnico por baja tensión (MIE BT-021) considera que las partes activas están suficientemente alejadas cuando están situadas a una distancia de 2,5 m hacia arriba, 1 m. de frente y hacia abajo 2,5 y 1,25 m respectivamente por debajo del lugar de situación, según UNE|UNE 20-460-90.

Distancias de seguridad

Interposición de obstáculos:

Este tendrá que impedir cualquier contacto con las partes en tensión, por lo que será resistente y estará puesto de forma segura. Esta medida de protección incluye receptores en general, cuadros, armarios eléctricos.

Aislamiento:

Esta medida representa el recubrimiento mediante material aislante de las partes activas (cables etc.). Las pinturas, lacas y barnices no se consideran aislamientos a estos efectos.

Protección Contra Contactos Eléctricos Indirectos

Existen diversos sistemas de protección aplicables a instalaciones y receptores fundamentados en alguno de los siguientes principios:

1. Impedir la aparición de defectos mediante aislamientos complementarios.

2. Hacer que el contacto eléctrico no sea peligroso, utilizando tensiones no peligrosas o limitando la corriente de fuga.

3. Limitar la duración del defecto mediante dispositivos de corte.

Estos Sistemas de Protección se clasifican en Clase A y Clase B.

Artículos Relacionados