Muros de Contención (Normabloc)

De Construpedia

Logonbloc.png Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Normabloc en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de Normabloc

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


Clicar para ampliar

Los Muros de Contención se constituyen por sillares de hormigón colocados en seco y aparejados de forma que utilizan principalmente su peso propio para conseguir estabilidad. Pueden complementarse con refuerzos embebidos en el terreno para prevenir vuelcos o deslizamientos.

Dado que su colocación es en seco, es muy importante el sistema de encaje entre piezas para transmitir los esfuerzos horizontales entre las piezas de las distintas hiladas. Existen piezas con pestañas, rebajos, o incluso que incorporan varillas, según los fabricantes, lo que exige seguir sus instrucciones en la colocación.

La forma de las piezas y su aparejo genera un plano de fachada con una determinada pendiente. Algunos sistemas permiten variaciones sobre esta pendiente, consiguiendo mayor estabilidad cuanto mayor sea el ángulo que forma con el plano vertical trazado por el pie del muro.

Cuando no se pueda garantizar la estabilidad de los muros de contención por gravedad (alturas excesivas, sobrecargas importantes, etc.) se deben usar refuerzos mediante capas a base de mallas (sintéticas, textiles, acero...) colocadas entre las hiladas de los sillares de hormigón y extendidas en el terreno de detrás del muro con las longitudes necesarias.

Se incorporan a continuación dos secciones tipo de muros de contención sin reforzar y con refuerzos.

Clicar para ampliar

Contenido

Proceso de Ejecución

1.- Replanteo

Clicar para ampliar

Se realizará un replanteo completo (horizontal y vertical) en el terreno comprobando la adecuación de las cotas previstas en proyecto o por la necesidad de modificarlas para adaptarlas a las condiciones físicas reales.

2.- Excavación

Se realizará la excavación de la cimentación y del terreno del trasdós del muro, en los casos de desmonte, manteniendo los taludes adecuados al tipo de terreno, incluso la incorporación de banqueos para mantener las debidas condiciones de seguridad.

3.- Cimentación

La cimentación tendrá la dimensión suficiente para garantizar la trasmisión de esfuerzos al terreno con los márgenes de seguridad previstos en el proyecto. Se comprobará, una vez realizada la excavación, que el terreno se ajusta a las características previstas, debiendo ser eliminado o susitutido en los casos que no se cumplan.

La cimentación suele ser de hormigón (en masa o armado) o de componentes granulares debidamente compactados.

4.- Drenaje

Cuando sea necesario evacuar el agua que se pueda acumular en la zona del trasdós del muro, se recomienda realizar un drenaje en dicha zona que incorpore un colector inferior de recogida y fieltro geotextil, entre el colector y el material granular de relleno para la contención de finos.

5.- Colocación de Sillares

Una vez realizado el replanteo se colocará la primera hilada de sillares sobre la ciemntación, guardando especial cuidado en la alineación y nivelación de las piezas, de acuerdo con las recomendaciones del fabricante.

El relleno del drenaje y del terreno del trasdós se irán realizando por tongadas, coincidiendo con las hiladas del muro. El terreno de trasdós se compactará adecuadamente para no incidir en la estabilidad del muro.

Se recomienda colocar un fieltro geotextil entre el material granular del drenaje y el terreno compacto, para impedir la colmatación de los huecos.

6.- Colocación de Refuerzos

Los refuerzos, cuando son necesarios, se colocan en varios niveles entre las hiladas, extendiéndiose en el trasdós del muro dentro de la masa de suelo reforzado la longitud necesaria.

Suelen configurarse en forma de mallas de materiales plásticos, sintéticos, textiles, acero, etc.; que deben ser colocados de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

En cualquier caso, la dirección resistente debe ser perpendicular a la cara del muro y no se deben empalmar mallas en esta dirección. Las mallas adyacentes en la dirección perpendicular al muro se colocarán a tope.

Los refuerzos se colocarán perfectamente estirados, incorporando los elementos necesarios (grapas, varillas, etc.) para garantizar esta situación, así como su anclaje a los bloques.

Clicar para ampliar

7.- Coronación del Muro y del Terreno

El muro se puede coronar con las mismas piezas que el resto de las hiladas o incorporar piezas especiales.

El drenaje y el relleno compactado deben quedarse unos 30 cm por debajo de la rasante final, rellenando este espacio con un terreno de baja permeabilidad para reducir todo lo posible las filtraciones, canalizando incluso las posibles aguas para evitar que discurran por la cara exterior del muro.

Es recomendable también cubrir superiormente la capa de drenaje con un fieltro geotextil para evitar su colmatación.

Particiones Interiores

En los casos en que el bloque se utiliza como elemento de distribución interior o cerramiento, la última hilada debe dejarse despegada del forjado superior unos 2-3 cm, quedando abierta hasta terminar las unidades que constituyen las cargas permanentes del edificio (tabiquerías, solados, revestimientos...).

Después debe rellenarse con un material suficientemente elástico para absorber las deformaciones de los forjados debidas a las sobrecargas de uso, evitando fisuraciones al entrar en carga del tabique por apoyo del forjado superior. Esta operación debe hacerse empezando por las plantas superiores.

Clicar para ampliar

Artículos Relacionados

Enlaces Externos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies