Grúa Pluma. Seguridad

-

De Construpedia


Logo IFTEM.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias al IFTEM en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de IFTEM

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.



Es el aparato de elevación de cargas más utilizado en edificación. Se caracteriza por poder desplazar cargas en un giro de 360º, pudiendo ser de emplazamiento estático o móvil, montada sobre rieles.

Contenido

Dispositivos de seguridad

Limitadores de recorrido o carrera

Tienen la misión de cortar o parar cada uno de los movimientos de la grúa. Limitan sus recorridos a valores prefijados, interviniendo si no se actúa antes de forma voluntaria.

Existen dos tipos:

  • Limitadores eléctricos o finales de carrera
  • Limitadores mecánicos: frenos y topes

Limitador de elevación

También llamado de “recorrido de gancho“, tiene la función de parar el movimiento de elevación, tanto en el sentido de ascenso como en el de descenso, antes de que el gancho llegue a sus limites de trabajo, bien por golpear contra el carro, o por apoyarlo en el suelo produciendo el destensado del cable. Así mismo, evita el desenrollado completo del cable impidiendo su salida de las poleas y su enrollado en sentido contrario sobre el tambor. Este limitador está situado junto al mecanismo de elevación. Es accionado directamente por el eje del tambor o por medio de un piñón engranado sobre una corona dentada solidaria al tambor que registra el número de vueltas o, lo que es lo mismo, la longitud de cable enrollado.

Los límites de regulación son:

  • Gancho abajo: aproximadamente a un metro del suelo, de tal modo que al final de su recorrido queden, como mínimo, tres vueltas de cable en el tambor de elevación.
  • Gancho arriba: cuando el gancho está aproximadamente a un metro de distancia de la torre.

Este limitador está situado junto al mecanismo de elevación.

Limitador de orientación o giro

Previsto en grúas que no disponen de colector o alimentación por anillos rozantes para la alimentación eléctrica en orientación.

Su función es imponer una restricción en el número de vueltas de la plataforma giratoria en uno u otro sentido, a fin de que las mangueras eléctricas de alimentación no se sometan a excesivos esfuerzos de torsión.

En aquellas grúas cuyo mecanismo de elevación este en la parte inferior de la torre, servirán, además, para evitar problemas de torsión del cable de elevación. Se permite como máximo un giro de tres vueltas en cada uno de los sentidos

Limitador de distribución o carro

El limitador de distribución, de la misma manera que el de elevación, está situado en su mecanismo correspondiente y es accionado por el eje del tambor de dicho mecanismo.

Este limitador impide que el carro se aproxime a menos de unos 20cm. de distancia a unos topes que existen en ambos extremos de la pluma.

Limitador de traslación

Para el caso de grúas que se desplazan sobre vías es obligatorio disponer de cuatros topes en sendos extremos de los carriles, situados como mínimo a 1 metro del final de la vía. Además, se dispondrán de unos limitadores eléctricos que detengan el movimiento de traslación de la grúa, situados a 50 centímetros antes de llegar a los citados topes.

A parte de los dos sistemas anteriores, se dispondrá también de unas mordazas sobre el chasis de la grúa que permitan la inmovilización de la misma. Su colocación se realizará al finalizar la jornada, liberalizándose de ellas al principio de la jornada siguiente, solo cuando se prevea la traslación de la grúa.

Limitadores de esfuerzos

Estos limitadores se encargan de vigilar los valores de esfuerzos a los que queda sometida la grúa para los distintos estados de cargas, pudiendo ser de dos tipos:

  • Limitadores de par.
  • Limitadores de cargas.

En ambos casos, actúan bloqueando los movimientos de elevación de gancho arriba y avance del carro adelante, cuando se pretende:

-Trasladar una carga determinada a una distancia mayor de la correspondiente en el diagrama de cargas.
-Elevar en cualquier punto de la flecha una carga superior a la permitida por el diagrama de cargas.

Limitador de par o de momento

Las grúas han sido calculadas para soportar un par nominal o momento cuyo valor es constante a lo largo de toda la pluma. Este limitador de par o momento es un dispositivo que impide levantar o distribuir cargas que superen el momento nominal de la grúa y que puedan producir su vuelco. Interrumpe el movimiento de elevación y distribución de la carga en el sentido del avance de carro.

Limitador de carga máxima

Tanto la estructura resistente de la grúa como su mecanismo de elevación han sido dimensionados para soportar una carga máxima determinada, que no debe ser rebasada. El limitador de carga máxima es el dispositivo encargado de vigilar la premisa anterior, impidiendo que dicho esfuerzo sea sobrepasado.

Otros dispositivos de seguridad

A parte de los limitadores propiamente dichos, las grúas deben disponer de otra serie de elementos de protección adicionales que le permitan trabajar con mayor seguridad.

Limitadores de ángulos

Son limitadores que se instalan en las grúas de pluma abatible, desprovistas de carro, que logran el movimiento de distribución con la elevación o el descenso de la pluma. Estos dispositivos limitan el ángulo vertical de elevación para no exceder de la inclinación de la pluma.

Seguridad de rotura del cable del carro

Se trata de un dispositivo mecánico de suma importancia que impide el avance del carro en caso de rotura del cable de distribución. Consiste en una palanca o trinquete que al destensarse queda anclado a los perfiles de la base de la pluma.

Seguridad contra el viento. Anemómetros

La estabilidad de la grúa depende en gran medida del empuje que sobre ella ejerce la acción del viento, por ello, las hipótesis de cálculo señalan como prohibición absoluta la de trabajar con la máquina expuesta a vientos superiores a 72 km/h.

De esta forma, cuando una grúa vaya a instalarse en una zona donde puedan alcanzarse vientos por encima de la velocidad Iímite de servicio, es decir, 72 km/h, dispondrán obligatoriamente de un ANEMOMETRO capaz de medir dicha velocidad. Estos dispositivos emiten una señal acústica intermitente para una velocidad del viento de 50 Km/h y cambiar a continuo al llegar a los 70 Km/h.

Puesta en veleta de la grúa

La puesta en veleta de la grúa consiste en un dispositivo encargado de desbloquear el freno de orientación cuando la grua está fuera de servicio, permitiendo que gire libremente, oponiendo así la mínima resistencia al viento.

Seguridad en el gancho

El gancho de elevación dispondrá, obligatoriamente, de un pestillo de seguridad que facilite la entrada de eslingas y demás elementos auxiliares para la carga y los retenga de forma automática, evitando la salida involuntaria del gancho y provoque la caída de la carga.

Limitadores de presión hidráulica

Las grúas automáticas de montaje rápido (autodesplegables o automontantes) de accionamiento hidráulico, suelen incorporar una central hidráulica provistas de un conjunto de dispositivos de seguridad que aseguren la estabilidad de la grúa, en las fases de montaje y desmontaje ante un fallo en el circuito hidráulico, impidiendo su caída.

Protección eléctrica

  • Protección diferencial: Debe existir uno para la grúa e independiente de otras máquinas. Si la toma de tierra es buena, podrá tener una sensibilidad de 300 mA. Su función básica es cortar la corriente de alimentación a la grúa en presencia de corrientes de derivación en ella.
  • Puesta a tierra de las masas: Debe permitir derivar a tierra las corrientes de derivación que se puedan originar en la grúa. Este cable conductor de tierra, debe ir incorporado al cable de alimentación (acometida). Asimismo debe colocarse puesta a tierra en las vías (de forma independiente a la de la grúa).
Grua1.png


Elementos auxiliares

  • Equipo eléctrico: Cables, contactores, relés, etc.
  • Equipo mecánico (elementos para la transmisión mecánica del movimiento): Para la orientación, el elemento transmisor es la corona de giro (dentada y de acero laminado y normalizado).
  • Para la traslación del carro, su movimiento se logra mediante un tambor ranurado para que el arrastre se efectúe sin deslizamiento.
  • Para la elevación, el sistema de transmisión consiste en un cable metálico especial, antigiratorio, que sujeto en punta o pie de pluma, y a través de una serie de poleas, se enrolla en un tambor situado en el chasis de la grúa.

Auxiliares de seguridad

  • Contrapeso: Tiene por objeto lograr un par estable que contrarreste el par de vuelco. El contrapeso está situado siempre en el extremo de la contrapluma (o contraflecha).
  • Lastre: Se sitúa en la base de la grúa y tiene por objeto dar estabilidad a todo el conjunto de elementos que conforman la grúa. Al igual que el contrapeso, debe quedar garantizada su no disminución de peso y su adecuada fijación.
  • Arriostramientos, cuando por razón de su altura y por el régimen de vientos imperante en la zona, una grúa puede no ser ya, autoestable, se recurre a una serie de arriostramientos que pueden ser del tipo: vientos anclados en el suelo o amarres rígidos al edificio.

Elementos de acceso y trabajo

Por elementos de acceso y trabajo entendemos todas aquellas zonas por las que debe circular tanto el gruista como el personal de mantenimiento, puede incluirse aquí, por tanto: escala interior en torre (para acceder a cabina y/o a pluma y contrapluma) y zonas de paso en pluma y contrapluma. En el caso de la escala interior debe estar dotada de aros quitamiedos colocados cada metro (aconsejable) y con descansillos cada 9 m (dotados de barandillas y rodapiés) y piso sólido (aconsejable rejilla o chapa perforada).

En pluma y contrapluma deben instalarse cables fijadores de seguridad dotados de dispositivos que permitan circular con el cinturón de seguridad sin necesidad de desengancharlo en ningún punto del recorrido.

Elementos de apoyo

Como elementos de apoyo podemos considerar los siguientes: terreno, cimentaciones, vías, etc.

El terreno es el que recibe toda la carga, por tanto aún en el caso de buenos terrenos es aconsejable la construcción de una cimentación que garantice la estabilidad de la grúa.

Las cimentaciones podrán consistir en una base compacta de hormigón armado; dado, losa o cimentación independiente para cada vía, aunque en este caso es aconsejable unir ambos cimientos por traviesas de hormigón armado cada 6 m como máximo.

Los largueros y traviesas de madera son los elementos de apoyo intermedio entre la cimentación y los rieles, es evidente que su montaje, disposición y sistema de fijación debe ajustarse a las indicaciones del fabricante, y por último los rieles deberán cumplir los requisitos de transmisión de esfuerzos sin deformación permanente, así como los de paralelismo y nivelación tanto longitudinal como transversal indicadas por el fabricante.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
En cumplimiento de lo establecido en el RDL 13/2012, de 30 de marzo, Construmatica.com solicita su consentimiento para obtener datos anónimos de carácter estadístico sobre su navegación en nuestro sitio Web. Si Ud. continua navegando por el mismo entenderemos que acepta expresamente que instalemos cookies en su navegador.