Cabrestante Eléctrico. Seguridad

De Construpedia


Logo IFTEM.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias al IFTEM en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de IFTEM

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.



El cabrestante eléctrico, también llamado maquinillo de obra, es un aparato de elevación de emplazamiento fijo, bastante utilizado en pequeñas edificaciones por la sencillez de su montaje y desmontaje, así como por la facilidad de manejo.

En esencia, consiste en un trípode que soporta una carcasa, en la que van alojados un pequeño cabrestante y un motor con la reducción correspondiente, más los mandos de accionamiento. Solidaria con la carcasa dispone de una pequeña pluma, por la que discurre el cable de elevación con su correspondiente gancho.

Cabrestante.png


Su puesta en obra requiere la adopción de las siguientes normas:

  • La fijación del cabrestante se realizará con elementos no dañados al forjado, empleando tres puntos de anclaje que abarque tres viguetas.
  • El sistema de contrapeso estará totalmente prohibido
  • Dispondrá de una barandillas delanteras, con la finalidad de que el maquinista se encuentre protegido
  • El cable de alimentación estará en perfecto estado de conservación
  • Es necesaria una eficaz toma de tierra y disyuntor diferencial para eliminar el riesgo de electrocución
  • Los mecanismos estarán protegidos con los elementos que trae el fabricante
  • La carga admisible estará en lugar visible
  • El gancho estará provisto de aldaba de seguridad
  • Se revisará periódicamente el estado del cable.

Normas de seguridad

  • El maquinista se situará de forma que en todo momento vea la carga a lo largo de toda su trayectoria
  • El maquinista utilizara en todo momento el cinturón de seguridad
  • El lugar de enganche del cinturón será un punto fijo del edificio
  • El operario que recoge la carga deberá tener también cinturón de seguridad
  • El operario que engancha la carga deberá asegurarse de que queda bien asegurada
  • La elevación de la carga se realizará en recipientes adecuados


Al término de la jornada se pondrán los mandos a cero y no se dejaran cargas suspendidas. Aunque las cargas que eleva son pequeñas, su facilidad de montaje y manejo hace que se descuiden unas precauciones básicas, lo que genera accidentes graves.

Artículos Relacionados

Publicidad

NKE y Autodesk, BIM

Ayudamos a Arquitectos, Ingenieros, Constructoras y diseñadores a lograr mejores proyectos.



Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies