Estableciendo Prioridades. Energía en el Ámbito Local. El Papel de los Municipios

De Construpedia


Logo isf 1.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Ingenieros Sin Fronteras en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de Ingeniería Sin Fronteras
¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


En el marco del proyecto Energías Renovables y Oportunidades de Empleo, Energía+D, desarrollado a través del Programa URB-AL de la Comisión Europea en el período 2002-2004, en la Red número 4 del Programa La ciudad como promotora del desarrollo económico, se realizó un estudio diagnóstico en un conjunto de municipios de América Latina y Europa, analizando las necesidades y posibilidades de avanzar en la construcción de procesos locales orientados hacia el autoabastecimiento energético, las prioridades a abordar y las oportunidades derivadas.

Uno de los trabajos desarrollados consistió en priorizar los distintos ámbitos de actividad que de forma común se plantean en cualquier proceso local.

Fue desarrollado en Asunción (Paraguay) por el equipo de trabajo formado por la Fundación Celestina Pérez de Almada.

Se pretendía desarrollar un análisis de la ciudad dentro de un contexto energético exterior que permitiera conocer las oportunidades y las amenazas que ese contexto plantea al municipio, a la vez que conocer cuáles son las fortalezas y debilidades que presenta el aprovechamiento de los recursos con que cuenta el municipio.

Después de un profundo análisis de la realidad municipal y de su contexto se establecieron 8 categorías consideradas fundamentales, y se abordó el trabajo de jerarquizarlas a partir del análisis de las influencias entre ellas.

Las categorías consideradas son:

  • A) Recursos propios . Abundancia o escasez, disponibilidad en el municipio de unos u otros recursos

renovables.

  • B) Agentes sociales . Existencia de los agentes sociales e instituciones necesarias para impulsar

y desarrollar un programa energético municipal.

  • C) Sociedad civil . Sensibilidad social respecto al tema y facilidad de movilizarla; papel de la ciudadanía

en el desarrollo de los objetivos.

  • D) Políticas y estrategia . Formulación de políticas energéticas, existencia o ausencia de políticas

energéticas formuladas y definidas por los poderes públicos, incluyendo planes, programas coordinados y estudios prospectivos.

  • E) Capacitación / Formación / Información. Capital humano especializado en las áreas de energías renovables y eficiencia energética. En los niveles universitarios, en las ingenierías y arquitecturas y en los ámbitos de las ciencias naturales y ambientales, existencia de programas de estudios de la educación formal y laboral y difusión, así como mecanismos de difusión de esta información y conocimientos a la opinión pública.
  • F) Cooperación. Participación en redes de municipios para el intercambio de experiencias y la

construcción de complicidades.

  • G) Imagen del municipio. Es un elemento cada vez más estratégico para la captación empresas,

e incluso para atraer la cooperación internacional. Son factores influyentes la seguridad jurídica, la formalidad o informalidad de los agentes y las reglas de juego que tienen que ver con la fiscalidad y la legislación.

  • H) Modelo de consumo. Barreras culturales y legales que pueden bloquear cualquier intento de cambio.

Elaboración de la Matriz de Influencias

Consideradas esas ocho categorías se procedió a elaborar la matriz de influencias entre ellas a partir de dos preguntas:

¿Existe una influencia directa de una categoría sobre las demás?,

¿Esta influencia es intensa, media o débil?.

El valor esencial de este ejercicio reside en haberlo realizado con la participación de representantes de las instituciones y sectores relevantes, entre los que se encontraban el gobierno central, gobierno municipal, centros de investigación, academia, sociedad civil, empresas y los coordinadores del proyecto.

Para la interpretación de estos resultados se sitúan los ocho factores sobre una gráfica, dividida en cuatro cuadrantes que los clasifica en críticos, activos, pasivos e inertes.

Factor activo:

Es aquel que influye mucho sobre los demás factores sin sufrir en demasía los efectos del resto (total activo alto y total pasivo bajo). Se debe intervenir con prioridad sobre estos factores puesto que tienen efectos importantes sobre los demás.

Factor crítico:

Es el que influye mucho sobre los demás, a la vez que sufre mucho sus efectos (total activo alto y total pasivo alto). Deben ser objeto de un análisis y seguimiento muy especial; son factores de alto riesgo, pero también de grandes oportunidades de desarrollo.

Factor pasivo:

Se define como el que sufre mucho los efectos de los demás, pero sin influir mucho sobre ellos (total activo bajo y total pasivo alto). Pueden ser utilizados como indicadores de cambio.

Factor inerte:

Este factor sufre poco los efectos de los demás e influye poco sobre los demás (total activo bajo y total pasivo bajo). Cualquier intervención sobre ellos no generará mayor efecto sobre el conjunto del desarrollo.

Figura 3. Sistema axial

Fuente: proyecto Energías renovables y Oportunidades de Empleo.

Figura 3 Sistema axial.JPG

El estudio indica que la capacitación y la construcción de políticas locales deberían convertirse en las actividades de interés prioritario, pues son las de mayor repercusión sobre las demás, al tiempo que las más influenciadas.

La cooperación intermunicipal e internacional se presenta también como un factor crítico del proceso, con una poderosa capacidad de influencia sobre los demás factores y, a su vez, resultado de cómo se influya sobre el conjunto.

El modelo de consumo y la organización social se manifiestan como un poderoso motor del conjunto, con una alta capacidad de influencia sobre los demás, pero no fácilmente influenciables. Las mejoras que se produzcan en esos ámbitos tendrán un carácter multiplicador, reforzando el proceso y dándole estabilidad.

Por otra parte, observamos que la existencia de agentes sociales, instituciones educativas o de gestión necesita que los otros factores influyan sobre ellas para tener un efecto positivo sobre el proceso local, siendo una oportunidad que debe de ser aprovechada.

La imagen del municipio aparece como un elemento pasivo, lo que significa que los esfuerzos y recursos que se destinen a ese fin de forma directa tendrán poca influencia sobre el proceso.

La disponibilidad de recursos podría parecer comportarse como un elemento motor pero, en cambio, aparece como un elemento inerte, lo que significa que es poco determinante en la construcción del proceso y que recibe pocas influencias de el, lo que por otra parte resulta razonable.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies