Referencias Energéticas de Ámbito Estatal

De Construpedia


Logo isf 1.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Ingenieros Sin Fronteras en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de Ingeniería Sin Fronteras
¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


Como fuente de información de referencia, además de las propias experiencias municipales, es necesario tomar como referencia la planificación y las propuestas energéticas desarrolladas en los ámbitos regionales y estatales.

En diciembre de 1999 fue aprobado el Plan de Fomento de las Energías Renovables para el período 2000-2010, y en noviembre de 2003, la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética para el período 2004-2012.

Se trata de dos documentos de importancia relevante en cuanto a la concreción de las potencialidades de las diferentes tecnologías y en cuanto a las financiaciones destinadas a su aprovechamiento.

Contenido

Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética

Fig 1 Ahorro energético total en 2002.JPG

Abordaremos sólo a algunos aspectos de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética, la cual se complementa con los Programas de Desarrollo que tratan las medidas a desarrollar en los diferentes sectores económicos:


  • industria,
  • transporte,
  • transformación de energía,
  • agricultura y
  • usos diversos, (sector que en particular nos interesa destacar porque engloba las medidas dirigidas al sector residencial, terciario y a los servicios públicos).


La Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética se compone de 186 medidas de las que se desprende un ahorro energético esperado en el 2012 de 9.825 ktep, lo que equivale a un 7,2% del consumo final previsto (aún cumpliendo con ese objetivo, la previsión de crecimiento en el consumo final es de un 39,6%), el 24% del cual se producirá en el sector edificación y servicios.


El ahorro acumulado durante el período 2004-2012 se eleva a 41.989 ktep en energía final, lo que equivale a 69.950 ktep en energía primaria.

Gráfico viviendas según tipo de calefacción.JPG

La inversión prevista en el plan es de 26.108 M€, de los que un 10% aproximadamente es inversión pública.

Los ahorros económicos derivados de la aplicación de la Estrategia superan el 50% del coste estimado de las medidas propuestas; considerando el precio del barril de petróleo a 25 $/barril, se prevé que transcurridos cinco años desde el fin de la Estrategia, los ahorros obtenidos hayan amortizado por completo el coste de la inversión.

El ahorro energético predicho supone una reducción de emisiones de 42 MtCO2/año, que valoradas a un precio medio de 21,5 €/tCO2 (considerando una orquilla del precio de las emisiones entre 11-32 €/tCO2), equivaldría a un beneficio de 903 millones de euros anuales.

Dentro de la Estrategia en el sector edificación se incluye la edificación en los sectores residencial y terciario, incorporando este último las construcciones destinadas a oficinas, hospitales, comercio, restaurantes y alojamientos, y educación.

En la estrategia dirigida al sector edificación solo se consideran los consumos correspondientes a instalaciones fijas de los edificios; es decir, calefacción, climatización, producción de agua caliente sanitaria e iluminación.

El consumo energético de los ámbitos descritos equivale al 16% del uso global de energía.

Por tratarse de ámbitos estructurales o semi-estructurales, con una larga duración prevista, las intervenciones suelen ser costosas y con largos períodos de recuperación. Sin embargo, es un campo de grandes potencialidades en las fases de diseño y construcción de los edificios.

En el sector residencial, los consumos considerados se destinan: a calefacción el 63%, el 27% a agua caliente y el 10% a iluminación; la climatización es poco significativa de momento. En el sector terciario, el 51% de la energía está destinado a usos térmicos, el 22% a aire acondicionado y el 26% es consumo de electricidad para usos no térmicos.

Las medidas propuestas en este sector permitirían alcanzar una reducción del consumo de un 7,5% respecto al escenario base. Aún así persistiría una tendencia de crecimiento de la demanda de un 4,2% anual.

Las medidas propuestas se clasifican en:

1. Destinadas a edificios existentes y

2. Reservadas a nuevas construcciones.

1. Edificios Existentes

En el caso de edificios existentes, las medidas se dirigen en primer lugar a actuaciones en las envolventes de los edificios, esencialmente mediante la mejora del nivel de aislamiento e infiltración en ventanas y de los edificios en general, o el sobreado de las ventanas en verano. Se prevé que este tipo de actuación afecte al 5% de los edificios existentes.

La segunda línea de intervención se refiere a intervención sobre las instalaciones térmicas, calderas y grupos de frío; se prevé actuar sobre el 50% de los equipos existentes.

En tercer lugar se actuará sobre los sistemas de iluminación: deben ser sustituidas 19 millones de lámparas incandescentes de uso doméstico y se ha de actuar sobre los sistemas de iluminación del 25% de los edificios destinados a servicios en el sector terciario.

2. Nuevas construcciones o edificios rehabilitados

En el caso de edificios nuevos o rehabilitados, las intervenciones se dirigen en primer lugar a la limitación de la demanda mediante la mejora de los niveles de aislamiento en los cerramientos de los edificios, sobre todo en ventanas, la rotura de puentes térmicos, el sombreado de ventanas y la orientación óptima de los edificios.

En segundo lugar, se trata de utilizar la demanda energética como variable de diseño, la utilización de los sistemas térmicos más eficientes y el aprovechamiento, mediante una adecuada ventilación, de las diferencias de gradientes térmicos entre dentro y fuera de los edificios.

En tercer lugar, se optimizará el uso de la luz natural, utilizando sistemas de control que adecúen el uso de la iluminación al de los espacios y empleando las tecnologías de iluminación más eficientes.

La Estrategia de Ahorro y Eficiencia engloba dentro del sector de equipamiento residencial y ofimática los consumos que corresponden a equipamientos del sector residencial y terciario, e no considerados en el sector edificación, que, como hemos dicho, tiene un carácter estructural. Este sector incluye esencialmente los electrodomésticos (gama blanca, gama marrón y pequeño electrodoméstico), la climatización doméstica (equipos de hasta 12 kW de potencia), las cocinas y hornos, y el equipamiento ofimático en general (tanto en el sector doméstico como en el resto de sectores).

Evolución del equipamiento en hogares españoles

Fuente: Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética para el período 2004-2012.

Equipamiento 1991 1995 2001
Frigorífico 98,6 99,2 99,6
Lavadora 05,0 98,0 98,4
Lavavajillas 6,8 13,4 22,0
Congelador independiente 6,4 11,0 12,5
Secadora de ropa 3,6 6,6 9,3
Microondas 5,2 26,7 58,1
Aspiradora 22,9 37,1 47,6

El consumo de los equipamientos corresponde casi en su totalidad a consumos eléctricos y equivale al 15% del consumo eléctrico estatal.

Existe un incremento notable en la incorporación de nuevos electrodomésticos en los hogares.

Es generalizado el uso de lavadora, cocina y frigorífico, y la tendencia esla incorporación masiva de microondas, aspiradoras y lavavajillas; también es notable el incremento de las secadoras. Hay 1,4 televisores por hogar, video en el 70%, y los ordenadores están presentes en una tercera parte de ellos, en fase de fuerte expansión, creciendo a más de un 13% anual.

Los objetivos de la Estrategia en este sector se centran en aumentar el porcentaje de tecnologías altamente eficientes disponibles en el marcado, mejorar la información sobre la utilización de las tecnologías disponibles, y alcanzar una cuota de mercado de los electrodomésticos de clase A de un 40% para el 2012, lo que significaría que el 25% de los electrodomésticos vendidos en el período 2004-2012 deberían ser de esa clase.

Las medidas a desarrollar se agrupan en cuatro ámbitos:

1. Sustitución de equipamientos a través del desarrollo normativo y la promoción de los equipos de alta eficiencia;

2. Campañas de formación dirigidas esencialmente a vendedores y la incorporación del consumo como argumento de venta;

3. Desarrollo de campañas informativas sobre etiquetado ecológico desde los propios puntos de venta, acuerdos con fabricantes para que aumenten la cuota de mercado de los electrodomésticos de clase A y acuerdos con los sectores inmobiliarios para que los equipamientos instalados sean de la máxima calidad y la eficiencia energética sea un argumento de mercado;

4. Actuaciones ejemplificantes desde las propias Administraciones públicas, tanto en la adquisición de equipos como en su uso.

En el sector de los servicios públicos, la Estrategia contempla solo las instalaciones de alumbrado público y las relacionadas con la potabilización de agua, el abastecimiento y la depuración. Las medidas dirigidas a este sector consisten básicamente en la sustitución de lámparas y equipos auxiliares en el alumbrado público, la instalación de sistemas de regulación de nivel luminoso y la instalación de relojes astronómicos, la sustitución de las lámparas convencionales por tecnología LED en semáforos, el control óptimo de los sistemas de depuración y aprovechamiento del biogás generado.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies