Características de un Apantallamiento Efectivo. Apantallamiento en Diversas Orientaciones. Evaluación de Soluciones Básicas en la Arquitectura de Viviendas

-

De Construpedia

LogoInno2.jpg Nota: Este artículo ha sido creado gracias a InnoCons en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de InnoCons

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © InnoCons


El aprovechamiento pasivo en nuestro clima consiste en permitir el máximo asoleo en invierno e impedirlo asimismo al máximo en verano. Cuando más cerca se esté de lograr ambas cosas mejor será el rendimiento energético de las viviendas.

Existen soluciones que dificultan el paso del sol en verano a costa de hacerlo también en invierno. La clave de los planteamientos bioclimáticos efectivos consiste en lograr ambas cosas por separado sin que una influya negativamente sobre la otra.

La definición de los apantallamientos tiene además una gran importancia formal en la composición de las fachadas, lo que los convierte en uno de los elementos de mayor interés y más difíciles de resolver de un proyecto arquitectónico.

Para acercarse a la problemática de su diseño se ha hecho una selección de sus características principales.

Características principales del apantallamiento

- Debe permitir el asoleo en invierno y evitarlo en verano. Salvo en la orientación sur en que el apantallamiento idóneo es horizontal y permanente, en el resto de orientaciones deberá ser móvil. Muchas segundas pieles de las fachadas actuales actúan como celosías sin diferenciar invierno y verano.

- Debe filtrar toda la radiación solar cuando proyecte sombra sobre las aberturas. Un ejemplo de lo contrario son los vidrios provistos de barreras térmicas que aunque pueden reflejar una parte importante de la radiación no logran impedirla.

- Debe tener en cuenta la altura y el acimut o recorrido horizontal del sol para que sea eficaz durante todas las horas de asoleo en verano.

- Debe situarse por la cara exterior de las aberturas. Si se sitúa por el interior de los vidrios no impedirá el efecto invernadero, salvo que se tengan los vidrios abiertos. Es el caso de las cortinas interiores que en nuestro clima no deben considerarse un apantallamiento adecuado.

- No debe oscurecer obligadamente la estancia que protege. Un ejemplo negativo es el de las persianas enrollables, con la excepción de las de lamas orientables. Es más conveniente conseguir el oscurecimiento mediante cortinas opacas por el interior y liberar de esta misión al apantallamiento exterior. No debe cumplir otras funciones que puedan disminuir su eficacia o resultar incompatibles con la función solar, como por ejemplo las de seguridad.

- En orientaciones a levante y poniente su funcionamiento debe ser automático, es decir no debe requerir manipulación manual, con la posible salvedad de las viviendas con presencia permanente de sus ocupantes. Es muy fácil que la manipulación manual no se llegue a producir o que no tenga continuidad.

- Como alternativa ocasional debe permitir el funcionamiento manual que no debe ser engorroso.

- El apantallamiento debe estar realizado con materiales poco conductores y en lo posible de baja absortividad. Si la cara sombreada de un apantallamiento se calienta se convierte en un foco emisor que irradia calor hacia el interior de la vivienda aumentando la carga de refrigeración y, caso de no disponer de ésta, calentando el interior de la vivienda.

- El uso de colores claros por la cara soleada aumenta la reflexión y reduce su calentamiento.

Necesidad de automatizar el apantallamiento

Como se ha indicado, una de las mayores dificultades para que un apantallamiento sea eficaz es su operatividad.

¿Debe dejarse que lo operen los usuarios o debe suplirse ese cometido?

La respuesta es clara: la motorización de los apantallamientos, asociada a un programa que tenga en cuenta las variables adecuadas, va a ser, en la mayoría de casos, la mejor opción.

Un programa de este tipo debe considerar como mínimo las funciones fijas o históricas: temperatura asociada, orientación de la fachada, azimut y altura solar a lo largo de cada día.

Además de lo anterior es conveniente que la automatización tenga las características siguientes:

  • Ser desconectable por los usuarios.
  • Poderse programar cada vivienda de forma independiente para adaptarse a las necesidades particulares.
  • Como mejora a las funciones fijas o históricas, obedecer a sondas que consideren la temperatura real exterior, la disminución de luz en días nublados y la intensidad del viento si se instalan apantallamientos textiles.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies