Estás en Construmática » Construpedia

Piedra en Interiores

De Construpedia

Como material para acabado de interiores, la piedra posee como características destacadas durabilidad, peso y presencia. Los ambientes con paredes o suelos de piedra integran la estructura con la superficie dando imagen de solidez y poder.

La piedra parece un material inmutable y posee una gran resistencia, lo que ha llevado a que con ella se construyan la mayoría de los edificios religiosos como pirámides, templos y catedrales.

Como cualquier material natural está sujeta al desgaste y a los efectos del paso del tiempo. A diferencia de otros materiales este proceso tiene lugar a muy largo plazo. Para un buen mantenimiento se requiere -según el tipo de piedra- sellado y limpieza con disolventes o jabones especiales.

Ofrece una variedad de colores y superficies sorprendente: tonos negros, azules, púrpura, verde, rojo; texturas lisas, afiladas, arrugadas; acabados estriados, salpicados, vetados, cristalinos. Cada tipo de piedra posee diferentes características en cuanto a porosidad, resistencia al desgaste y textura. La elección dependerá del uso que se le quiera dar.

En interiores, lo más habitual es su utilización en suelos ( escaleras, pavimentos ), aunque también como revestimiento para paredes, chimeneas, encimeras en las cocinas, bañeras y lavamanos.

En función del tipo de piedra, su precio varía, pero en comparación con otros materiales suele ser un material caro, así como también la instalación.

Contenido

Tipos de Piedra

  • Granito en Interiores

En el ámbito doméstico puede utilizarse en distintas dimensiones y grosores. Para suelos, revestimientos de paredes, superficies de trabajo o encimeras.

Los bloques individuales o adoquines de textura rugosa se utilizan frecuentemente en suelos al aire libre. La opción del granito en baldosas es más conveniente que en losas, debido al elevado costo de estas últimas.

El color del granito es definido por sus elementos constitutivos. Éstos pueden ser blanquecinos, rosáceos, grises o ligeramente azulados, así como también oscuros, casi negros. Su aspecto moteado y cristalino se debe a la presencia de feldespato, mica y cuarzo: el primero aporta los colores rosado, gris y rojo, mientras que la mica es responsable del brillo.

El veteado relativamente regular de la piedra puede resultar abrumador empleado en espacios grandes. En superficies pequeñas y en colores intensos sirve para producir un contrapunto interesante en cualquier espacio interior.


  • Mármol en Interiores

Es un material incomparable en lo que hace a su traslúcida belleza.

Está presente en la mayoría de las cadenas montañosas del mundo, pero el mejor procede de Italia. Es un material caro, aunque los avances tecnológicos han permitido obtener losas de mármol más económicas, finas y ligeras, las cuales son utilizadas para suelos -acabado áspero- y revestimientos -acabado pulido-. Es un material que puede pulirse en profundidad.

El mármol puro es casi blanco. Las impurezas que contiene hacen que su color varíe entre el rosa, el verde, el rojo, el marrón, el dorado y el negro. Normalmente posee vetas, líneas o un suave efecto nublado que otorga a la piedra profundidad y apariencia traslúcida.

Durante siglos fue símbolo de lujo: actualmente su opulencia abrumadora no combina del todo en ambientes sencillos y contemporáneos y las imitaciones en laminados plásticos, vinilos y linóleo han contribuido a degradar su valor estético.


  • Pizarra en Interiores

La pizarra es una de las piedras más versátiles que se utilizan en la construcción: es casi la única que puede partirse en finas láminas. Es resistente a los esfuerzos laterales, con el apoyo adecuado, rara vez se agrieta. Disponible en tonos casi sólidos y dibujos moteados o veteados, su aspecto es resbaladizo y húmedo, en parte debido a su alto contenido en mica.

Es dura, resistente e impermeable. Más barata que el granito, el mármol y la piedra caliza.

Su color varía entre el gris azulado y el verde grisáceo, junto con el negro carbón. Su acabado puede ser liso y uniforme o bien aserrado, de apariencia "rústica", superficie irregular y grietas poco profundas.


  • Caliza en Interiores

Es un material duro, no poroso, muy adecuado para el revestimiento de suelos.

Elegante y moderna, la mayoría de las calizas se encuentran en tonos claros que abarcan desde el blanco hueso hasta el tostado y el gris claro.

Casi todas presentan algún tipo de sutil veteado en forma de puntos, vetas, o manchas moteadas.

Una de sus características más atractivas es la presencia de conchas fosilizadas o restos de antiguos depósitos marinos.


  • Arenisca en Interiores

La piedra arenisca es más dura y resistente al desgaste que la piedra caliza.

Arenosa en su apariencia y textura, se encuentra en tonos de beige claro hasta el marrón rojizo intenso, aunque también existen variedades grises.

Resulta apropiada para uso al aire libre, especialmente en jardines.

Los formatos más utilizados son los de pequeñas losas y adoquines.

no estoy de acuerdo con que el marmol italiano es el mejor http://www.construmatica.com/construpedia/Piedra_en_Interiores si haceis mencion al famoso carrara mejor en que sentido, practico para la construccion?yo diria que es todo lo contrario, es un material que en exterior no es nada recomendable, para interior si, sin embargo si hablamos del marmol blanco macael, aqui si que hablamos de marmol autentico, casi imperecedero (la alhambra de granada), tanto para exterior como interior, en fachadas,solados,aplacados, pulido, abujardado,envejecido... saludos

Formatos de Piedra

  • Baldosas

Las baldosas son adecuadas para suelos y revestimientos.

Hoy en día, gracias a los procesos de mecanización, pueden obtenerse baldosas finas, ligeras y de dimensiones uniformes, lo cual permite su instalación de manera fácil, sin juntas.

Por otra parte la piedra trabajada a mano resulta adecuada para ambientes rústicos.

En espacios grandes son más adecuadas las baldosas grandes, ya que reafirman la sensación de monumentalidad; en cambio en espacios recogidos lucen mejor los tamaños pequeños.



  • Guijarros

Las piedras que conforman suelos de guijarros suelen se el granito, el cuarzo y la caliza.

Se utilizan en zonas exteriores como senderos o bordes.

Es muy efectivo efectuar un contraste visual de color utilizando piedras de diferente forma, color y tamaño.



  • Adoquines

Son bloques pequeños y de textura irregular. De granito o arenisca, son usualmente empleados al aire libre, aunque también pueden utilizarse en interiores, especialmente cuando se necesitan superficies resistentes.

Acabados de Piedra

  • Abujardado

Es uno de los acabados más tradicionales. Se aplica golpeando repetidas veces con una bujarda que va punteando la superficie hasta dejarla con la textura deseada. Proporciona una superficie rugosa y homogénea, con pequeños cráteres uniformemente repartidos. Se puede aplicar en granitos, mármoles, calizas y areniscas.

  • Apomazado

Desdibuja y suaviza los bordes de la piedra. Proporciona un superficie similar a la del pulido, pero sin brillo. Es un acabado que se aplica en piedras compactas, con un grado mínimo de dureza. Es aplicable a todas las piedras.

Se aplica en todas las piedras. Se trata de una especie de abujardado, ya que las características de los dos procesos son muy similares, sólo que varía el método utilizado.

  • Flameado

Es un acabado exclusivo del granito, que proporciona a la piedra una superficie rústica y rugosa.

  • Mate

Textura lisa, no brillante, ideal para evitar los resbalones en la piedra destinada para suelos.

  • Piedra envejecida

Acabado antiguo que realza el color e imita el desgaste y suavidad original de una piedra antigua auténtica.

  • Pulido

Con el pulido se obtiene una superficie lisa y brillante y se otorga a la piedra mayor resistencia al ataque de agentes externos. Se aplica principalmente en mármoles y granitos.

  • Serrado

Deja la superficie lisa, muy porosa y rugosa al tacto: la piedra queda mate, de color blancuzco y arañada por la huella de la herramienta.

Aplicaciones

  • Acabados

Los acabados en piedra transmiten sensación de durabilidad y solidez. Son adecuados para zonas de uso intenso, tales como pasillos y también en zonas húmedas: cocinas, cuartos de baño, etc. También en salones contemporáneos, donde es conveniente un acabado rugoso para evitar resbalones.

Un suelo de piedra puede dar una imagen moderna y clásica al mismo tiempo, además de elegante y rústica, que dependerá del tipo y formato de la piedra elegida. Es posible lograr efectos interesantes combinando piezas de distinto formato y color.

La piedra requiere un soporte resistente y una base seca y uniforme. Cualquier movimiento o flexión producirá grietas o roturas. Puede instalarse sobre un lecho de arena y cemento o bien con cola. Es necesario incorporar juntas que absorban las posibles dilataciones, cambios de humedad o movimientos del suelo. Se recomienda que esta junta se realice cada 2 m2 y que tenga entre 6 mm y 1 cm de anchura. Entre las baldosas el grosor dependerá de la piedra, pero puede considerarse adecuada una junta de entre 2 y 3 mm. Las piedras irregulares, rústicas o texturadas requieren una junta de 1 cm de grosor.

  • Escaleras

La mejor elección es la pizarra, ya que tiene resistencia lateral incluso en secciones finas. El granito y la piedra caliza requieren una estructura de soporte y ser utilizados en secciones de aproximadamente 3 cm.

  • Superficies de trabajo

La elección de la piedra dependerá del uso que se le quiera dar; las piedras porosas, como la caliza pueden sufrir manchas o arañazos. Las duras y densas como granito o pizarra El mármol y el granito son muy utilizados para encimeras, debido a su uniformidad y facilidad de limpieza y mantenimiento, aunque conviene tener cuidado en colocar objetos calientes ya que la piedra podría resquebrajarse.

La piedra para superficies empotradas se suministra en forma de losa, en grosores que van desde 2,5 a 5 cm. Requiere de un apoyo resistente para soportar el peso del material.

  • Elementos ornamentales

Puede utilizarse la piedra para crear puntos focales o elementos decorativos que brinden un toque original a los interiores. Es frecuente encontrar bañeras, lavamanos o fuentes de este material. También molduras, zócalos decorativos, bocas de chimenea, frisos o marcos de espejos.

Cuidados y Mantenimiento

El sellado proporciona una barrera contra la suciedad y prolonga la calidad del acabado. Es especialmente importante en el caso de la piedra caliza y la arenisca por su porosidad y facilidad de generar manchas.

En el caso de los suelos de piedra debe eliminarse con frecuencia el polvo mediante fregado con agua y detergente neutro.Las superficies rugosas requieren un mantenimiento más intenso.

Algunos tipos de ácidos, tales como vino, zumo de limón, cola o vinagre decoloran la piedra. También los aceites y ceras para pulir deben evitarse y en caso de contacto se limpiarán estas manchas en forma inmediata.

Artículos Relacionados

Enlaces Externos

¡Pide tu presupuesto Gratis!