Estás en Construmática » Construpedia

Cómo Funcionan los Sistemas de Rociadores Automáticos

De Construpedia

Logo Tecnifuego.JPG Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Tecnifuego en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de Tecnifuego
¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.



Contenido

Sistemas de rociadores automáticos

Los sistemas de rociadores automáticos desempeñan simultáneamente dos funciones con idéntica eficacia: detección y extinción de incendios.

¿Qué debemos tener en cuenta para que una instalación de rociadores automáticos funcione correctamente?

  • El diseño del sistema y su ejecución deben realizarse siguiendo los criterios fijados por la normativa en vigor para el riesgo a proteger
  • Los distintos componentes de la instalación se deben someter a los protocolos de mantenimiento indicados por los fabricantes y señalados en la normativa aplicable en cada caso.


Las personas que ocupan edificios protegidos con rociadores automáticos deben ser conscientes de ello y estar instruidas para la evacuación ordenada en caso de incendio. Los sistemas se activarán automáticamente para controlar el fuego.

La vida útil de los rociadores automáticos depende, en gran medida, de las condiciones ambientales a las que se encuentran sometidos. No obstante, basándose en la experiencia acumulada durante más de 100 años, la normativa indica que se deben realizaar pruebas en muestras de rociadores instalados con una antigüedad de:

  • 50 años, si son del tipo estándar
  • 20 años, si son de respuesta rápida
  • 5 años, si son de alta temperatura

Secuencia de funcionamiento de un rociador automático

  • En estado de reposo

Rocia1.png

  • El calor generado por el fuego incipiente hace estallar la ampolla de cierre

Rocia2.png

  • El agua se descarga sobre el incendio

Rocia3.png


Las estadísticas revelan que con la sola activación de ocho rociadores el fuego queda controlado.

Confié sólo en especialistas para el diseño, instalación y mantenimiento de su sistema de rociadores automáticos.

Cómo asegurarse de que su sistema de rociadores automático está operativo

  • Encargando a una empresa especializada el mantenimiento, para que:
Efectúe las pruebas operativas necesarias
Verifique el funcionamiento de los dispositivos de alarma y su posible conexión a centros de control
Sustituya aquellos rociadores que hayan sido golpeados, pintados, o que muestren signos de corrosión o cualquier otro daño.
  • Adecuando la instalación a las características reales de utilización del edificio: redistribución de oficinas, cambio de uso en almacenes o áreas de producción, etc.

Qué tiempo de vida podemos asociar a un rociador automático

Esta es una pregunta que generalmente no se plantea entre los especialistas.

Se suele requerir que se reemplacen todos los rociadores en instalaciones realizadas antes de 1920. En instalaciones con 75 años de antigüedad se aconseja que se desmonte un 1 % de los rociadores instalados, y se efectúen pruebas de funcionamiento con ellos. En caso de que el resultado sea positivo, se deben repetir las pruebas cada 5 años.

Una instalación de rociadores actual se puede asociar a la vida útil del edificio.

Qué ocurre cuando un sistema de rociadores no está operativo

Los sistemas de rociadores automáticos tienen como objeto la protección de vidas y bienes. Para que cumplan su función hay que asegurarse de que se realizan las labores de supervisión y mantenimiento necesarias con objeto de que, en caso de incendio, esté garantizado su correcto funcionamiento.

Una válvula de seccionamiento cerrada temporalmente para efectuar una labor de mantenimiento (y que se dejó así por descuido); un rociador pintado durante la última rehabilitación del edificio; o un grupo de bombeo temporalmente fuera de servicio, pueden tener consecuencias catastróficas.

El diseño y ejecución de la instalación debe cumplir con las normativas existentes para el edificio que se desea proteger.

Si se cumplen los requisitos de inspección y mantenimiento indicados por los fabricantes y por la normativa correspondiente, los sistemas de rociadores automáticos no tienen fecha de caducidad. Son la mejor garantía de seguridad para la vida de los suyos.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
¡Pide tu presupuesto Gratis!