Renovaciones de Aire

De Construpedia


El Código Técnico de la Edificación CTE-HS de Salubridad determina para las viviendas una renovación continua del aire interior calculada en base al número de habitantes previsto, a la superficie de las cocinas y al número de baños o aseos.

El resultado de este cálculo se aproxima a renovar cada hora el volumen de aire de la vivienda.

En este estudio se toma este último valor como referencia para cumplir la exigencia del CTE.

La tabla siguiente muestra la variación en la demanda de calefacción que se produce en función de cual sea el volumen de renovaciones hora.

Las viviendas de la muestra son las dos viviendas de referencia orientadas a sur. La carga térmica considera el pleno aprovechamiento solar en invierno.

Demanda calefaccion en vivienda al sur compara renovaciones de aire diversas.JPG

Nota

Debe tenerse en cuenta que el gráfico supone la aportación solar. Si no existiese esta aportación solar, la demanda correspondiente a la columna de 1 renovación / hora sería mayor, con un valor, prácticamente idéntico para ambos tipos de vivienda, entorno a 35 kWh / año m2. Para los otros casos que aparecen en el gráfico se produciría, asimismo, un incremento de proporción semejante.

Comentarios

La renovación ambiental con aire exterior que establece el CTE para las viviendas se traduce en un aumento muy significativo de la demanda de calefacción, de forma que, en muchas ocasiones, los consumos energéticos adicionales por este concepto superan ampliamente los consumos resultantes del balance térmico básico de las viviendas.

Si se disminuye la renovación a la mitad de la de referencia, que es de una renovación/hora, y se considera la aportación solar, la demanda térmica de calefacción para la vivienda pasante, disminuye hasta quedar en una tercera parte. Para la vivienda con una sola fachada esa disminución hace que, atendiendo a los valores medios de cada periodo, no requiera calefacción.

El incremento del consumo térmico para calefacción que supone la ventilación introducida por el CTE es, para la vivienda de referencia, de 17 kWh / año m2, cifra algo mayor que la de la propia demanda básica cuando no se considera la aportación solar, es decir, el incremento, debido a la renovación, dobla la demanda.

El aumento de la demanda de calefacción es tan importante que abre dudas acerca de si la renovación de aire, que el CTE refiere como caudal mínimo exigido, es adecuada en los términos en que está prescrita, especialmente en la medida en que anula los esfuerzos para limitar el consumo energético y de emisiones, que es un objetivo prioritario de la Certificación Energética, y retrae los consumos a los niveles existentes hace más de 40 años cuando el aislamiento de las viviendas era muy inferior al actual.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies