Reglas Generales de Ejecución de Muros con Bloque Termoarcilla

De Construpedia

Hispalyt logo.jpg Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Hispaliyt - Asociación Española de Fabricantes de Ladrillos y Tejas de Arcilla Cocida.) en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de Hispalyt

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.



Contenido

Ejecución de los muros con bloque Termoarcilla

En este apartado se pretende mostrar las operaciones necesarias para la ejecución de una fábrica de bloques Termoarcilla.

La forma de ejecutar los muros con bloques Termoarcilla es de una gran sencillez, gracias a las características del mismo.

Los bloques Termoarcilla permiten su manejo de forma cómoda y controlada por parte de los operarios, haciendo uso de ambas manos y de las perforaciones especiales que el bloque tiene para tal fin en su tabla.

Forma de agarre de los bloques Termoarcilla


Humedecimiento de los bloques

Por la propia naturaleza del material cerámico es recomendable humedecerlo antes de su puesta en obra, debido a su capacidad de succión.

Si no se mojan los bloques antes de su colocación, corremos el riesgo de que al aplicar el mortero de las juntas horizontales, parte del agua que hemos añadido para el amasado sea succionada por el bloque, deshidratando el mortero y penalizando sus características mecánicas y de adherencia con la cerámica.

Podría pensarse que otra opción para que esto no ocurra, sería añadir más agua de la necesaria para el amasado del mortero, previendo que parte de este agua será absorbida por los bloques. Pero esta solución no es recomendable, pues se corre el riesgo de que el agua sobrante escurra por las juntas y se produzcan retracciones de fraguado que provoquen fisuras, penalizando la estanqueidad del muro.

Por este motivo, la forma de no disminuir la resistencia mecánica del muro es mojar los bloques antes de colocarlos, tanto en verano como en invierno.

Se podrán mojar uno a uno, antes de colocarlos en la hilada, o mediante una manguera regando el palet completo de bloques Termoarcilla.

El grado de humedecimiento de cada tipo de bloque depende de su valor de succión, debiendo hacerse en mayor medida en bloques de color claro.

Humedecer los bloques Termoarcilla antes de su colocación


Ejecución de las juntas horizontales de mortero

Cama de mortero sobre el forjado para nivelar

La cama de mortero continua para colocar la primera hilada de bloques, podrá tener un espesor mayor que el resto de los tendeles, con el fin de compensar las irregularidades del nivel del forjado. Con ello se conseguirá que la primera hilada sea perfectamente horizontal, lo que es necesario para que las hiladas sucesivas también lo sean. Esta cama de mortero continua, constituye un puente térmico, pero no tiene importancia ya que el solado evitará la conexión entre el interior y el exterior, al quedar por encima de dicha junta.

Cama de mortero continua sobre el forjado para nivelar


Ejecución de las juntas horizontales

Sobre el mortero, los bloques humedecidos se colocarán verticalmente, y se golpearán con una maza de goma, para conseguir que el mortero penetre perfectamente en las perforaciones de los bloques. Esta operación es necesaria para conseguir el perfecto cosido de la fábrica.

El grueso de la capa de mortero antes de colocar los bloques será de unos 3 cm.

Finalmente, al colocar los bloques, debe quedar un tendel de mortero de 1 a 1,5 cm. Es decir, la diferencia hasta los 3 cm de mortero colocado debe penetrar en las perforaciones de los bloques.

Extender una capa de mortero de unos 3 cm de espesor, para que al apoyar los bloques superiores el tendel tenga de 1 a 1,5 cm. de espesor


Un error muy grave sería colocar una cama de mortero de 1,5 cm, y colocar los bloques Termoarcilla sin ejercer ninguna presión. De esta forma quedará visible un tendel de mortero entre 1 y 1,5 cm. Sin embargo, al no golpear los bloques, no penetra el mortero en las perforaciones, por lo que no se produce el efecto de “cosido” tan necesario para que trabajen en conjunto el mortero con los bloques Termoarcilla.

La única diferencia entre la junta horizontal de la primera hilada y el resto, es que al ejecutarse la primera sobre el forjado, el mortero hará una doble función de capa de nivelación y de junta horizontal.

El tendel de mortero puede ser diferente en muros interiores y exteriores.

En los muros interiores la temperatura entre las dos caras es prácticamente la misma.

En los muros exteriores, conseguir un buen aislamiento del exterior es fundamental, ya que pueden existir diferencias de temperatura muy importantes entre el exterior y el interior.

Eje5.png


En muros exteriores

La ejecución del tendel de mortero en los muros exteriores puede realizarse sin comunicar el exterior con el interior de la construcción. Para lograrlo, el tendel se realiza en dos bandas con una separación entre ellas.

Tendel discontinuo en exterior


Al mismo tiempo, para ejecutar correctamente el tendel de mortero de los muros exteriores, debemos evitar que la separación entre las bandas sea excesiva y produzca problemas de falta de resistencia mecánica.

La correcta ejecución se consigue si la separación final máxima entre las dos bandas es de 1 a 2 cm. Para ello deben extenderse el mortero en dos bandas separadas 5 cm, ya que al golpear el bloque, este aplastará el mortero y los 5 cm de separación se reducirán a 3 cm.

La separación entre bandas de mortero una vez asentados los bloques debe ser de 1 a 3 cm


Las separaciones mayores del mortero penalizan la resistencia de la fábrica.

Con objeto de disponer suficiente cantidad de mortero en los tendeles, podemos ayudarnos con un listón de 3x5 cm, apoyado sobre su lado mayor y situado en el centro de la hilada.

Un error muy grave sería colocar bandas de mortero separadas 10 cm entre ellas.

En muros exteriores en los que sea necesaria la mejora de las prestaciones mecánicas (fk) o acústicas (aislamiento al ruido aéreo), se puede considerar su ejecución con junta continua, teniendo en cuenta las condiciones climáticas y de exposición de cada fachada.

De acuerdo con los ensayos realizados en muros ejecutados con junta continua y junta interrumpida, se ha observado:

  • La influencia de la junta continua o interrumpida es mínima en cuanto al comportamiento térmico (resistencia térmica interna y coeficiente de transmisión térmico).
  • Con la presencia de la junta continua no se aprecian temperaturas superficiales más bajas que en el caso de junta interrumpida. En ambos casos la diferencia de temperatura superficial entre la zona de la junta y la zona del bloque, es mínima. La presencia del revestimiento interior minimiza el efecto del puente térmico producido por la junta continua.
  • A nivel higrotérmico no existen evidencias de que exista un comportamiento diferenciado del muro por efecto de la junta de mortero, cuando su ejecución es interrumpida o continua
Mortero insuficiente
Eje9.png


En muros interiores

En los muros interiores debe ejecutarse el tendel de mortero en una banda única, ya que no es necesario considerar el aislamiento del muro.

Tendel continuo en muro interior


Juntas verticales

La unión vertical de un bloque con los situados a ambos lados, da lugar a la junta vertical o llaga. La junta vertical debe ejecutarse correctamente si queremos que el muro trabaje adecuadamente. Para ello deben colocarse los bloques verticalmente, haciendo tope en los machihembrados.

Colocación vertical de los bloques


No debe quedar separación entre un bloque y el siguiente. Si algún bloque tuviera abombamientos que impidieran el ajuste de los machihembrados a tope, se deberá sustituir por otro. No se debe añadir mortero en la junta vertical, excepto por motivos de ajuste de la longitud del muro, al finalizar la hilada.

La junta vertical trabaja adecuadamente sin necesidad de mortero gracias al machihembrado.

Son errores muy graves de ejecución de la junta vertical:

  • Colocar a restregón los bloques como se hace con los ladrillos, ya que el rebosamiento de mortero impediría el ajuste de los machihembrados.
Colocación a restregón de ladrillos


  • Dejar holguras entre los machihembrados de los bloques (deben quedar bien encajados)
Incorrecta ejecución de los muros. Machihembrado de los bloques separado


  • Añadir mortero de forma general en la llaga (no debe colocarse mortero excepto por motivos de ajuste de la longitud del muro).
Incorrecta ejecución de los muros. Juntas verticales de mortero sólo en casos puntuales


Terminación de la hilada

Para terminar la hilada, se utilizarán: piezas de modulación, piezas base o piezas media y/o juntas verticales de mortero, para compensar las diferencias de longitud de cada tramo debidas a las tolerancias dimensionales de las piezas y para realizar el ajuste de la longitud del muro.

Ajuste de la longitud del muro con pieza de modulación horizontal de 5 cm
Ajuste de la longitud del muro con pieza de modulación horizontal de 10 cm y con juntas verticales
Ajuste de la longitud del muro con pieza media de 15 cm y con junta vertical de mortero


En caso de que no pueda absorberse dicha diferencia con las piezas disponibles, se cortará un trozo de bloque de la medida adecuada, situando siempre los dos cordones de mortero en la unión de la superficie de corte con la pieza contigua.

El recurso de la pieza con cordones de mortero, sólo se podrá utilizar dos veces en cada hilada del mismo tramo de muro.

Si se trata de un muro exterior en caso de utilizar piezas cortadas, la junta vertical se resolverá con dos bandas de mortero, de 6 cm de ancho como mínimo, con objeto de transmitir correctamente los esfuerzos horizontales en el plano del muro. La junta vertical tendrá una separación máxima de 3,5 cm desde el extremo de los machihembrados. Si la holgura existente es superior, ésta se distribuirá en varias juntas verticales.

El espacio central que queda hueco entre las bandas verticales de mortero, podrá rellenarse con un material elástico, tipo poliestireno expandido.

Colocación de pieza cortada en la hilada para realizar el ajuste horizontal de un muro exterior


Si se trata de un muro interior, en caso de utilizar piezas cortadas, la junta vertical se resolverá con una banda de mortero continua en la testa de los bloques.

Colocación de pieza cortada en la hilada para realizar el ajuste horizontal de un muro interior


En ningún caso se realizarán ajustes horizontales abriendo las juntas verticales, colocando rellenos de mortero o piezas cortadas de otros materiales.

Inicio de una nueva hilada de bloques sobre otra ya ejecutada

Se seguirán las recomendaciones del apartado 3 de la Unidad Replanteo y Modulación de los Muros Termoarcilla

Para iniciar una nueva hilada, se humedecerán los bloques y se extenderá el mortero que formará la junta horizontal. Sobre ella se colocarán los bloques.

Al colocar el primer bloque sobre una nueva hilada, tenemos que tener en cuenta que debe existir una determinada separación entre las juntas verticales de hiladas consecutivas.

La distancia entre las juntas verticales de dos hiladas consecutivas, para conseguir un trabado adecuado de la fábrica, será como mínimo de 7 cm tanto en muros portantes como en cerramientos exteriores.

Mantener una separación mayor de 7 cm entre juntas verticales de hiladas consecutivas


Si al llegar al punto en el que en la hilada inferior teníamos una pieza de modulación o cortada y perdemos la traba con un bloque entero, colocaremos una pieza de modulación (5 o 10 cm) para mantener la condición de traba, procediendo seguidamente del modo expuesto para la ejecución normal de una hilada.

Eje21.png

Cómo cortar los bloques Termoarcilla

Como hemos comentado anteriormente, en determinadas ocasiones puede ser necesario realizar cortes en los bloques Termoarcilla. Veamos cómo hacerlo.

Lo más recomendable es que los cortes en los bloques Termoarcilla se realicen en obra con una cortadora de mesa con diámetro adecuado. Normalmente el diámetro del disco de estas cortadoras será de unos 50 cm. De esta forma, la profundidad del corte obtenido será de unos 20 cm, pudiendo realizar cortes en los bloques Termoarcilla en una sola pasada.

Este tema es fundamental, sobre todo en aquellas piezas que vayan a colocarse en puntos singulares, y por lo tanto deben tener un acabado perfecto.

El material del disco suele ser widia o diamante.

Eje22.png


Una práctica muy habitual es el empleo de radial para cortar bloques Termoarcilla antes de situarlos en la hilada. El corte que se obtiene es muy limpio, pero el inconveniente de esta herramienta es el peligro que supone para la seguridad del operario, no siendo aconsejable por tanto el uso de dicha herramienta.

No se cortarán bloques con medios manuales.

En general es preferible el empleo de piezas complementarias de Termoarcilla para resolver los puntos singulares (esquinas, encuentros entre muros, etc), y ajuste de las dimensiones del muro, pero en el caso de no disponer de éstas se permite el uso de piezas cortadas.

Un aspecto a tener en cuenta a la hora de realizar un corte en el bloque, es su posición en la hilada. Si bien se recomienda la correcta ejecución de los cortes, cuando una pieza cortada se vaya a colocar en medio de una hilada para realizar un ajuste horizontal en el muro, este aspecto no es crítico, debido a que estas piezas se cortan con una dimensión inferior al hueco donde se sitúan, para resolver la unión mediante una junta vertical de mortero. Por este motivo, cualquier imperfección en el corte se ve compensada con el empleo del mortero.

Colocación de pieza base cortada en la hilada para realizar el ajuste horizontal de un muro exterior

Sin embargo, el empleo de piezas cortadas en puntos singulares (esquinas, jambas de huecos, etc) implica la necesidad de un acabado perfecto en el corte de los bloques.

Eje24.png


Otras recomendaciones para la correcta ejecución de muros con bloque Termoarcilla

  • En muros exteriores es recomendable colocar siempre el canto del bloque con estriado profundo en la cara exterior. Así el mortero que se aplique en el revestimiento tiene más superficie de contacto, quedando más adherido. En la parte interior se aplicará un enlucido de yeso.
  • No se corregirá la alineación de las piezas una vez que el mortero de las juntas haya perdido su plasticidad.
  • Cada 100 bloques colocados se deberá levantar uno para comprobar que el mortero penetra perfectamente en las perforaciones de los bloques Termoarcilla.
  • Se utilizará un mortero adecuado a las características del bloque y al uso al que está destinado, según las indicaciones del proyecto.
  • Todos los bloques y piezas complementarias que se utilicen en una obra procederán de un mismo fabricante.
  • No se colocarán piezas que lleguen rotas a la obra (si es posible se podrán utilizar para obtener piezas cortadas).
Error. No se colocarán piezas rotas en la construcción de los muros


Rozas y rebajes

Es frecuente que las paredes tengan rozas y rebajes, para el tendido de tuberías de agua y desagüe, o también para albergar conductos eléctricos de modo que queden ocultos.

Rozas para instalaciones eléctricas


Se denominan rebajes, cuando las dimensiones de estas aberturas son considerables. Hablaremos de rebajes en un muro, cuando situemos en su interior una bajante o un conjunto de tuberías.

En cualquier caso, las rozas y rebajes suponen la reducción del espesor del muro. Por este motivo, habrá que tenerlo muy en cuenta en el caso de realizarlas en estructuras de muros de carga.

Ya se explicó anteriormente que cuanto mayor sea el espesor del muro, mayor será su resistencia mecánica. En este caso, al realizar rozas y rebajes en un muro, estamos disminuyendo su espesor en un determinado punto, por lo que estamos reduciendo la resistencia mecánica del muro. Para evitarlo podemos situar barras de acero en los tendeles, tal y como se indica en la figura siguiente.

Cajeado para bajantes en muro de Termoarcilla


Los rebajes deben tenerse en cuenta antes de construir el muro, y no practicarlos posteriormente.

En la ejecución de rozas, nunca debemos emplear como herramienta el puntero o el martillo, pues la estructura del muro puede dañarse por las sacudidas. Debe utilizarse una herramienta rozadora de doble disco.

Podemos realizar tres tipos de rozas: horizontales, inclinadas y verticales.

La situación más desfavorable aparece en el caso de rozas horizontales, pues se reduce el espesor del muro en una gran longitud el mismo.

Además, debemos evitar la coincidencia de rozas a ambos lados del muro en medianerías.

No se realizarán rozas y rebajes cuando su profundidad sea mayor que la mitad del espesor de la pared, a menos que se compruebe por cálculo la resistencia del muro.

Se incluyen los aspectos más relevantes indicados en el Eurocódigo 6.1.1, adaptados a los espesores del bloque. La reducción de resistencia del muro por rozas verticales o rebajes puede despreciarse si se mantienen las limitaciones de las tablas siguientes. En caso contrario, se comprobará por cálculo la resistencia del muro.

Eje29.png


Observaciones:

  • La separación horizontal entre rozas adyacentes, o entre una roza y un rebaje o hueco, no será menor que 22,5 cm.
  • La suma de los anchos de las rozas y rebajes verticales no será mayor que 0,13 veces la longitud del muro, es decir, por cada 2 m de longitud de muro será como máximo 26 cm (en muros de menos de 2 m de longitud, el ancho total se reducirá proporcionalmente).
Eje30.png


Se evitarán las rozas horizontales e inclinadas. Cuando no sea posible, se realizarán dentro del octavo de la altura libre del muro, sobre o bajo el forjado, y su profundidad total, incluyendo la de cualquier hueco por el que pase la roza, será menor que la mayor dimensión dada en la tabla anterior. Si se sobrepasan estas limitaciones, se comprobará por cálculo la resistencia del muro.

Observaciones:

  • La separación horizontal entre el extremo de una roza y un hueco no será menor que 50 cm.
  • La separación horizontal entre rozas adyacentes de longitud limitada, ya estén en la misma cara o en caras opuestas, no será menor que dos veces la longitud de la roza más larga
  • En muros Termoarcilla, la profundidad admisible de la roza puede aumentarse 1 cm si la roza se realiza con precisión usando máquina de corte. Si se usa máquina de corte, las rozas de hasta 1 cm de profundidad pueden realizarse en ambas caras de los muros de espesor mayor que 22,5 cm.
Rozas horizontales

Comprobación de desplomes

Para poder ejecutar los muros adecuadamente, deben situarse las miras aplomadas, que asegurarán la verticalidad del muro.

La vertical se comprueba con el nivel de burbuja
Eje33.png


Uniones entre muros de carga y muros transversos

Estas uniones constituyen puntos singulares de la obra, y por lo tanto deben realizarse con especial cuidado.

En general, la capacidad mecánica de un muro de carga, que depende entre otros parámetros de su esbeltez (relación entre altura y espesor), mejora si está convenientemente unido en sus extremos a otros muros que lo arriostren en toda su altura.

Esta forma de comportamiento de la estructura de muros portantes obliga a garantizar una buena unión entre muros de carga, muros transversos o de arriostramiento y forjados.

Podemos realizar dos tipos de uniones entre muros:

1. Trabando los muros: Por esta causa, cualquier elemento vertical de arriostramiento (muro, pilastra, contrafuerte, etc.) deberá levantarse simultáneamente con el muro de carga al que presta rigidez, enjarjándolo adecuadamente.

Unión de los muros trabando los bloques


2. Sin trabar los muros: Empleando armaduras, llaves, pletinas, u otros elementos metálicos, embebidos en el mortero del tendel, y conectando ambas hojas de muro.

Eje35.png


La unión de los muros se realiza de forma más conveniente empleando el primero de los métodos comentados (trabando los muros), y por lo tanto vamos a centrarnos en él.

La construcción de los tabiques, que no tienen función estructural, sino que únicamente sirven para separar habitaciones, se realiza con posterioridad a los muros de carga y de arriostramiento, por lo que no es necesario trabarlos a dichos muros, y por tanto no necesitan seguir las recomendaciones que aquí se indican.


Uniones en esquina

Hay tres formas de resolver las esquinas.

1. Usando las piezas complementarias: de esquina.

2. Usando las piezas complementarias: medias y/o de terminación.

3. Usando piezas base y/o piezas cortadas.


Usando las piezas complementarias: de esquina

Este caso está recomendado cuando los muros que forman la esquina son del mismo espesor

Eje36.png
Eje37.png


Esta solución es por tanto muy recomendable porque presenta las siguientes ventajas:

  • Aporta un acabado totalmente plano en las esquinas
  • La unión entre las piezas que conforman la esquina se realiza de forma perfecta mediante el machihembrado.
  • Mejora los rendimientos en obra, ya que no es necesario cortar bloques o egularizarlos con mortero.
  • La traba entre los bloques es perfecta, ya que la separación entre juntas verticales de hiladas consecutivas será de 15 cm, es decir, la máxima posible.

Hay que poner especial atención a la forma en que se colocan las piezas de esquina en todo el edificio. En este caso es muy importante la consideración de las esquinas en el edificio de forma conjunta y no de forma individual. Esto es así porque al encontrarnos con esquinas formando una U o una Z, la colocación de la primera pieza de esquina de Termoarcilla condiciona la posición de las demás.

Precauciones a tener en cuenta al emplear piezas especiales de esquina


PROCESO CONSTRUCTIVO

1º Colocar las piezas especiales de esquina en los distintos encuentros.

2º Colocar las piezas adyacentes, uniéndolas a la pieza especial mediante el machihembrado a tope.

Usando piezas complementarias: medias y/o de terminación

Dependiendo del espesor de los muros a unir, utilizaremos piezas medias o de terminación. La elección de una u otra pieza se debe hacer siguiendo la ley de traba, es decir, se deben mantener los 7 cm de separación entre juntas verticales de hiladas consecutivas.

Eje39.png


Esta solución presenta las siguientes ventajas:

  • Aporta un acabado plano en las esquinas
  • Mejora los rendimientos en obra, ya que no es necesario cortar bloques o egularizarlos con mortero.
  • No aumentamos el número de piezas en obra, pues aprovechamos las piezas complementarias que utilizaremos para la apertura de huecos en el muro.
  • No es necesario considerar las esquinas del edificio de forma conjunta, como sucedía al emplear las piezas complementarias de esquina. Resolvemos las esquinas de forma puntual

Esta solución presenta los siguientes inconvenientes:

  • La unión entre las piezas que conforman la esquina se realiza mediante dos cordones de mortero, pues no hay encaje mediante el machihembrado.
  • No se alcanza la máxima separación de 15 cm obtenida con la pieza de esquina, en la separación entre juntas verticales de hiladas consecutivas.


PROCESO CONSTRUCTIVO

1º Colocar la pieza especial: media o de terminación.

2º Poner dos cordones de mortero en la pieza especial, en la zona de contacto con la pieza base que forma también la esquina.

3º Colocar a tope la pieza base con la pieza especial.


PIEZAS NECESARIAS EN FUNCIÓN DEL ESPESOR DE LOS MUROS A UNIR

Muro de 29 cm – muro 29 cm: Piezas medias de 29 cm.
Muro de 24 cm – muro 24 cm: Piezas medias de 24 cm.
Muro de 19 cm – muro 19 cm: Piezas terminación de 19 cm.
Muro de 14 cm – muro 14 cm: Piezas terminación de 14 cm.
Muro de 29 cm – muro 24 cm: Piezas medias de 29 cm y piezas medias de 24 cm.
Muro de 24 cm – muro 19 cm: Piezas terminación de 24 cm y piezas medias de 19 cm.

Usando piezas base y/o piezas cortadas.

Dependiendo del espesor de los muros a unir, utilizaremos piezas base o piezas cortadas.

La elección de una u otra pieza se debe hacer siguiendo la ley de traba, es decir, se deben mantener los 7 cm de separación entre juntas verticales de hiladas consecutivas.

Esta solución presenta las siguientes ventajas:

  • No introducimos un gran número de piezas en obra, pues resolvemos todos los encuentros con las piezas base de Termoarcilla.
  • No es necesario considerar las esquinas del edificio de forma conjunta, como sucedía al emplear las piezas complementarias de esquina. Resolvemos las esquinas de forma puntual.

Esta solución presenta los siguientes inconvenientes:

  • La unión entre las piezas que conforman la esquina se realiza mediante dos cordones de mortero, pues no hay encaje mediante el machihembrado.
  • Penaliza los rendimientos en obra, ya que es necesario cortar bloques o regularizarlos con mortero.
  • No permite un acabado plano en las esquinas
  • No se alcanza la máxima separación de 15 cm obtenida con la pieza de esquina, en la separación entre juntas verticales de hiladas consecutivas.
  • Deberemos seguir las recomendaciones y limitaciones de uso que se indican a continuación.
- La testa de los bloques situados en la esquina se regularizará con mortero.
- Es recomendable la colocación de mallas embebidas en el revestimiento de las esquinas cuando se utilicen estas piezas. Ver apartado 2.2 de la Unidad Revestimiento de los Muros Termoarcilla.
- En las hiladas con las piezas base, los machihembrados de los bloques no deben sobresalir del plano de fachada.
- Para la obtención de las piezas cortadas, se contará en obra con medios adecuados, tal y como se indica en el apartado de corte de piezas. Ver apartado 1.6 de esta unidad.
- Es recomendable cortar las piezas con unos 15 cm de longitud.
- Cuando se corten las piezas, se procurará aprovechar los tabiquillos transversales de los bloques Termoarcilla, para conseguir que la testa sea plana.
Testa plana (izq.) y Testa no plana (der.)
Eje41.png
Eje42.png


PROCESO CONSTRUCTIVO

1º Colocar la pieza base o pieza cortada según el caso.

2º Poner dos cordones de mortero, en la zona de contacto con la pieza base que forma también la esquina.

3º Colocar a tope las piezas.


PIEZAS NECESARIAS EN FUNCIÓN DEL ESPESOR DE LOS MUROS A UNIR

  • Muro de 29 cm – muro 29 cm: Piezas cortadas de 29 cm
  • Muro de 24 cm – muro 24 cm: Piezas cortadas de 24 cm.
  • Muro de 19 cm – muro 19 cm: Piezas base de 19 cm.
  • Muro de 14 cm – muro 14 cm: Piezas base de 14 cm.
  • Muro de 29 cm – muro 24 cm: Piezas cortadas de 29 cm y piezas cortadas de 24 cm.
  • Muro de 24 cm – muro 19 cm: Piezas base de 24 cm y piezas cortadas de 19 cm.


EQUIVALENCIA ENTRE PIEZAS COMPLEMENTARIAS Y PIEZAS BASE O CORTADAS

  • Pieza base = Pieza de terminación
  • Pieza cortada = Pieza media


Uniones en T

Hay dos formas de resolver los encuentros en T entre muros.

1. Usando las piezas especiales: medias y/o de terminación.

Detalle de encuentro en T de muros de 29 cm
Detalle de encuentro en T de muro de 24 cm con muro de 29 cm
Detalle de encuentro en T de muros de 24 cm
Detalle de encuentro en T de muro de 19 cm con muro de 24 cm


2. Usando piezas base y/o piezas cortadas.

Detalle de encuentro en T de muro de 19 cm con muro de 24 cm
Detalle de encuentro en T de muros de 24 cm
Detalle de encuentro en T de muro de 24 cm con muro de 29 cm


PROCESO CONSTRUCTIVO

HILADA PAR

1º Colocar las piezas base del muro exterior.

2º Poner dos cordones de mortero en el machihembrado de la pieza base que forma la T.

3º Colocar a tope las piezas base.

HILADA IMPAR

1º Colocar la piezas que forma la T (pieza media, terminación, base o cortada según el caso), enrasada con el plano de fachada.

2º Poner dos cordones de mortero en el machihembrado de las piezas base del muro exterior.

3º Colocar a tope las piezas base.

Dependiendo del espesor de los muros a unir, utilizaremos piezas medias o de terminación. La elección de una u otra pieza se debe hacer siguiendo la ley de traba, es decir, manteniendo los 7 cm de separación entre juntas verticales de hiladas consecutivas.

PIEZAS NECESARIAS EN FUNCIÓN DEL ESPESOR DE LOS MUROS A UNIR

  • Muro de 29 cm – muro 29 cm: Piezas medias de 29 cm o piezas cortadas de 29 cm.
  • Muro de 24 cm – muro 24 cm: Piezas medias de 24 cm o piezas cortadas de 24 cm.
  • Muro de 19 cm – muro 19 cm: Piezas terminación de 19 cm.
  • Muro de 14 cm – muro 14 cm: Piezas terminación de 14 cm.
  • Muro de 29 cm – muro 24 cm: Piezas medias de 29 cm y piezas medias de 24 cm.
  • Muro de 24 cm – muro 19 cm: Piezas terminación de 24 cm y piezas medias de 19 cm.

Dado que el encuentro entre muros se resuelve trabando las piezas, no es necesario incluir armaduras de tendel, para conseguir el arriostramiento de los muros.


Uniones en cruce

Este tipo de encuentros es más sencillo de resolver, pues como puede verse en los detalles no requiere el empleo de piezas especiales o piezas cortadas.

PROCESO CONSTRUCTIVO

1º Colocar las piezas base del primer muro.

2º Poner dos cordones de mortero en el machihembrado de las piezas base que forman el otro muro.

3º Colocar a tope las piezas base.

Eje50.png
Eje51.png


Otros puntos singulares

Unión muro Termoarcilla con muros de otros materiales

  • No se utilizarán materiales que no sean de cerámica aligerada Termoarcilla para la resolución del muro de carga, salvo en aquellos casos en los que se indique lo contrario (por ejemplo: dinteles, arcos y ventanas redondas, muros curvos, etc).
  • Las divisiones interiores no portantes podrán ser de otros materiales.
  • En estructuras de fábrica todos los muros que formen parte de la misma, deberán ser del mismo material (paredes portantes o de arriostramiento). Sin embargo, ya que la obra tradicional sanciona como válida, en general, la utilización de piezas de distinto formato en encuentros de paredes portantes y de arriostramiento, se admite dicha solución, siempre que los valores de resistencia y módulo de deformación sean similares, y la traba se ejecute correctamente.
  • En cerramientos exteriores (edificios con estructuras porticadas), se pueden combinar diferentes soluciones o materiales, siempre que las uniones entre los mismos se resuelvan adecuadamente mediante juntas de movimiento.
Para la construcción de un muro hay que evitar la fábrica mixta, ya que podrían formarse grietas por el diferente comportamiento mécanico de los distintos materiales


Hastiales

Son los tramos de muro que nos encontramos bajo una cubierta inclinada. Son muros con forma triangular.

Si se trata de una cubierta habitable debemos poner especial cuidado en la resolución de la unión del muro con la cubierta inclinada, para evitar la creación de puentes térmicos, por el empleo de ladrillos perforados o zonas de macizado con mortero, debiendo cortar las piezas con la inclinación necesaria.

Si se trata de una cubierta no habitable podremos resolver estos puntos de empleando ladrillos perforados o zonas de macizado con mortero.

Hastiales


Tramos de muro curvos

Estos tramos de muros se podrán resolver:

1.- Separando los bloques para conseguir la curvatura necesaria. Como los bloques no encajan a tope, añadiremos juntas verticales de mortero.

Muro curvo con bloques Termoarcilla


2.- Empleando ladrillos para realizar la zona curva. La unión entre el tramo curvo de ladrillo y el tramo o tramos de bloques Termoarcilla se realizará mediante juntas de movimiento.

Si se trata de muros exteriores, el empleo de ladrillo supone un puente térmico, por lo que se deberá tener en cuenta, y por lo tanto adoptar las medidas oportunas.

Dada la singularidad de estas unidades, se puede emplear ladrillo como formato más asequible para realizar superficies curvas, siempre y cuando se tenga en cuenta la penalización térmica (puente térmico) que se producirá en esa zona.


Esquina formando un ángulo distinto a 90º

Algunos fabricantes disponen de piezas complementarias de Termoarcilla para formar ángulos de 135º.

En el caso de que el ángulo que deban formar ambos muros de Termoarcilla sea distinto a los dos indicados anteriormente, se resolverá cortando los bloques hasta conseguir el ángulo correspondiente.

Unión entre muros formando un ángulo distinto a 90º


Al cortar los machihembrados de los bloques, la unión entre ellos se realizará mediante una junta vertical de mortero de unos 2 a 3 cm de espesor.

Como ya indicamos en el apartado de ajuste horizontal de los muros Termoarcilla, esta junta vertical cumplirá los siguientes requisitos:

  • En muros interiores la junta vertical será continua.
  • En muros exteriores la junta vertical será discontinua, formada por dos bandas de mortero de un ancho mínimo de 6 cm, con objeto de transmitir correctamente los esfuerzos horizontales en el plano del muro.

Deben tenerse muy claras estas dimensiones de las juntas verticales de mortero:

  • Espesor (separación entre bloques) = 2 ó 3 cm
  • Ancho de la junta de mortero:
  • Igual al espesor de muro si se trata de un muro interior
  • Dos bandas de mortero de más de 6 cm de ancho cada una, si se trata de un muro exterior.

Además, como estamos empleando piezas cortadas en un punto singular, el corte debe realizarse con una cortadora de mesa, para asegurar su correcta ejecución.

Esquina formando un ángulo de 135º


Unión entre muros de cerramiento de termoarcilla y pilares de la estructura

En los cerramientos exteriores se recomienda comenzar su ejecución por la planta superior del edificio, de forma que cuando se realiza el cerramiento de cada planta, ya se ha producido la deformación del forjado superior. Si no es posible lo anterior, se recomienda ejecutar el cerramiento por plantas alternas.

Se colocará una lámina de espuma de polietileno entre las caras del pilar y las piezas del cerramiento con el fin de independizar los movimientos de ambos elementos y evitar que aparezcan fisuras en el muro. El espesor mínimo de esta lámina será 5 mm.

Cuando quiera mejorarse el aislamiento térmico del muro en la zona en que está en contacto con los pilares, podrá sustituirse esta lámina de espuma de polietileno por un material aislante de 2 cm de grosor, como puede ser una lana de roca, etc.

Las piezas del cerramiento que pasen por delante de los pilares que definen la fachada tendrán un espesor mínimo de 9,6 cm. Se resolverá con plaquetas de 9,6 o bien con piezas base cortadas longitudinalmente. Dicho corte se realizará con medios adecuados.

Como disposición más recomendable, el canto del forjado debe volar aproximadamente 5 cm con respecto al pilar.

Eje57.png


De esta manera, en el frente del forjado emplearemos plaquetas de 4,8 cm, y las piezas del cerramiento que pasen por delante de los pilares tendrán 9,6 cm.

Eje58.png


Con el bloque de 29 cm, además de la solución indicada, puede utilizarse la pieza de 14 cm por delante del pilar, cuando el canto del forjado vuela 10 cm respecto a los pilares del borde.

Se colocarán anclajes en los laterales de los pilares de fachada para mejorar la estabilidad del cerramiento frente a las acciones horizontales (viento o sísmicas): como mínimo 3 en cada lado, evitando su colocación en el arranque y en la coronación del cerramiento.

Eje59.png


Al mismo tiempo, con objeto de evitar fisuraciones visibles en fachada junto a los pilares y mejorar la resistencia del muro, se incorporará en el ancho de la banda exterior de mortero de la junta horizontal una armadura (un redondo de diámetro 6 mm y longitud 120 cm). Esta armadura se colocará cada tres tendeles. Y cumplirá los siguientes requisitos:

  • El espesor mínimo del recubrimiento de mortero desde la armadura hasta la cara de la fábrica será de 15 mm.
  • El recubrimiento de mortero, por encima y por debajo de la armadura del tendel, no será menor que 2 mm.
  • La armadura se dispondrá de modo que el recubrimiento se mantenga en toda su longitud.
  • Los materiales de esta armadura estarán convenientemente protegidos frente a la corrosión, serán por tanto de acero galvanizado o inoxidable.

A continuación se describen varias soluciones de unión del cerramiento Termoarcilla con estructura metálica.

Detalle de unión del cerramiento de Termoarcilla con estructura metálica
Detalle de unión del cerramiento de Termoarcilla con estructura metálica
Detalle de unión del cerramiento de Termoarcilla con estructura metálica
Detalle de unión del cerramiento de Termoarcilla con estructura metálica


Artículos Relacionados

Publicidad

INOXYBEL, S.A.L.



Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies