Guía EHE - El Control del Hormigón

-

De Construpedia

EHEmaterials.gif LogoIECA.PNG Nota: Este artículo ha sido creado gracias al Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña (ITeC) en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación Guía para el uso de la instrucción EHE. Ver todos los artículos de la Guía EHE en la Construpedia.

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © ITeC, 1999.

Tienda ITeC << Artículo Anterior Guía EHE - La Ejecución - Artículo Siguiente>> Guía EHE - El Control del Acero


El contenido de este artículo puede estar desactualizado
Ver:EHE 2008

Contenido

El Control del hormigón

Control de los componentes

El control de los componentes se realiza de acuerdo con el artículo 81, y también son de aplicación las exigencias de los artículos 26 para el cemento, 27 para el agua, 28 para los áridos y 29 para los aditivos y adiciones.

Existen dos situaciones en las que no es necesario realizar control de recepción en obra de los materiales componentes del hormigón:

  • Central de producción de hormigón que disponga de un control de producción y esté en posesión de un sello o marca de calidad reconocido por un centro directivo de las administraciones públicas (véase el apartado acreditación de los productos de esta publicación o el artículo 1.1 de la EHE).
  • Hormigones fabricados en central con un distintivo reconocido o un CC-EHE (véase el apartado acreditación de los productos de esta publicación o el artículo 1.1 de la EHE).

En los casos en que no se cumpla alguna de las dos situaciones anteriores, deben cumplirse, para cada material, las prescripciones que se indican en el artículo 81 de la Instrucción. Las novedades introducidas son las que siguen:

Cemento

El responsable de la recepción debe conservar durante 100 días como mínimo una muestra de cada lote del cemento suministrado.

No se puede utilizar un lote de cemento que llegue sin un certificado de garantía del fabricante, firmado por persona física.

Cuando el cemento posea un sello o marca de calidad, oficialmente reconocido por la Administración competente, se le eximirá, tal y como indica el artículo 10 de la Instrucción RC-97, de la realización de ensayos de recepción. Esta exención se extiende, por parte de la EHE, a los ensayos indicados en el artículo 81.1.2, bastando con la documentación de identificación del cemento y los resultados de autocontrol que se posean.

Áridos

Antes de iniciar el suministro puede pedirse al suministrador una demostración documental del cumplimiento de las exigencias que establece la Instrucción para los áridos. Si no dispone de un certificado de idoneidad de los áridos, emitido por un laboratorio oficial u oficialmente acreditado, con una antigüedad como máximo de un año antes de la fecha en que deban utilizarse, deberán realizarse los ensayos especificados en el artículo 28.3.1, 28.3.2 y 28.3.3.

Adiciones y aditivos

En los ensayos a realizar se añade la exigencia, cuando se utilicen adiciones, de llevar a cabo de forma previa al inicio de la obra, en laboratorio oficial u oficialmente acreditado, los ensayos especificados en los artículos 29.2.1 para las cenizas volantes, y 29.2.2 para el humo de sílice, debiéndose emitir el correspondiente certificado de garantía.

Cada tres meses de obra, y para garantizar la homogeneidad de los suministros, se exige la realización de las siguientes comprobaciones:

  • Para las cenizas volantes: trióxido de azufre, pérdida por calcinación y finura.
  • Para el humo de sílice: pérdida por calcinación y contenido de cloruros.

Control de calidad

Al control de calidad, realizado hasta ahora basándose en la consistencia y resistencia, se añade la durabilidad, además del control del tamaño de los áridos.

Para los hormigones fabricados en central, cada amasada debe ir acompañada, como ya se ha comentado, de una hoja de suministro correctamente cumplimentada, de acuerdo con los datos establecidos en el apartado 69.2.9.1 y firmada por una persona física. No se permite utilizar un hormigón que no disponga de la hoja de suministro. Dichas hojas se deben archivar y conservar para formar parte de la documentación final del control de la obra.

Consistencia

Se realizará el ensayo por el método tradicional del cono de Abrams de acuerdo con la UNE 83313:90. La determinación de la media aritmética que define la consistencia, tanto si se ésta se ha definido por su tipo como si se ha definido por su asiento, se realizará con dos valores en lugar de los tres que definían la EH-91 y la EP-93.

Resistencia

Los ensayos de resistencia están definidos en el artículo 88.

Referente a los ensayos previos y a los característicos no hay prácticamente ninguna novedad, excepto las actualizaciones de algunas normas UNE que los regulan.

Respecto a las modalidades de control se distinguen las siguientes:

  • Modalidad 1: Control a nivel reducido.
  • Modalidad 2: Control al 100 por 100.
  • Modalidad 3: Control estadístico.

Control a nivel reducido

Es una reminiscencia del control reducido que la EH-91 establecía dentro del control estadístico, pero con algunas modificaciones. Para su aplicación se establecen las siguientes limitaciones:

  • Es aplicable a obras de ingeniería de pequeña importancia.
  • Se admite en edificios de viviendas hasta 2 plantas con luces inferiores a los 6,00 metros.
  • Se admite para elementos a flexión en edificios de viviendas hasta 4 plantas con luces inferiores a 6,00 metros.
  • Resistencia de cálculo a compresión del hormigón fcd ≤10 N/mm².
  • No aplicable cuando las clases de exposición del hormigón sean III y IV (Ambiente marino o expuesto a corrosión por cloruros de origen no marino -ver tabla 8.2.2 de la EHE-).

Cuando se utilice este nivel de control, se realizarán sólo comprobaciones de consistencia sobre hormigones fabricados con dosificaciones tipo. Deben realizarse como mínimo 4 ensayos de medida de consistencia repartidos a lo largo de la jornada de trabajo. Deberá quedar constancia escrita de los ensayos y de sus conclusiones.

Esta modalidad de control exige una vigilancia continuada por parte de la dirección de obra para garantizar que la dosificación, el amasado y la puesta en obra se realizarán correctamente.

Control al 100 por 100

No presenta variaciones.

Control estadístico

Es la forma de control general para todas las obras de hormigón en masa, armado o pretensado. Sustituye a los niveles de control normal e intenso recogidos en EH-91 y EP-93.

Para la realización del control la obra ha de dividirse en lotes de acuerdo con la tabla 88.4.a de la EHE, que distingue tres grandes grupos de elementos estructurales:

Límites máximos para el establecimiento de los lotes de control

GuiaEHE Tabla9 1.PNG

En la división en lotes deben respetarse las limitaciones siguientes:

  • No se mezclarán en un mismo lote elementos correspondientes a dos columnas de la tabla.
  • Las amasadas de un mismo lote procederán de un mismo suministrador y deberán haber sido elaboradas con las mismas materias primas y con la misma dosificación nominal.

Aumento de límites para la definición de lotes

Cuando se utilicen hormigones fabricados en central que disponga de un Sello o Marca de Calidad (de acuerdo con lo indicado al inicio del capítulo “El control del hormigón” de esta guía), los límites de la tabla para definir los lotes se pueden duplicar, si se cumplen las condiciones siguientes:

  • El peticionario dispone de los resultados satisfactorios de control de producción de la central y los incorpora a la documentación final de la obra.
  • Se analizarán como mínimo tres lotes, que deberán corresponderse, si es posible, con las tres columnas de la tabla 88.4.a.
  • Si en alguno de los lotes la resistencia estimada fest es inferior a la característica de proyecto se procederá a realizar el control según los lotes de la tabla (sin duplicar los límites) hasta que 4 lotes

consecutivos den resultados satisfactorios.

Realización del control

Debe determinarse la resistencia de un número N de amasadas por lote

Resistencia característica N/mm2 Número de amasadas N
fck ≤ 25 2
25< fck ≤ 35 4
fck > 35 6
  • Debe recordarse que la Instrucción define la amasada como una unidad de producto fabricada en un determinado intervalo de tiempo con las mismas características esenciales (art. 30.2). En el caso de suministro de hormigón con camión hormigonera, se puede considerar cada camión como una amasada.

Las muestras se tomarán al azar. Si un lote corresponde a dos plantas de un edificio, se realizará al menos una determinación por planta.

Respecto al cálculo de la resistencia característica estimada se procederá de la misma forma que en la EH-91 para el control estadístico a nivel normal. Los valores del coeficiente KN vienen dados en la tabla 88.4.b, habiéndose introducido algunas modificaciones a la misma.

Estos valores dependen de:

  • El número N de amasadas.
  • Si el hormigón está fabricado en central o no.
  • Dentro de los hormigones fabricados en central se distinguen los siguientes aspectos:
    • Clasificación de la central (clase A, B ó C), en función del valor del coeficiente de variación de la producción.
    • Si la central está o no en posesión de un sello de calidad.
    • Del valor del recorrido relativo máximo de los resultados obtenidos sobre las amasadas controladas.

El comentario del apartado 88.4, que reconoce la dificultad de conocer este coeficiente, propone una fórmula alternativa basada en el coeficiente de variación a través de los resultados de las muestras de cada lote.

Decisiones derivadas del control de resistencia

No hay variaciones significativas, excepto para los casos en que deban realizarse pruebas de carga, para las que se recomienda que se aplique un 85 % de la carga de cálculo, (carga característica mayorada), que es claramente superior a la que se determinaba en la reglamentación anterior.

Durabilidad

El control de la durabilidad lo regula el artículo 85 de la EHE y está basado en:

  • El control documental de las hojas de suministro del hormigón, con el fin de comprobar el cumplimiento de las limitaciones para la relación agua/cemento y el contenido de cemento especificado en el apartado 37.3.2 de la Instrucción. Si el hormigón no se fabrica en central, el fabricante aportará a la Dirección de obra la misma información firmada por una persona física. Se exigirá este control para cada amasada utilizada en la obra.
  • El control de la profundidad de penetración del agua. Es un control que debe realizarse en obras sometidas a tipos de ambiente III o IV (ambientes marinos o con cloruros de origen no marino), o en

alguna de las clases específicas de exposición que establece la Instrucción en el artículo 8. Este control debe realizarse de forma previa al inicio de la obra sobre tres probetas de hormigón, con la misma dosificación que la de la obra, y fabricadas por la misma central que fabricará el hormigón de la obra. Este ensayo está definido en la UNE 83309:90 EX.

La dirección de obra puede eximir la realización del control de profundidad de penetración de agua bajo presión, cuando el suministrador presente antes del inicio de obra una documentación que incluya:

  • Composición de las dosificaciones a utilizar en la obra.
  • Identificación de las materias primas del hormigón que se fabricará para la obra.
  • Copia del informe de los resultados del ensayo de penetración de agua realizado por un laboratorio oficial u oficialmente acreditado.
  • Materias primas y dosificaciones utilizadas para la fabricación de las probetas utilizadas en los ensayos de penetración de agua.

No se aceptarán ensayos realizados con más de seis meses de anticipación a la fecha en que se realiza el control, o cuando se detecte que las materias primas o las dosificaciones utilizadas para los ensayos son diferentes de las declaradas para el hormigón de la obra.

En el caso de hormigones fabricados en central de hormigón preparado, en posesión de un sello o marca de calidad, y si en su sistema de calidad se incluye el ensayo de profundidad de penetración de agua, se le eximirá de la realización de este ensayo. En este caso deberá presentarse a la dirección de obra, antes del inicio de la obra, la documentación que permita un control como el especificado anteriormente.

Ensayos de información complementaria del hormigón

Regulados según el artículo 89, no presentan novedades, si bien se indica, como hasta ahora, que no se sacarán testigos de hormigón endurecido cuando su extracción pueda presentar un riesgo para la seguridad del elemento, señalándose la posibilidad de considerar un apuntalamiento provisional de la parte afectada, previo a la extracción.

En los comentarios al articulado han desaparecido dos casos en los que tiene interés la realización de ensayos de información: en los cambios de uso y en las rehabilitaciones de edificios.

Finalmente, también en los comentarios, se especifica que cuando se toman testigos para estimar otra vez la resistencia de un lote en el que fest< 0,9 fck, las muestras deben extraerse al azar y no de los lugares donde se sabe, o se supone, que provienen las probetas ensayadas. Además, se puede considerar que las probetas testigo extraídas presentan una resistencia inferior en un 10% a las probetas de obra.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies