Estás en Construmática » Construpedia

Grúa Móvil

De Construpedia

Grúa Móvil.jpg

Se denomina Grúa Móvil a todo conjunto formado por un vehículo portante, sobre ruedas o sobre orugas, dotado de sistemas de propulsión y dirección propios sobre cuyo chasis se acopla un aparato de elevación tipo pluma.

Posee gatos hidráulicos o estabilizadores que evitan el vuelco. La Grúa Móvil funciona a través de un brazo telescópico que se despliega hidráulicamente y un sistema de cables y cabrestante accionado por un motor para el movimiento de elevación de cargas. Se utiliza habitualmente para el montaje de Grúas Torre.

Contenido

Riesgos Asociados

  • Caída de personas.
  • Caída de objetos por desplomes, manipulación o desprendimientos.
  • Golpes y contactos contra objetos inmóviles o móviles de la máquina.
  • Atrapamientos por o entre objetos, o por vuelco de máquinas.
  • Contactos térmicos y/o eléctricos.
  • Explosiones.
  • Incendios.
  • Atropellos, golpes y choques con o contra vehículos.
  • Riesgo de daños a la salud derivados de la exposición a agentes físicos: ruidos y vibraciones.
  • Otros: caída de rayos sobre la grúa.

Prevención de Riesgos

Recomendaciones Generales

  • Utilizar grúas con el marcado CE prioritariamente o adaptadas al RD 1215/1997.
  • El conductor debe tener el carnet de operador de grúa móvil autopropulsada para la utilización de este equipo.
  • Se recomienda que la grúa autopropulsada esté dotada de avisador luminoso de tipo rotatorio o flash.
  • Debe tener señal acústica de marcha atrás.
  • Cuando esta máquina circule por la obra, comprobar que el conductor está autorizado, tiene la formación e información específica de PRL que fija el RD 1215/1997, de 18 de julio, artículo 5, y se ha leído su manual de instrucciones. Si la máquina circula por una vía pública, es necesario, además, que el conductor tenga el carnet C de conducir.
  • Comprobar que se mantiene al día la ITV, Inspección Técnica de Vehículos.
  • Antes de iniciar los trabajos, asegurarse que todos los dispositivos de la grúa autopropulsada funcionan correctamente y están en perfecto estado: cables, frenos, neumáticos, etc.
  • Para utilizar el teléfono móvil durante la conducción hay que disponer de un sistema de manos libres. En vehículos con sistemas electrónicos sensibles, está prohibido su utilización.
  • El uso está reservado a personal autorizado.
  • La grúa ha de instalarse en terreno compacto y ha de utilizar estabilizadores.
  • Ajustar el asiento y los mandos a la posición adecuada del maquinista.
  • Asegurar la máxima visibilidad de la grúa autopropulsada mediante la limpieza de los retrovisores, parabrisas y espejos.
  • Comprobar que la cabina esté limpia, sin restos de aceite, grasa o barro y sin objetos descontrolados en la zona de los mandos.
  • El conductor tiene que limpiarse el calzado antes de utilizar la escalera de acceso a la cabina.
  • Subir y bajar del la grúa autopropulsadasólo por la escalera prevista por el fabricante, de cara a la máquina y agarrándose con las dos manos.
  • Comprobar que todos los rótulos de información de los riesgos estén en buen estado y situados en lugares visibles.
  • Comprobar la existencia de un extintor en la grúa autopropulsada o autotransportada.
  • Comprobar que la altura máxima de la grúa autopropulsada es la adecuada para evitar interferencias con elementos viarios, líneas eléctricas o similares.
  • Mantener limpios los accesos, asideros y escaleras.

Recomendaciones Particulares

  • Controlar la máquina únicamente desde el asiento del conductor.
  • No permitir la presencia de trabajadores o terceros en el radio de acción de la máquina.
  • No permitir el transporte de personas ajenas a la actividad.
  • No subir ni bajar con la grúa autopropulsada en movimiento.
  • Durante la conducción, utilizar siempre un sistema de retención (cabina, cinturón de seguridad o similar). Fuera de la obra, hay que utilizar el cinturón de seguridad obligatoriamente. Comprobar el funcionamiento de los frenos.
  • Al reiniciar una actividad tras producirse lluvias importantes, hay que tener presente que las condiciones del terreno pueden haber cambiado.
  • En operaciones en zonas próximas a cables eléctricos hay que verificar la tensión de los mismos para identificar la distancia mínima de trabajo.
  • Detener el trabajo si la visibilidad disminuye por debajo de los límites de seguridad (lluvia, niebla,...) hasta que las condiciones mejoren. Se debe aparcar la máquina en un lugar seguro.
  • Está prohibido bajar pendientes con el motor parado o en punto muerto.
  • Realizar las entradas o salidas del solar de la obra con precaución y, si fuese necesario, con el apoyo de un señalista.
  • Cuando las operaciones comporten maniobras complejas o peligrosas, el maquinista tiene que disponer de un señalista experto que lo guíe.
  • Mantener el contacto visual permanente con los equipos de obra que estén en movimiento y los trabajadores del puesto de trabajo.
  • Respetar la señalización interna de la obra.
  • Evitar desplazamientos de la grúa autopropulsada en zonas a menos de 2 m del borde de coronación de taludes.
  • Comprobar la existencia de placas informativas instaladas en un lugar visible.
  • Asegurarse de que el gancho de la grúa dispone de pestillo de seguridad y las eslingas están bien colocadas.
  • Revisar el buen estado de los elementos de seguridad: limitadores de recorrido y de esfuerzo.
  • Respetar las limitaciones de carga indicadas por el fabricante.
  • No abandonar el puesto de trabajo con la grúa con cargas suspendidas.
  • Comprobar la correcta colocación de los mecanismos estabilizadores antes de entrar en servicio la grúa.
  • Realizar las operaciones de carga y descarga con el apoyo de operarios especializados.
  • Si se tiene que apoyar sobre terrenos blandos, se ha de disponer de tablones para que puedan ser utilizados como plataformas.
  • Prohibir transportar cargas por encima del personal.
  • Mantener siempre que sea posible la carga a la vista.
  • Prohibir arrastrar las cargas.
  • Durante las operaciones de mantenimiento o reparación, no utilizar ropa holgada, ni joyas, y utilizar los equipos de protección adecuados.
  • Los residuos generados como consecuencia de una avería o de su resolución hay que segregarlos en contenedores.
  • Estacionar la grúa autopropulsada en zonas adecuadas, de terreno llano y firme, sin riesgos de desplomes, desprendimientos o inundaciones (como mínimo a 2 m de los bordes de coronación). Hay que poner los frenos, sacar las llaves del contacto, cerrar el interruptor de la batería y el compartimento del motor y, si hay pendiente, calzar la máquina.

Enlaces Externos

Artículos Relacionados

Publicidad
En cumplimiento de lo establecido en el RDL 13/2012, de 30 de marzo, Construmatica.com solicita su consentimiento para obtener datos anónimos de carácter estadístico sobre su navegación en nuestro sitio Web. Si Ud. continua navegando por el mismo entenderemos que acepta expresamente que instalemos cookies en su navegador.