Estás en Construmática » Construpedia

La Protección del Oído

De Construpedia

LogoFLC.PNG Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Fundación Laboral de la Construcción en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación Los Equipos de Protección Individual en la Construcción, disponible en el sitio web .

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © Fundación Laboral de la Construcción, 2004.


FLC EPI-6.jpg

Siempre que el nivel de ruidos en un puesto de trabajo supere el máximo de seguridad establecido y no sea posible eliminar este riesgo por medio de protecciones colectivas, será necesario el uso de protecciones auditivas individuales, que salvaguarden al trabajador de los riesgos derivados de una exposición continuada a niveles de ruido dañinos para el oído humano.

Contenido

Descripción del Equipo

FLC EPI-7.jpg

Los protectores auditivos son equipos de protección individual cuya función principal es atenuar el ruido molesto presente en el entorno de trabajo, con el fin de evitar daños en el oído del usuario debido a niveles sonoros elevados durante su jornada de trabajo.

Básicamente existen tres tipos de protecciones individuales auditivas. La elección de uno u otro equipo dependerá del nivel que se quiera atenuar:

  • Tapones auditivos: son elementos que se introducen en el canal auditivo externo, cerrándolo de una forma hermética. Esta protección diseñada para pequeños niveles de ruido. Los tapones pueden ser desechables o reutilizables y se presentan en el mercado con o sin cordón.
  • Arcos aurales: de similar protección auditiva que los tapones auditivos, su diferencia radica en que ambos tapones están unidos por un arco rígido.
  • Orejeras: son dos casquetes que cubre las orejas adaptados a la cabeza por medio de almohadillas blandas, generalmente rellenas de espuma plástica o líquido y forrados normalmente con un material con capacidad para absorber el sonido. Están unidos entre sí por una banda de presión denominada arnés. Tienen una mayor capacidad de protección que los tapones auditivos y los arcos aurales.
  • Cascos antirruido: son cascos que recubren la oreja, así como una gran parte de la cabeza. Permiten reducir además la transmisión de ondas acústicas aéreas a la cavidad craneana, disminuyendo así la conducción ósea del sonido al oído interno.

Marcado

Aparte del obligatorio marcado "CE" el protector auditivo debe de ir marcado con los siguientes elementos, conforme a lo dispuesto en los Reales Decretos 1407/1992 y 159/1995:

  • Nombre o marca de identificación del fabricante
  • Año y trimestre de fabricación
  • Modelo (según designación por parte del fabricante)
  • Indicaciones complementarias
  • Etiqueta que indique el grado de atenuación acústica
  • Etiqueta que indique el valor del índice de comodidad que proporciona el EPI

Así mismo, el protector auditivo debe venir acompañado por un folleto informativo suministrado por el fabricante.

Instrucciones de Uso

La elección de un determinado tipo de protector auditivo dependerá de las características del puesto de trabajo donde se va a utilizar y de los niveles sonoros presentes en el entorno. Una vez seleccionado se deben tener en cuenta las siguientes consideraciones para realizar un adecuado uso del protector auditivo:

  • Los protectores auditivos deberán llevarse de manera continuada mientras el usuario esté expuesto a la fuente que produce el ruido. Quitarse el protector, aunque sea durante un corto periodo de tiempo, reduce sensiblemente la protección.
  • Algunos tapones auditivos son desechables, es decir, sólo se pueden utilizar una vez. Otros pueden utilizarse de forma continuada durante un tiempo determinado siempre y cuando se proceda a un mantenimiento del equipo.
  • Los arcos aurales o los tapones auditivos son de uso exclusivamente personal y, por cuestiones de higiene, no deben utilizarlos otras personas. En cuanto al resto de protectores pueden ser utilizados de forma excepcional por otras personas siempre que estos sean previamente desinfectados o sustituidas las partes que están en contacto con la piel.

Instrucciones de Limpieza, Mantenimiento y Conservación

Para asegurar la capacidad protectora del equipo de protección auditiva, es necesario realizar una adecuada limpieza y mantenimiento del mismo, que garantice su óptima conservación. Factores como la limpieza inadecuada, la humedad e inclemencias del tiempo, la utilización errónea, el calor y el frío, etc., pueden mermar drásticamente la eficacia protectora del casco.

Es necesario limpiar adecuadamente el equipo con sustancias no agresivas (no utilizar por ejemplo disolventes) y almacenarlo correctamente, con el fin de evitar su deterioro prematuro.

Por tanto, es preciso comprobar el aspecto del protector auditivo al finalizar cada jornada de trabajo, procediendo a su limpieza y verificando su correcto estado, si este es reutilizable y proceder a su eliminación si es desechable.

Accesorios que Pueden Utilizarse con el Equipo

Existe un protector auditivo que puede ser utilizado combinado con el casco de seguridad que consiste en casquetes individuales unidos a unos brazos fijados al casco, y que son regulables de manera que puedan colocarse sobre las orejas cuando sea necesario.

FLC EPI-8.jpg

Normas de Mantenimiento y Fecha de Caducidad

Con el fin de asegurar un mantenimiento óptimo de los protectores auditivos se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • El mantenimiento de los protectores auditivos no desechables debe efectuarse de acuerdo con las instrucciones del fabricante.
  • Tras lavarlos o limpiarlos, deberán secarse cuidadosamente y después se colocarán en un lugar limpio antes de ser reutilizados.
  • Los protectores una vez hayan alcanzado su límite de empleo o cuando se hayan ensuciado o deteriorado irreversiblemente, deberán ser sustituidos por equipos nuevos.

El mantenimiento y conservación del equipo protector auditivo es deber del usuario que tiene que cuidar de su perfecto estado y conservación.

En cuanto a la fecha de caducidad del equipo de protección auditiva viene determinada por el tiempo en que conserva su función protectora. En caso de verificarse algún signo de deterioro, tal como rotura del arnés, grietas en los casquetes, etc., deben sustituirse inmediatamente por un equipo nuevo.

¡Pide tu presupuesto Gratis!