CONFORT Y HABITABILIDAD



La colocación de un SATE evita la aparición de puentes térmicos

En la proximidad de una pared no aislada, en invierno se siente frío, aunque la temperatura del aire no sea inferior a 20 ºC, que es la temperatura de confort en el cuerpo humano.

El aislamiento por fuera de la vivienda, hace que la temperatura interior no se vea afectada por el calentamiento durante el día o el enfriamiento nocturno.

UNA VIVIENDA TÉRMICAMENTE CONFORTABLE TIENE UNA TEMPERATURA CONSTANTE
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies