Manchas y Eflorescencias en Paramentos

De Construpedia


ITEC Reconocimiento.jpg Nota: Este artículo ha sido creado gracias al Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña (ITeC) en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación "Reconocimiento, Diagnosis e Intervención en Fachadas". Ver todos los artículos de "Reconocimiento, Diagnosis e Intervención en Fachadas" en la Construpedia.

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © ITeC.

Tienda ITeC


Contenido

Manchas y Eflorescencias en Paramentos

Se originan primordialmente por las causas siguientes:

a) Presencia de humedad

Ejerce un papel importante en el ensuciamiento de la fachada, aparición de manchas y aparición de organismos. La humedad puede aparecer por filtración, capilaridad (figura 6.11), condensación o de forma accidental (figura 6.12).

b) Decoloración del revestimiento

Decoloración del revestimiento por la acción de la radiación solar (figura 6.13).

c) Contaminación atmosférica

En paramentos sobre todo de materiales porosos.

d) Oxidación de elementos metálicos

La oxidación, con la acción combinada del agua de lluvia, provocan sobre la superficie de la fachada y en forma de regueros, la aparición de manchas de óxido.

e) Acciones biológicas

Estas acciones pueden estar producidas por hongos, líquenes, musgo, etc.; o bien por seres vivos —los excrementos de aves— (figura 6.14). Los primeros poseen un efecto esponja, reteniendo la humedad y provocando tensiones capaces de generar grietas. Por lo que respecta a los excrementos de aves, contienen ácido fosfórico, origen de la corrosión de los metales y la disgregación de los materiales con sustrato calcáreo.

f ) Eflorescencias

Las eflorescencias aparecen cuando las sales alcanzan la superficie de una pared, donde se manifiesta. Estas sales pueden proceder del material mismo, del mortero o estar contenidas en la humedad del terreno. Se trata de un problema meramente estético, a no ser que haya una aportación permanente de agua y sales que afecte a la durabilidad del ladrillo o de la piedra (figuras 6.15 y 6.16). Este fenómeno se aprecia preferentemente cuando la temperatura ambiente es baja (ya que las sales son menos solubles a temperaturas bajas). Las manchas y eflorescencias sobre paramentos de piedra son fruto, principalmente, de la acción de agentes como la humedad y la contaminación atmosférica.

Las diferentes manifestaciones de manchas se clasifican en:

Pátinas. Capa fina que aparece en la superficie de la piedra a causa de una reacción físico-química del agua de lluvia con los componentes de la piedra. Esta capa es de porosidad inferior a la inherente de la piedra, de densidad mayor y también de superior dureza, constituye una capa protectora.

Depósito superficial por acumulación de materia (polvo, humo, hollín) en la superficie de la piedra.

Costras. De hasta varios milímetros de espesor, son resultado de la transformación superficial de la piedra, que tiende a exfoliarse y desprenderse (figura 6.17). Las costras pueden presentar un aspecto oscuro cuando intervienen los agentes contaminantes y se forman depósitos de suciedad.

Manchas de humedad. Inicialmente se reconocen por su tonalidad más oscura respecto al color original de la piedra. Con el tiempo es posible que aparezcan musgo, hongos o líquenes.

Eflorescencias. Se forman en la superficie de piedras porosas a causa del transporte de sales solubles en el paso de humedades y evaporación de éstas.

En paramentos con revestimiento continuo, las manchas y eflorescencias afectan principalmente al aspecto estético de la fachada.

La aparición de manchas en la superficie pueden mostrarse con la aparición de matizaciones en la tonalidad, la aparición de juntas de las piezas del soporte realizado en obra de fábrica, depósitos de polvo y la acción de agentes contaminantes, que se van acumulando y forman manchas, distribuidas según la geometría de los elementos de la fachada, etc. No obstante, algunos cambios de coloración pueden ser consecuencia de haber añadido una cantidad distinta de agua en los amasados, o bien a causa de un tiempo de amasado diferente (en el caso de los de revestimientos monocapa).

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies