Los Músculos

De Construpedia

LogoFLC.PNG Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Fundación Laboral de la Construcción en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación Manual de Ergonomía en la Construcción, disponible en el sitio web Línea Prevención.

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © Fundación Laboral de la Construcción, 2004.


Los músculos están distribuidos por todo el cuerpo conectando los huesos entre sí y posibilitando la realización de fuerza y movimiento. Un músculo está compuesto de fibras, similares a un manojo de cintas elásticas. Cada músculo tiene dos posibles estados: contraído o relajado. Cuando un músculo se contrae se vuelve tenso y las fibras de las que se compone se retuercen. Mientras está tenso, el músculo puede alargarse o acortarse, creando actividad muscular estática o dinámica.


A desatacar: Función de los músculos en el desempeño diario del trabajo
Alargamiento del músculo: por ejemplo, cuando los músculos del brazo (los bíceps) estiran el brazo para bajar un objeto que se está sosteniendo.

Figura 4

FLC ergonomia 4.jpg
Acortamiento del músculo: por ejemplo, lo que les ocurre a los bíceps mientras el brazo se levanta y gira al levantar una pala o una azada.

Figura 5

FLC ergonomia 5.jpg
Actividad muscular dinámica: una sucesión periódica de tensiones y relajamientos de los músculos de muy corta duración. Por ejemplo, los músculos del brazo se acortan y alargan cuando se martillea o se usa una pala.

Figura 6

FLC ergonomia 6.jpg
Actividad muscular estática: la contracción de los músculos puestos en acción es continua y se mantiene durante un cierto periodo de tiempo. Por ejemplo, los músculos del brazo permanecen fijos cuando se sostiene un taladro, o los músculos de las piernas cuando se permanece en cuclillas. Otros ejemplos de actividad muscular estática son:
  • Trabajar con el tronco inclinado.
  • Sostener objetos con las manos.
  • Manipular algo con las manos alejadas del cuerpo o por encima del nivel de los hombros.
  • Estar de pie durante periodos de tiempo prolongados.
  • Trabajar con la cabeza inclinada o echada hacia atrás.

Figura 7

FLC ergonomia 7.jpg

Muchas tareas requieren una combinación de actividad muscular. Por ejemplo, usar una pala combina actividad muscular dinámica de los hombros y brazos y actividad muscular estática de las piernas, espalda y manos.

El trabajo muscular dinámico hace que se consuma gran cantidad de energía y, tras un periodo de tiempo, los músculos se agotan y necesitan un periodo de descanso hasta que puede reanudarse la misma actividad. El trabajo muscular estático es, sin embargo, mucho más penoso que el dinámico, ya que el músculo ha de estar contraído durante todo el tiempo, con lo cual se fatiga mucho antes.

La importancia del descanso

La actividad muscular, estática o dinámica, si se mantiene durante cierto tiempo, causa fatiga y puede originar molestias y lesiones. Es muy importante en estos casos realizar pequeñas pausas para estirar y relajar los músculos que han estado en tensión.

Hablar de realizar pausas en el sector de la construcción no siempre es fácil. El ritmo elevado y las presiones de tiempo son factores que dificultan la realización de pausas. De cualquier manera es muy importante concienciarse de la necesidad de descansar para no acumular el cansancio muscular. Las pausas no tienen por que ser largas: unos pocos segundos son suficientes para estirar la musculatura y poder continuar realizando la misma tarea.

A destacar: Algunos ejemplos de estiramientos que se pueden realizar en el lugar de trabajo son los siguientes:
FLC ergonomia 8.jpg Estiramiento hacia atrás.

Cuando se trabaja con la espalda o el cuello inclinados hacia adelante durante periodos prolongados de tiempo, es conveniente hacer pausas periódicas poniéndose recto y echando la espalda hacia atrás tres veces.

FLC ergonomia 9.jpg
Figura 8 - Estiramiento hacia atrás.
FLC ergonomia 10.jpg Estiramiento hacia delante.

Cuando se trabaja por encima del nivel de los hombros (con los brazos levantados y el cuello echado hacia atrás), es conveniente hacer pausas periódicas poniéndose recto y echando la espalda hacia delante tres veces.

FLC ergonomia 11.jpg
Figura 9 - Estiramiento hacia delante.

En el capítulo 7 de este manual se pueden encontrar diversos ejercicios de estiramiento y calentamiento que suponen una ayuda para reducir la tensión muscular y los problemas asociados a ésta.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies