Los Biocombustibles Líquidos como Solución a Corto Plazo para el Transporte

De Construpedia


Logo isf 1.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Ingenieros Sin Fronteras en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de Ingeniería Sin Fronteras
¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


Quizás el mayor reto energético a corto plazo para la mayoría de los países desarrollados, reside en buscar alternativas al petróleo en el sector del transporte.

A nivel mundial el sector del transporte es el mayor consumidor de petróleo.

En el año 1973 el consumo de petróleo era de 2.141 Mtep y el transporte representó el 42,3%; este porcentaje se elevó en el año 2002 hasta alcanzar el 57,2% de la demanda de petróleo que a su vez alcanzó la cifra de 3.054 Mtep.

Las únicas alternativas a los combustibles fósiles planteadas en el transporte son el Hidrógeno y los biocombustibles líquidos, siendo los biocombustibles la única posible a corto plazo.

La utilización de biocombustibles líquidos para el transporte, además de contribuir a mitigar el impacto económico negativo de la importación de combustibles fósiles, mantiene y desarrolla el empleo agrícola, reduce la dependencia energética, desarrolla una nueva agroindustria y mejora la calidad de los combustibles.

En América Latina se dan además, circunstancias que podrían acelerar el desarrollo de esta industria.

Es una región con alta disponibilidad de tierras arables con rendimientos agrícolas altos, tanto para cultivos alcoholígenos como oleaginosos, cuenta con el caso ejemplarizante de Brasil que ha introducido exitosamente a gran escala el bioetanol en su matriz energética. Por todo ello, gobiernos y empresas de la región empiezan a tener expectativas de producir no sólo para sus mercados nacionales si no con vistas a exportar a la Unión Europea.

Por último, firmes están siendo los pasos de la Unión Europea en la consecución de sus objetivos en materia de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y de consumo de energías renovables y un pilar fundamental es el consumo a gran escala de biocarburantes.

La Comisión Europea tanto en el Plan de Acción de la Biomasa hecho público el 7 de diciembre de 2005, como en la comunicación del pasado 8 de Febrero de 2006 sobre Una estrategia para los biocarburantes en la Unión Europea propone entre otras medidas el apoyo a los países en vías de desarrollo en una producción sostenible de biocarburantes o sus materias primas para su importación a Europa.

Veremos el panorama actual de las principales iniciativas de promoción de los biocarburantes que se están llevando a cabo en estos momentos en América Latina.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies