Estructuras Sanitarias y Hospitales en la Cooperación para el Desarrollo

De Construpedia

Uoc.jpg ESF.jpg ACCD.jpg Nota: Este artículo ha sido creado gracias a Ingeniería Sin Fronteras en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación Tecnologías y Materiales de Construcción Para el Desarrollo (Cladera, A., Etxeberria, M., Schiess, I., Pérez, A.).

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.



Hospital en Kalyandurg, Andhra Pradesh (India) enmarcado en un proyecto de desarrollo. En el plano se puede observar la relación entre el servicio de consultas externas y las salas de hospitalización. Fuente: Fundación Vicente Ferrer.

La construcción de un Hospital implica muchos criterios distintos que deben ser considerados equitativamente y a los que hay que prestar especial atención. Un lugar al que acuden personas enfermas es un posible foco de enfermedades, y aunque no lo parezca a simple vista, el diseño de éste puede evitarlo o favorecerlo.

Constructivamente hablando, se necesita muy poco para poner en funcionamiento una Estructura Sanitaria: instrumental, medicinas y principalmente personal sanitario cualificado bastan; pero si quiere sacarse de ella el máximo provecho, atender debidamente a los pacientes y garantizar unos estándares mínimos de higiene, el diseño, la distribución y los materiales utilizados deben considerarse y estudiarse con detenimiento (Mein, 1988).

La elección del emplazamiento debe garantizar, además de lo ya expuesto:

  • Acceso permanente durante todo el año a las cantidades mínimas de agua requeridas; 2 litros por paciente en consulta externa y 40-60l por paciente interno (Proyecto Esfera, 2004).
  • Evitar lugares junto a lagunas, ríos o aguas estancadas que favorecen la acumulación de mosquitos e insectos, principales vectores de transmisión.

Los materiales utilizados, además de lo indicado en otros apartados, deben ser:

  • Resistentes al uso y al paso del tiempo. Es mejor invertir un poco más desde un principio considerando la cantidad de usuarios por día.
  • Lavables y resistentes a desinfectantes, sobretodo suelos y acabados de muros internos. Una solución habitual por dar resultados aceptables y de fácil acceso es utilizar suelos de cemento pulido acabado con pintura o resinas epoxy, y baldosas (desaconsejado en la mayoría de países africanos por la mala ejecución) o pintura plástica o epoxy para muros.

Diseñar una estructura sanitaria correctamente requiere tiempo y sobretodo una colaboración estrecha con el equipo médico que tendrá que trabajar en él. Si se consiguen clarificar los distintos circuitos de pacientes externos, pacientes internos, personal sanitario y acompañantes, el funcionamiento de dicha estructura se verá enormemente beneficiado.


Otros aspectos básicos en el diseño de hospitales

Otros puntos básicos a tener en cuenta son los siguientes:

  • En las salas de hospitalización se debe respetar un espacio mínimo entre camas de 70 cm.
  • Aperturas en las partes altas de los muros y en las limatesas de las cubiertas para provocar efecto chimenea, se asegurará la renovación de aire sin tener que recurrir a medios mecánicos. Atención a este tipo de aperturas durante la época de lluvias, si no se diseñan bien, serán entradas de agua.
  • Servicios y duchas para pacientes y acompañantes. Generalmente se considera 1 acompañante por paciente interno y los estándares mínimos son de 1 letrina por cada 20 usuarios; 1 ducha por cada 40.
  • Cocina y lavandería para acompañantes, independiente de las del hospital por razones higiénicas. Prever una zona de juegos para niños; algunos de ellos permanecen largos períodos ingresados y muchas veces acompañados de sus madres y hermanos.
  • Respetar una distancia mínima entre edificios de 6 metros mínimo, 8 metros idealmente.
  • Prestar atención a la situación, acceso y funcionamiento de la zona de tratamiento de residuos
  • Reservar suficiente espacio libre para colocar tiendas o infraestructuras temporales en caso de campañas de vacunación masiva o emergencias varias.
  • La posición y necesidad de una morgue deben ser especialmente consideradas. Prever una salida directa al exterior del recinto desde ésta para evitar cruzar todo el hospital.
  • Según las tradiciones o creencias locales, valorar la necesidad de un espacio como mezquita, capilla o lugar de culto.

El tipo de proyecto influirá enormemente en el diseño y el programa, puesto que en proyectos de desarrollo se tiende a reducir el número de pacientes internos para incrementar los servicios externos, mientras que en emergencias, los servicios externos son básicos y el número de camas mucho mayor (WHO, 1996).

Artículos Relacionados

Enlaces Externos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies