Cómo Funciona la Protección Pasiva contra Incendios

De Construpedia

Logo Tecnifuego.JPG Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Tecnifuego en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de Tecnifuego
¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


Contenido

La protección pasiva

Consiste en una serie de elementos constructivos y productos especiales dispuestos para evitar el inicio del fuego (ignifugación de los materiales), evitar que se propague (compartimentación, cerramientos, sellados), evitar que afecte gravemente el edificio (protección estructural) y facilitar la evacuación de las personas (señalización luminiscente) y una actuación segura de los equipos de extinción.

Los productos de protección pasiva contra incendios tienen que cumplir la normativa vigente. Superan estrictos ensayos realizados por laboratorios acreditados que demuestran su eficacia (reacción, resistencia y/o estabilidad, luminiscencia) en pruebas con fuego real. Tras las pruebas son aptos para su instalación atendiendo a una serie de parámetros (soportes, espesores, aplicación, etc.) bien definidos.

Según la normativa vigente, la protección pasiva se encarga de:

  • Garantizar el confinamiento y control de un incendio y facilitar la evacuación de los ocupantes.
  • Garantizar la estabilidad del edificio y limitar el desarrollo de un posible incendio.
Pasiva1.png


Además:

  • Los edificios y establecimientos estarán compartimentados en sectores de incendios mediante elementos con una resistencia (determinada) al fuego
  • Los elementos estructurales con función portante deben tener (determinada) estabilidad al fuego.


Recuerde:

  • La protección pasiva es un escudo contra el fuego
  • Es una vacuna contra el fuego: si se aplica, no se produce, o sólo lo hace a nivel de conato
  • Encierra al fuego
  • Protección segura durante las 24 hs.
  • Protección permanente. Siempre está ahí, sin necesidad de intervención humana.
  • Nunca falla.

Dónde instalar la protección pasiva contra incendios

Hay que distinguir entre la protección del continente (edificio) y del contenido (revestimientos, cortinas, moquetas).

El continente está regulado por el Código Técnico de la Edificación (CTE), el Real Decreto 312/2005 (Euroclases) y el Real Decreto 110/2008, productos de construcción y su reacción y resistencia al fuego, que modifica parcialmente al anterior. En ellos se determina la instalación de materiales de protección contra incendios que garanticen la estabilidad y resistencia al fuego del edificio y sus sectores de incendio. Esto es responsabilidad del promotor, el proyectista y el constructor del edificio, así como de la propiedad.

El contenido, que es donde se halla la carga de fuego, está regulado por la normativa citada anteriormente.

Tratamiento ignífugo. Evita el inicio del fuego

Es el proceso que incorpora, de forma permanente, un elemento o aditivo ignifugante a un material inflamable en su fase de fabricación o posteriormente "in situ", con el fin de mejorar su reacción ante el fuego. Requiere la realización de ensayos de reacción al fuego de los materiales:

  • Textiles
  • Maderas
  • Plásticos

Protección estructural. Evita el colapso del edificio

La componen elementos o productos (pintura, mortero de proyección y placas) que se aplican a la estructura portante (pilar, viga, soporte, muro de carga, falso techo, forjado, cerramiento) del edificio, con el fin de incrementar su estabilidad al fuego.

Compartimentación. Evita la propagación del fuego

  • Cerramientos: Mediante placas y paneles para construir elementos y sistemas resistentes al fuego, como puertas cotafuego, conductos de ventilación, falsos techos, etc.
  • Sellados: Medios o soluciones utilizados para la sectorización que evitan que el fuego, los gases inflamables y la temperatura pasen de una parte a otra del sector de incendio del edificio a través de los huecos de pasos de instalaciones. Se tienen que sellar todo tipo de huecos, penetraciones, cables y tuberías.
Pasiva2.png

Sistemas de control de humos. Despejan el humo

Son barreras de humos, exutorios y ventiladores que sectorizan y evacúan el humo del edificio para preservar libre de humo los espacios de evacuación y retrasar el calentamiento estructural.

Señalización luminiscente. Evacuación garantizada

Sistema por el cual se facilita la evacuación aún en ausencia total de luz, indicando las salidas, salidas de emergencia, equipos de protección contra incendios, riesgos específicos, etc.

Garantías en las instalaciones de protección pasiva

En instalación de protección pasiva contra incendios (puertas cortafuego, señalización, evacuación de humos, pinturas, vidrios cortafuegos, etc.), para garantizar el funcionamiento y la eficacia de las medidas hay que elegir empresas instaladoras que, con buenos productos, cumplan con la normativa siguiendo las respectivas guías de diseño.

Cuando se realiza un proyecto de protección contra incendios, no se puede contemplar exclusivamente el cumplimiento de las normativas. Es necesario también el aseguramiento de su correcta instalación y mantenimiento, y su control en obra.

El control de las instalaciones

Los aspectos fundamentales que afectan a la instalación de productos de protección pasiva contra incendios son:

Las normativas

La legislación en España en materia de protección contra incendios se ha completado con las siguientes normativas:

Los productos deben cumplir los Eurocódigos y las Normas UNE-EN que a partir de los resultados consignados en ensayos en laboratorios autorizados y su correcta instalación, nos garantizan el cumplimiento de la normativa vigente.

La formación

Sólo desde el conocimiento y una adecuada formación se pueden aplicar las diferentes medidas de protección pasiva contra incendios con las garantías precisas.

El profesional instalador debe integrarse en el ámbito sectorial de la Protección contra Incendios, que es donde se imparte la formación adecuada.

Además del cumplimiento legislativo, hay que tener en cuenta unos parámetros de instalación, como garantía de calidad, fiabilidad y eficacia de la propia instalación.

La propiedad

La propiedad y los contratistas deben informarse y dejarse aconsejar por empresas y/o técnicos especializados en seguridad contra incendios, para evitar instalaciones deficientes que puedan tener riesgo para las personas y los bienes. No debe primar sólo el precio, sino la calidad.

Pasiva3.png

Las empresas de instalación

Deben ser profesionales y estar especializadas en la materia. Una buena forma de elegir un auténtico especialista es dirigirse a la Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, TECNIFUEGO-AESPI, y sus Comités de Productos e Instaladores de Protección Pasiva, que llevan años trabajando en conseguir productos de la máxima calidad.

Pasiva4.png

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies