Estás en Construmática » Construpedia

Iluminación Artificial

De Construpedia

Contenido

Mirada Histórica

La iluminación artificial modificó la vida humana permitiendo la realización de actividades que eran posibles solamente durante las horas diurnas.

Fuego

La primera iluminación artificial fue el fuego, el hombre primitivo encendía fogatas para calentarse y auyentar a los animales salvajes. Las chispas que saltaban de estas fogatas se convirtieron en las primeras antorchas. La antorcha fue una importante fuente de iluminación durante milenios. En la Edad Media las antorchas ancladas en soportes o portátiles sirvieron de alumbrado público.

Lámparas de aceite

Antes de la aparición de la energía eléctrica, la calidad de las fuentes de luz artificial no irradiaba una buena iluminación, en tiempos de lámparas de aceite y velas de sebo, solo los ricos podían acceder a la luz artificial, ya que la gente humilde debía elegir entre usar el aceite para sus alimentos o para iluminar. El mismo aceite que se usaba para cocinar, servía para dar lumbre.

Las lámparas de terracota mas antiguas datan de 7000 a 8000 a.C., (encontradas en la media luna de las tierras fértiles, entre los ríos Tigris y Éufrates.) En Persia y Egipto se han encontrado lámparas de cobre y bronce, datan aproximadamente del 2700 a.C.

Aproximadamente hacia el 1000 a. C. se usaban aceites de oliva o nuez con mechas vegetales, los cuales ofrecían mayor luminosidad. Cinco siglos más tarde, estas lámparas formaban parte de la vida doméstica. En épocas del Imperio Romano se empleaban lámparas de terracota con o sin esmaltar y con una o varias mechas. Con la introducción del bronce y luego del hierro, los diseños de las lámparas de aceite se volvieron más sofisticados.

Velas

Las velas comenzaron a usarse en los inicios de la era cristiana y su fabricación es probablemente una de las industrias mas antiguas. La primeras velas se elaboraban con palos de madera recubiertos con cera de abeja. Se presume que los fenicios fueron los primeros en usar velas de cera hacia el 400 d.C.). Las velas se fabricaban a partir de la grasa animal (sebo), era privativo de los ricos el uso de cera de abejas.

El uso de velas no era tan común como el de lámparas de aceite, no obstante su uso se incrementó durante el medievo. Durante los siglos XVI a XVIII, las velas eran la forma mas común para iluminar los interiores de los edificios.

En el siglo XVIII se introdujo el "aceite de ballena" (spermaceti). La vela spermaceti, por su llama constante y nítida se convirtió en la llamada candela, de uso estandar para la iluminación artificial . La candela era la luz producida por una vela spermaceti con un peso de 1/6 de libra y quemándose a un ritmo de 120 gr. por hora.

Con la aparición de la parafina en 1850, dejó de usarse la spermaceti por ser mucho más económica. Los candelabros con velas fueron la fuente de iluminación hasta la llegada del gas.

Iluminación a Gas

Hacia el año 1795, William Murdock, en Inglaterra, ideó una instalación de luz a gas de hulla para iluminar una fábrica. A partir de ese momento se inició la iluminación a gas, empleándose en un principio para alumbrado público ya que no se la consideraba muy segura para instalar dentro de los edificios. Luego fue aceptada para viviendas y otros edificios. De todos modos, la luz no tenía la intensidad suficiente hasta que en 1880 aparece la camisa incandescente (impregnada de torio y óxido de cerio), lo cual mejoró la iluminación pero este sistema generaba mucho calor y la disminución de la calidad del aire dentro de las habitaciones.

Iluminación Eléctrica

En los inicios del siglo XX la iluminación a gas fue reemplazada por la energía eléctrica.

Los primeros experimentos fueron realizados por el químico británico sir Humphry Davy, quien fabricó arcos eléctricos y provocó la incandescencia de un fino hilo de platino en el aire al hacer pasar una corriente a través de él.

El 27 de octubre de 1879, Thomas Alva Edison, inventor estadounidense, fue quien perfeccionó la lámpara eléctrica de filamento de carbono, que permaneció encendida en Nueva York durante dos días. En 1878 fundó la Edison Electric Light Company. Es entonces que se inicia la era de la iluminación eléctrica.

Fue en 1882 que Edison instaló la primera Central Eléctrica en Pearl Street, primera calle iluminada con electricidad. Poco después otras ciudades del país iban instalando en sus calles el alumbrado público eléctrico. En el momento en que se impone el uso de la lámpara incandescente, se consigue una notable mejora en materia de iluminación artifical, en relación a las antiguas fuentes de iluminación que se habían usado hasta entonces.

Artículos Relacionados

Enlaces Externos

¡Pide tu presupuesto Gratis!