Estás en Construmática » Construpedia

Hormigón Autocompactante

De Construpedia


cat.: formigó autocompactante m.; eng.: autocompact concrete.

Contenido

Definición

  • m. Hormigón que tiene la propiedad de fluir y rellenar cualquier parte del encofrado solamente por la acción de su peso propio, sin ser necesaria la compactación por medios mecánicos y sin bloqueo ni segregación.


Descripción Ampliada

El Hormigón Autocompactante denominado por sus siglas (HAC), o H 30 AC .

Se lo emplea en hormigones vistos en geometrías complicadas, que requieren de encofrados de vibrado difícil. En hormigones de espesores delgados, con armados densos o compuestos, o con tejido de fibras.

Se lo usa en la prefabricación por las grandes ventajas que ofrece para éstos, por espesores más delgados y acabados diversos.

Empleado en gunitados, hormigones proyectados para túneles, sobre mallas de armado en muros y superficies curvas.

Ventajas del HAC

El HAC posee una serie de ventajas, muchas de las cuales enumeramos a continuación:

  • Hormigonado fácil y rápido.
  • Puesta en obra: cualidad más destacada, pues se prescinde totalmente del vibrado del hormigón fresco (no debe hacerse con este tipo de hormigón).
  • Mayor resistencia a la compresión con igual contenido de cemento.
  • Acabado superficial: Excelente acabado superficial por su capacidad de adaptación y perfecto llenado del encofrado.
  • Adaptabilidad, puede aplicarse a formas complejas.
  • Peso : ligereza del orden de D 1,4;
  • Compatible con armado de fibras, adición de colorantes, etc.
  • Mayor durabilidad e impermeabilidad: el hormigón convenientemente compactado retrasa el deterioro y carbonatación; a partir de fines de los ochenta se experimentó elaborando hormigón vibrado en un depósito de gas licuado, consiguiendo el primer HAC, consiguiendo una velocidad de ejecución del orden del 20% más rápido.
  • Menor contaminación acústica en la obra.

Desventajas del HAC

  • Estricto control de dosificación: Uno de los inconvenientes en estos hormigones puede encontrarse en las dosificaciones según fabricantes, que debido a ciertas mínimas variaciones en los tenores de humedad en encofrados, pueden alterarlos; para evitarlo se recurre a moduladores de viscosidad, que controlan la segregación dando homogeneidad a la masa.
  • Juntas frías posibles entre las amasadas si se descuida la continuidad en el vertido.
  • Coste superior, entre un 15 a un 30% más que otros hormigones.
  • Relación en la formulación de los aditivos, requiere dosificación muy controlada.

Dosificaciones

El Hormigón Autocompactante o HAC posee, en relación a otros hormigones, mayor contenido de finos (cementos, áridos y adiciones en un 23% del peso total del hormigón), con la incorporación de fluidificantes que le confieren la fluidez requerida.

Finos con secciones menores a 125 nm; peso total 500 a 600 kg/m3.

Cemento (normal tipo I o II), reactivo base, mínimo 330 kg/m3; Áridos como el filler calizo, polvo mineral reactivo, menor a 62 nm, le confiere a la mezcla un color claro.

Adiciones reactivas : microsílice o humo de sílice, cenizas volantes, le confieren resistencia a la flexión, avidez de agua, alta cohesión que necesita de más súperfluidificante, oscurece la mezcla excepto con microsílice blanca; es de coste muy elevado. Suele emplearse solo para HAR.

Arenas de granulometrías continuas. Van del 50 al 60 % del total de áridos. Gran parte de arenas deben ir a finos para impedir que se compongan éstos sólo de cementos o de adiciones reactivas, pues ello aumentaría la necesidad de agua en la mezcla.

Grava con tamaño máximo en el orden de 12 a 16 mm, con coeficiente de forma el más bajo prefiriendo cantos rodados.

Agua: la cantidad en relación a finos (A/F) entre 0,9 y 1,05. Al reducir el tenor de agua, se obtienen mezclas excesivamente cohesivas que requieren de mucho volumen para compactarse; al aumentarse existe riesgo de exudación, pero ésto se controla con el modulador de viscosidad. Si se incluyen microsílice o cenizas (finos reactivos) debe incrementarse el volumen de agua reactiva.

Aditivos: superfluidificante, en proporción 3% del contenido de cemento. Se requiere necesariamente como reductor de agua, entre un 30 a 35%, y para lograr fluidez máxima con consistencias secas.

Modulador de viscosidad: le provee cohesión interna formando una especie de red tridimensional que le sirve de soporte sin perder fluidez. Aumenta por tanto la resistencia a la segregación; se aplica cuando el aporte de finos es deficiente.

Artículos Relacionados

Enlaces Externos

¡Pide tu presupuesto Gratis!