Vida en la Vivienda. Situación en la Vivienda Contemporánea

De Construpedia


La vivienda contemporánea ITeC.jpg
Nota: Este artículo ha sido creado gracias al Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña (ITeC) en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación "La vivienda contemporánea". Ver todos los artículos de "La vivienda contemporánea" en la Construpedia.

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © ITeC.

Tienda ITeC


Actividades Desarrolladas en la Vivienda

Esperanza de vida al nacer en España. Fuente: INE. Tasas de mortalidad
Turismos en circulación en España. Fuente: Dirección General de Tráfico
Porcentaje de segundas residencias en Cataluña sobre el parque total de viviendas. Fuente: Encuesta de la región metropolitana de Barcelona.
Cataluña: Tasa de equipamiento en el hogar. Fuente: INE. Encuesta de presupuestos familiares
España: tasa de actividad de las mujeres casadas. Fuente: INE. Encuesta de población activa

La evolución de las costumbres no se refleja básicamente en el tipo de actividades desarrolladas en la vivienda, que son prácticamente las mismas de siempre, sino en cómo se llevan a cabo estas actividades.

En general se puede decir que se tiende a desarrollar individualmente actividades que hasta el presente lo habían sido de modo colectivo, como es el caso de la comida o de la contemplación de la televisión. Asimismo existe una mayor demanda de intimidad para ejercer actividades dentro de la vivienda. Pero algunas actividades, como la comida, se querrían compartir más con los demás.

Aunque la vida desarrollada en la vivienda se ha estudiado poco, se puede decir que se ha modificado mucho en los últimos años, principalmente por los hechos siguientes:

  • La disminución del nivel de ocupación de las viviendas.
La baja de la natalidad ha reducido el número de miembros de las familias y, por consiguiente, las habitaciones tienen ahora un uso más individual.
  • El cambio de relación entre los ocupantes de una misma vivienda. En algunas familias, los hijos cada vez comparten menos actividades con los padres. En otras, por el contrario, se han incrementado las tareas compartidas. :En general, las relaciones entre padres e hijos son mucho más liberales.
  • La incorporación progresiva de equipos y aparatos en la vivienda. El congelador sigue a la nevera. El microondas, al horno convencional. La secadora, a la lavadora.
  • La multiplicación de los aparatos audiovisuales y la miniaturización de la electrónica han dado lugar a que las viviendas pasen de tener un solo aparato para cada medio de comunicación (teléfono, radio, televisor, reproductores de :sonido) a tener varios, distribuidos por toda la casa. Algunos aparatos fijos se sustituyen por otros móviles (teléfono, por ejemplo).
  • La preparación individual de las comidas, la comida informal, la falta de coincidencia en los horarios, la mayor incorporación de la mujer al trabajo, la simplificación de las labores de la cocina, la comida fuera de casa en los días :laborables y la contemplación de la televisión mientras se come han provocado cambios importantes en la manera de comer.
  • La mejora de la higiene corporal y, en general, el aumento de la preocupación por el cuidado y el culto del cuerpo :han hecho que del baño semanal se haya pasado a la ducha diaria. Los cosméticos han ocupado un lugar importante en el lavabo. La gimnasia es una práctica común.
  • El crecimiento de las necesidades de espacio, sobre todo para guardar cosas: la ropa de vestir (en la actualidad la gente posee un vestuario más completo), las compras domésticas (que han pasado de una frecuencia diaria a una semanal) y el equipo de ocio (las actividades lúdicas desarrolladas fuera de casa –el ejercicio del esquí, la bicicleta, el equipo de playa- requieren de espacio para guardar los enseres necesarios para la práctica.
  • La clasificación obligatoria de los desperdicios. Un cubo ya no es suficiente.
La basura se ha de clasificar y guardar hasta que se tira en algún contenedor público.
  • La disminución de las visitas. La llamada telefónica ha sustituido muchas visitas.
No se pasa a cobrar por el domicilio. Los contadores de los suministros de servicios se centralizan fuera de la vivienda y se leen con menor frecuencia.
  • La demanda de un mayor confort y bienestar . La mejora del nivel de vida ha fomentado el incremento del confort en cuanto a espacio, a luz, a temperatura ambiental, a nivel sonoro, a asoleo, etc.
  • La menor dedicación a los trabajos domésticos. Se desea que el tiempo dedicado a las labores domésticas sea tan corto como sea posible.

Artículos Relacionados

Enlaces Externos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies