Un Hábitat Adecuado. La Vivienda Contemporánea

De Construpedia


La vivienda contemporánea ITeC.jpg
Nota: Este artículo ha sido creado gracias al Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña (ITeC) en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación "La vivienda contemporánea". Ver todos los artículos de "La vivienda contemporánea" en la Construpedia.

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © ITeC.

Tienda ITeC


Contenido

La Oferta de Vivienda

Con las limitaciones que establece un precio razonable, la oferta de vivienda se ajusta básicamente a la demanda.

La demanda normalmente no se decanta por una vivienda ajustada a los requerimientos efectivos que en el momento de la compra sino por una vivienda estándar que, en primer lugar, se ajuste a los requerimientos que, previsiblemente, se tendrán en el futuro cuando el grupo de ocupación alcance su máximo desarrollo y, en segundo lugar, se incorpore sin dificultades al mercado inmobiliario en el caso de que se quiera vender. En consecuencia, la diversidad de los grupos de ocupación no ha ejercido mucha influencia en la oferta, ya que la demanda se ha basado más en requerimientos ideales que en reales.

Por esta razón las viviendas de tres y cuatro dormitorios han dominado completamente el mercado.

No obstante, la situación está cambiando. La demanda y la oferta son más variadas, de acuerdo con la variedad de los modelos de ocupación que existen realmente.

Los datos estadísticos de los años 90 confirman la tendencia de la pérdida de homogeneidad del mercado inmobiliario de la vivienda.

Mayor diversidad en la oferta de viviendas

Los hechos que favorecen una mayor diversidad de la oferta son principalmente tres:

  • El encarecimiento del precio de venta de las viviendas en los últimos diez años, que muchas veces limita el número de habitaciones de la vivienda al estrictamente necesario.
  • El previsible aumento de las viviendas en alquiler, con contratos de arrendamiento temporales, motivará que la elección de la vivienda se haga a partir de los requerimientos del momento y del futuro inmediato.
  • El aumento de las viviendas con baja ocupación y, en especial, por las habitadas por una o dos personas.

La Elección de la Vivienda

Las viviendas no se construyen a medida excepto en contadas ocasiones. Se ha de escoger una entre las que ofrece el mercado y adaptarla, luego, a los requerimientos particulares. La elección de vivienda se realiza teniendo en cuenta numerosos factores de diversa índole (localización, dotación de servicios, tamaño, acabados, etc.) pero siempre contrastados con las posibilidades económicas. Se continúa preferiendo la compra al arrendamiento.

La elección de vivienda es una operación particularmente delicada en el caso de personas que no forman un núcleo familiar tradicional. Las viviendas que se construyen están pensadas básicamente para un modelo de ocupación compuesto por una pareja con hijos. Realmente éste es el modelo mayoritario en nuestra sociedad pero solamente corresponde a la mitad de las ocupaciones. El resto de modelos de ocupación, aunque minoritarios, son suficientemente importantes para que también tengan una consideración específica, especialmente si se tiene en cuenta que están en crecimiento.

Cada vez hay más personas y más parejas que viven solas, sobre todo en las grandes ciudades.

Aspectos poco conocidos en la elección de viviendas

Uno de los puntos negros más comunes en la elección de una vivienda es la dificultad o la imposibilidad de conocer:

a) la calidad de los componentes no visibles de la construcción,

b) el nivel de servicio de las instalaciones que no pueden ser comprobadas por la falta de suministro de fluidos,

c) los gastos de calefacción para conseguir un confort adecuado,

d) los gastos de mantenimiento que requerirá la edificación,

e) el confort acústico que puede conseguirse,

f) el asoleo en las distintas estaciones del año, y

g) la posibilidad de ser ocupada cómodamente por personas que sufren discapacidades físicas temporales o crónicas.

Es importante que estos datos se ofrezcan de una manera comprensible a los posibles ocupantes y se incluyan en la documentación que obligatoriamente se les ha de facilitar. De esta manera se podrá relacionar el precio de la vivienda con la calidad de sus prestaciones y, por lo tanto, se podrá conseguir un mayor acierto en la elección.

La Ocupación de la Vivienda

Al ocupar una vivienda por primera vez, se produce su apropiación a través de la organización y transformación de su espacio, adaptándolo a las propias necesidades y gustos. Hay pocos estudios sobre la manera en que se realiza la adecuación de la vivienda. Pero parece detectarse que la decoración y el amueblamiento, si es posible sin obras, son las formas más usuales.

Se evitan las reformas, tanto por su coste como por las molestias que generan. De todas maneras, raramente se deja de hacer alguna intervención en el momento de iniciarse la ocupación, tanto por razones de necesidad como por el deseo de manifestar la apropiación del espacio.

Adecuación de la Vivienda a lo Largo del Tiempo

Los grupos de ocupación y las personas evolucionan con el tiempo. Los avances tecnológicos y la mejora del nivel económico ponen a nuestro alcance mejoras en el confort y los servicios. La vivienda se sujeta, a lo largo del tiempo, a una serie de puestas al día para adecuarla a los distintos requerimientos, si bien generalmente, las grandes modificaciones se hacen únicamente en los primeros tiempos de la ocupación.

Una vez organizado y conferido el significado a cada espacio de la vivienda , es difícil modificarlo o transformarlo sustanciamente. Las reformas sólo se hacen esporádicamente, cuando se producen cambios importantes en la composición de la familia. La identificación de las personas con su espacio ayuda que se mantenga su propia identidad. Esto es más importante para las personas de mayor edad. De aquí la resistencia de éstas a abandonar su vivienda, aunque sea para ir a vivir a un lugar funcionalmente más adecuado.

Las obras de reforma más frecuentes son las que afectan a baños y cocinas, seguidas de las relativas a la modificación de tabiques y al cerramiento de terrazas.

La Segunda Residencia

En este país es muy usual que la gente disponga de dos residencias. Es fruto de los hábitos culturales o, sencillamente, de las carencias del hábitat principal. Muy a menudo el piso de la ciudad se complementa con una segunda residencia utilizada los finales de semana o el período de vacaciones. La segunda residencia puede ser, por poner algunos ejemplos, un apartamento en la playa, un chalé en una urbanización o una casa en el pueblo de origen. Pero tener y mantener dos viviendas en buenas condiciones de uso es muy caro. El resultado es que cuando se dispone de dos residencias, en un gran número de casos, ninguna de las dos es realmente confortable.

Los Cambios de Vivienda

Los motivos principales para el cambio de domicilio, en grupos de ocupación ya formados, son la cercanía al lugar del trabajo y la mejora de los estándares de la vivienda. La reducción de los miembros que ocupan la vivienda no ha sido hasta este momento una motivación importante para el cambio.

Se cree que en el futuro la movilidad de domicilio aumentará a causa del previsible aumento de la movilidad laboral, y de la utilización cada vez más frecuente por parte de las parejas de nueva formación de la “vivienda trampolín”, es decir, de una vivienda provisional más sencilla que la deseada, en espera de que, por razones económicas, se pueda disponer más adelante de otra vivienda de nivel superior.

En los cambios de domicilio, si no se producen por razones de movilidad laboral, la tendencia mayoritaria es que el nuevo domicilio se sitúe a una distancia mínima del anterior y, si es posible, en el mismo barrio o en la misma población. En general, la gente es remisa a cambiar de casa a causa de las molestias y gastos que se generan.

Actualmente también hay un movimiento de transformación de la segunda residencia en primera, sobre todo en los casos los de las personas que se jubilan y de los hijos que se casan. Se prevé que este movimiento se incrementará en los próximos años. La transformación de la segunda residencia en primera necesita casi siempre de una adecuación de la edificación, ya que muchas veces la segunda residencia no reúne suficientes condiciones de habitabilidad para ser utilizada en todas las épocas del año.

La Vivienda de la Gente de Mayor Edad

La mayoría de la gente, después que sus hijos se independizan, prefiere continuar viviendo en su casa de siempre. Incluso, si conviene y es posible, se hacen algunas reformas o modificaciones, que raramente rompen el espíritu de siempre de su vivienda.

Si se puede, se reserva una habitación para acoger invitados y, especialmente si se tienen, a los nietos. Normalmente la jubilación no modifica los planteamientos sobre la vivienda.

Siempre que las facultades físicas y las posibilidades económicas lo permiten, se prefiere continuar viviendo en la propia vivienda. Como se ha expuesto anteriormente, a veces la segunda residencia se transforma en primera. Es frecuente que, si se dispone como segunda residencia una casa en el pueblo del que se es originario, se decida retirarse a ella.

En estos momentos, se empieza a observar un fenómeno todavía muy minoritario, pero que puede crecer si el precio del alquiler de las viviendas sigue accesible, consistente en que personas de tradición urbana que han optado por vivir en su segunda residencia alquilen un apartamento complementario en la ciudad para mantener el contacto con sus hijos y nietos y con la vida urbana que habían desarrollado.

Si por la razón que sea, la gente de edad decide dejar su domicilio, acostumbra a ir a vivir con los hijos, a mudarse a una residencia asistida o autoasistida, o a un apartamento dotado de servicios comunes. Esta decisión se da con mayor frecuencia si se enviuda. La elección de la alternativa no depende únicamente de la voluntad personal sino también de los condicionantes materiales y afectivos.

Artículos Relacionados

Enlaces Externos

EDITORIAL GUSTAVO GILI, S.A]

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies