Tipología de los Tubos de Hormigón Armado

De Construpedia

Logo atha.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias a ATHA en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación Manual de Diseño y Cálculo para la Fabricación de Tuberías de Hormigón Armado, disponible en el sitio web .

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.



Contenido

Generalidades

Entendemos por tubería el sistema integrado por un conjunto de tubos, sus uniones y las piezas especiales correspondientes.

Los sistemas de tuberías se clasifican según el fluido interior esté en presión o no y, en este último caso, ocupe toda la sección del tubo o no; también según la forma de la sección interior del tubo y de la sección exterior del tubo, atendiendo al material constitutivo del tubo o al tipo de junta utilizada en la unión de los tubos entre sí.

Los tubos que integran el sistema de tuberías pueden clasificarse atendiendo al material con el que están fabricados, siendo, en general, desaconsejable el empleo de diferentes materiales dentro de un mismo sistema.

Un material muy adecuado, y de uso extendido desde la década de los cincuenta para fabricar tubos y los accesorios de las tuberías, es el hormigón armado, donde junto a las tradicionales virtudes del hormigón como material de construcción se une el hecho de que al ser pasivante el medio donde se encuentran las armaduras metálicas éstas quedan así fuertemente protegidas contra los procesos de corrosión metálica.

El hormigón armado es un material muy indicado para la fabricación de tuberías sin presión, tanto a sección llena como en lámina libre, siendo admisible su uso también en tuberías a sección llena con baja presión.

Aunque el hormigón en masa tiene unas buenas cualidades para ser utilizado en tuberías sin presión, de pequeño diámetro y siempre que el proceso de fabricación sea muy cuidado, presenta el riesgo de rotura frágil, que se evita utilizando hormigón armado. Además de esta ventaja, la resistencia a las cargas exteriores y la durabilidad, hacen que el tubo de hormigón armado sea un magnífico elemento para la construcción de redes de saneamiento y drenaje.

Clasificación de los sistemas de tuberias atendiendo a la presión del fluido

Los tubos pueden agruparse según se utilicen en conducciones forzadas o cuando el fluido circule por ellas sin presión, bien en lámina libre o a sección llena; así distinguiremos:

  • Tubos de presión
  • Tubos sin presión
  • A sección llena
  • En lámina libre


Clasificación de los sistemas de tuberías atendiendo a la forma de la sección interior del tubo

La forma de la sección interior del tubo permite establecer una clasificación, siendo la sección circular la más habitual para el conjunto de los materiales, hormigón armado incluido, aunque este último permite el diseño y construcción de tuberías con secciones no circulares.

Así por ejemplo, cuando la variación de caudales que se espera circule por una red de saneamiento sea grande, puede resultar aconsejable acudir a secciones interiores ovoides en hormigón armado, que reduzcan posibles problemas de sedimentación con caudales bajos, dada la mayor velocidad a la que circulan estos últimos por las secciones ovoides frente a las secciones circulares equivalentes.

El uso de tubos de sección rectangular se enfoca principalmente a canalizaciones de cursos naturales de agua y a colectores de gran caudal.

Aunque pueden fabricarse tubos de cualquier forma de sección y tamaño, las secciones y espesores de los tubos circulares y ovoides se encuentran normalizadas - norma UNE 127.010 -, y son las que figuran a continuación.


Tabla 2.2.3

Clasificación de los sistemas de tuberías atendiendo a la forma de la sección exterior del tubo

Se clasifican en:

  • Tubos de sección exterior circular constante.
  • Tubos con la base de apoyo exterior plana (interiormente pueden tener una sección circular, ovoide o elíptica).
  • Tubos de sección rectangular o cuadrada.


Clasificación de los sistemas de tuberias atendiendo al empleo del tubo

El uso más generalizado, aunque no exclusivo, del tubo de hormigón armado es el transporte de aguas, tanto limpias (colectores de pluviales, riegos) como sucias (de saneamiento).

Los tubos de hormigón armado pueden clasificarse según su uso en:

  • Tubos para saneamiento sin presión
  • Tubos para saneamiento con baja presión
  • Tubos para drenaje
  • Tubos para redes de riego por gravedad
  • Tubos para redes de riego en baja presión
  • Tubos para redes de abastecimiento de agua en baja presión
  • Tubos para usos industriales
  • Tubos para colectores de pluviales


Clasificación de los sistemas de tuberías atendiendo al tipo de unión y la junta de estanquidad empleada

Los tubos han de resistir las cargas exteriores y han de ser estancos, por lo que debe prestarse una especial atención a las uniones.

La unión de tubos suele estar constituida por un extremo macho y un extremo hembra, especialmente diseñados para comprimir la junta de estanquidad.

La estanquidad de las conducciones, condición elemental entre los requisitos que se deben exigir, ha de dar garantía de la estabilidad de la conducción, asegurar que no se produce contaminación del agua circulante por filtración desde el exterior, así como que no se produce contaminación de los acuíferos por fugas en conducciones de aguas residuales y que impida el paso de las raíces.

El dispositivo de unión recomendable es el de unión enchufe/campana por compresión y deslizamiento con:

  • Extremo macho escalonado (junta delta o arpón)
  • Extremo macho acanalado (junta delta o arpón, junta prelubricada)

Para todos estos dispositivos el extremo macho debe de tener un acabado liso, sin oquedades y sin rebabas para que se produzca un perfecto asiento de la junta. El diseño y tolerancias dimensionales deben garantizar que las juntas cumplen su función de estanquidad. La alta tecnología actual permite obtener estos acabados incorporando a las cadenas de producción, líneas de fresado que proporcionan tolerancias de décimas de milímetros en el diámetro de asiento de la junta de estanquidad en el enchufe del tubo.

Artículos Relacionados

Enlaces externos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies