Riesgo de Aparición de Lesiones sobre Elementos de Fachada

De Construpedia


ITEC Reconocimiento.jpg Nota: Este artículo ha sido creado gracias al Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña (ITeC) en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación "Reconocimiento, Diagnosis e Intervención en Fachadas". Ver todos los artículos de "Reconocimiento, Diagnosis e Intervención en Fachadas" en la Construpedia.

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © ITeC.

Tienda ITeC


Los Elementos de las Fachadas pueden manifestar lesiones que, además, comportan posibles riesgos de daños a personas o cosas.

Contenido

Grados de Riesgo

En este punto, realizaremos la clasificación del grado de riesgo:

Riesgo de primer grado, no peligroso

Sólo afecta al aspecto estético.

Se deben adoptar algunas precauciones para evitar este desorden, como pintar el acero para prevenir las manchas de óxido, alejar el agua de los desagües de los elementos metálicos, etc. En general, operaciones de mantenimiento preventivo.

Riesgo de segundo grado

Es preciso tomar precauciones si se quiere obtener una cierta durabilidad del conjunto:

  • Prever juntas suficientes para la dilatación de los elementos,
  • Humedecer ciertos materiales antes de aplicarlos para evitar su desecación, etc.

En general, se toman previsiones de proyecto o de ejecución.

Riesgo de tercer grado

Resulta peligroso si no se han tomado las disposiciones constructivas necesarias en la puesta en obra.

La destrucción de los materiales es posible a corto, medio o largo plazo; y es debida, por ejemplo, a la corrosión electrolítica entre diferentes metales, al no haber dejado airear la madera antes de formar parte de la pared, a una inadecuada selección de plásticos y resinas, a no haber dispuesto procedimientos para evitar esfuerzos mecánicos importantes, a reacciones químicas no previstas, a no haber reforzado la atadura entre dos materiales para evitar las fisuras...

Es evidente que riesgos elevados pueden englobar también riesgos de grado inferior. Asimismo, la falta de mantenimiento preventivo entraña riesgo de aparición de lesiones, desde las de primer grado hasta las de tercer grado.

La manifestación de lesión nunca debe ser considerada como un caso aislado, sino como una manifestación simultánea a otras, y eso significa que siempre se debe tener en cuenta la totalidad de la fachada.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies