Resumen y Principales Recomendaciones de la Evaluación desde la Perspectiva de los Derechos Humanos de la Cooperación al Desarrollo Keniata-Alemana en el Sector del Agua

De Construpedia


Logo isf 1.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Ingenieros Sin Fronteras en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de Ingeniería Sin Fronteras
¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


El objetivo del trabajo fue:

Evaluar la cooperación al desarrollo keniata-alemana en el sector del agua, desde una perspectiva de los derechos humanos, incluyendo las contribuciones de la Agencia Alemana de Cooperación Técnica (GTZ), el Banco Alemán para la Reconstrucción y el Desarrollo (KFW) y el Servicio de Cooperación Alemán (DED).

Así, las principales bases del informe son el derecho al agua y el saneamiento, tal como ha sido establecido en las leyes y políticas internacionales. El foco principal de la cooperación keniata-alemana en el sector del agua es la reforma del sector.

La cooperación al desarrollo alemana ha apoyado la reforma del proceso desde su inicio y en todos los niveles, cubriendo la política sectorial (macro), el suministro del servicio (meso) y los usuarios (micro) en los subsectores de Suministro de Agua y Saneamiento y Gestión de los Recursos Hídricos.

La inmensa mayoría de los Estados, incluidos la República de Kenia y la República Federal Alemana, se han comprometido al cumplimiento de la consecución del derecho al agua y saneamiento, de la forma más rápida y eficazmente posible. Para ello, se debería incluir la creación de un marco institucional y político de apoyo.

Cada persona tiene derecho al agua limpia necesaria para los usos personal y doméstico.

Cada persona tiene derecho a un acceso físico y económico al agua y el saneamiento.

Las administraciones están obligadas a hacer efectivo este derecho de forma progresiva aplicando el máximo de los recursos disponibles. Como cualquier otro derecho humano, el derecho al agua y saneamiento se orienta por un conjunto de principios, a saber, no discriminación e inclusión de grupos vulnerables, participación y empoderamiento, y transparencia y rendición de cuentas.

Contenido

I.Marco Político e Institucional y el Derecho al Agua y el Saneamiento

Las leyes y políticas keniatas se han dirigido recientemente hacia la consecución del derecho al agua en el país, a través del reconocimiento de este derecho y la adopción de distintas iniciativas hacia los sectores más desfavorecidos (pro-pobre). Las reformas del sector del agua han revitalizado las instituciones públicas encargadas de esta área y han mejorado sustancialmente su eficacia.

Estas reformas eran un prerrequisito para la aplicación de un enfoque basado en derechos en el sector. La cooperación alemana al desarrollo, centrada en esta reforma, puede ser considerada como un actor clave en la significativa contribución a esta transformación, a través del apoyo financiero y técnico.

La configuración institucional ha funcionado correctamente, tanto a nivel nacional, como en las fases de transición de las reformas en marcha. La capacidad del personal de las instituciones nacionales del sector del agua ha mejorado significativamente, lo que se puede atribuir al apoyo amplio y prolongado de la cooperación alemana. Sin embargo, se necesita un desarrollo adicional de las capacidades en el nivel del servicio y en la integración transversal del enfoque de derechos humanos y pro-pobre a través del personal que trabaja en el sector del agua. Para mejorar la orientación hacia los pobres, la información sobre el acceso al agua y el saneamiento, ésta debe ser mejorada. Además, es necesario intensificar la cooperación entre las instituciones del sector del agua y del sector de la salud.

II. Disponibilidad de Agua

La Ley de Agua keniata incluye disposiciones útiles para asegurar la sostenibilidad del suministro a través de licencias de extracción, medición y reforma de las estructuras tarifarias. De las mejoras en la gestión de los recursos hídricos se puede esperar una mejora de la disponibilidad del agua.

Tanto la Ley de Agua como la Estrategia Nacional para la Gestión de los Recursos Hídricos priorizan la disponibilidad de agua para usos personal y doméstico, reforzando de esta mantera la consecución de este derecho en Kenia. La Estrategia Nacional de Suministro de Agua incluye un objetivo mínimo de 20 litros por persona y día. Este marco legal y político proporciona un buen fundamento para abordar las dificultades existentes en la fase de implementación.

III. Calidad del Agua

Los estándares de calidad del agua en Kenia cumplen con los estándares internacionales.

En relación a la formalización del suministro de agua, la supervisión de la calidad del agua ha sido mejorada con las reformas. Por los requisitos establecidos en el Acuerdo de Suministro de Servicios, son previsibles mejoras adicionales, como la obligación de informar a los consumidores de la calidad del agua. Sin embargo, quedan pendientes retos en la supervisión de la calidad en las fuentes informales utilizadas por un amplio sector de la población. La adopción del principio de Quien contamina paga por la Autoridad de Gestión de los Recursos Hídricos y el refuerzo de sus competencias sobre el control de la contaminación son positivos. El Ministerio de Salud desarrolla de forma insuficiente la educación higiénica y los controles sobre el agua, su potabilización y almacenamiento.

Sin embargo, en la Política Nacional de Salud Ambiental e Higiene, adoptada en diciembre de 2006, están previstas campañas de higiene.

IV. Acceso al Agua y Saneamiento

Las instituciones del sector del agua están empezando a hacer progresos para la extensión del acceso al agua a los pobres, particularmente en las áreas rurales. En las áreas urbanas, los esfuerzos se han centrado, hasta ahora, en la rehabilitación de los sistemas. Sin embargo, acciones recientes, incluyendo la significativa contribución de la cooperación alemana en el Fondo de Agua y Saneamiento, y su decisión, apoyada también por la cooperación alemana, de expandir las áreas urbanas, es una buena iniciativa que conducirá a un progreso significativo en la consecución del derecho al agua para los pobres, y será importante para otras iniciativas, como las encaminadas a resolver los problemas de los grandes asentamientos urbanos informales. Sin embargo, la capacidad del Fondo aún debe ser fortalecida para conseguir este objetivo.

Los Contratos de Prestación de Servicios establecidos recientemente por el ente regulador de los servicios de agua imponen obligaciones a los consejos del agua y a las empresas proveedoras de servicios relacionados con el acceso al agua para los pobres, y son un buen ejemplo de regulación consistente con los derechos humanos. Se necesita una rigurosa aplicación de estas obligaciones para asegurar que las reformas conduzcan a un incremento del acceso a los pobres. Uno de los principales desajustes en la consecución del derecho al agua y saneamiento está en el acceso al saneamiento básico, que debe tener una mayor prioridad por parte del Gobierno de Kenia y que podría ser promovido por la cooperación alemana en los sectores de agua y salud.

V. Agua y Saneamiento Asequibles

Las reformas en el sector del agua, con el apoyo de la cooperación alemana, incentivan la recuperación de los costes (de operación y mantenimiento en un primer paso), para asegurar la sostenibilidad de los sistemas, y para liberar recursos de la financiación pública y de los donantes que pudieran ser directamente orientados hacia inversiones que mejoren el acceso de los pobres.

Este enfoque es correcto, y de hecho, necesario desde el punto de vista de los Derechos Humanos. A la vez, hay que asegurar que las tarifas sobre la cantidad de agua imprescindible (y por extensión del saneamiento) sean asequibles para los pobres. El proyecto de directrices sobre tarifas del ente regulador de los servicios del agua de marzo de 2007 señala mecanismos útiles para conseguir este objetivo y básicamente adopta un enfoque basado en los Derechos Humanos. Así mismo, las primeras propuestas de revisión de tarifas presentadas por el Consejo del Agua del Norte del Lago Victoria son considerablemente avanzadas para hacer asequible el agua a los más pobres, y podrían servir como modelo para otras propuestas de tarifas de otros consejos.

Las tarifas se reducirán para quienes usen pequeñas cantidades de agua, de manera que se incremente la proporción de personas que puedan pagarla. Sin embargo, será necesario considerar soluciones para abordar la incapacidad de pago de los más pobres de los pobres. Estas soluciones pueden requerir un enfoque multisectorial, más allá del limitado al sector del agua. Las políticas de agua de Kenia no definen requerimientos de procedimiento anteriores a la desconexión del servicio de agua, tales como la notificación previa. En algunas localidades, las empresas proveedoras del servicio tratan de evitar las desconexiones con avisos previos y encontrando soluciones ajustadas a cada caso. Estas iniciativas podrían servir de modelo a las directrices que se preparen sobre este tema.

VI. No Discriminación e Inclusión de Grupos Vulnerables y Marginados

El equipo evaluador no tuvo suficiente información para evaluar si a algunos grupos particulares se les había negado el acceso al agua y saneamientos por su identidad, aunque la asignación presupuestaria de algunas áreas de Kenia es muy baja en comparación con otras. Sin embargo, el sector del agua ha fracasado históricamente en atender las necesidades particulares de grupos que se enfrentan a dificultades para acceder a recursos, incluidos el agua y el saneamiento, y por tanto necesitan apoyo especial para conseguir sus derechos: mujeres, niños, pastores, personas en asentamientos informales y personas con discapacidad, enfermos y ancianos.

El énfasis en el enfoque pro-pobre en las reformas del sector del agua debería beneficiar en particular a mujeres e infancia que viven en situación de pobreza, pero esto requerirá en la práctica de una atención constante. Las reformas también tienen que conducir a mayores recursos dirigidos directamente a asentamientos informales y a los territorios áridos y semiáridos. Sin embargo, la falta de capacidad ha dificultado los esfuerzos para mejorar la situación en esta última área, y requiere una atención urgente. También será necesario para el sector del agua determinar cómo asegurar que los servicios son diseñados para cubrir las necesidades de mujeres, niños y discapacitados.

VII. Participación y Empoderamiento

Los documentos oficiales, como la Ley de Agua, reconocen que la participación de los grupos de interés relevantes es un elemento crucial. El sector del agua ha favorecido una apertura a la participación de las ONG, lo que era una cuestión prioritaria para la reforma y ha mejorado la toma de decisiones. Sin embargo, los esfuerzos posteriores para incluir a las comunidades y a la sociedad civil en el proceso de reformas deberían mejorar, con el fin de involucrar a los representantes de las comunidades pobres que están mal atendidas. La falta de esta representación dificultará que las reformas consigan sus objetivos pro-pobre. En contraste con el sector del agua, los grupos de base han estado mejor representados en el desarrollo de la Política de Tierras de Kenia. A nivel local, hay buenas prácticas que pueden ayudar al sector urbano, como la formación de las asociaciones de usuarios de agua con el apoyo de la cooperación alemana, o la metodología del ciclo de proyecto comunitario.

VIII. Transparencia y Rendición de Cuentas

El sector del agua es ahora más responsable hacia los usuarios que antes de las reformas. Las compañías de agua han adoptado un enfoque de servicio hacia los consumidores, y han mejorado los mecanismos de reclamaciones y acceso considerablemente, de manera especial para los que están conectados a la red. Sin embargo, la atención a las reclamaciones no está bien establecida para los que no tienen atención domiciliar.

La supervisión la realizan los Consejos de Agua, y por extensión, la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Kenia.

Como estas instituciones se enfrentan a limitaciones en sus capacidades, es importante dar soporte a las ONG y organizaciones comunitarias de apoyo que puedan dar seguimiento a la actividad de las instituciones del sector del agua.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies