Rehabilitación de Edificios con Lanas Minerales Aislantes: Rehabilitación de Elementos Horizontales sobre el Exterior u otros Recintos

De Construpedia

Logo afelma.JPG Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la AFELMA en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de AFELMA

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.


Contenido

Rehabilitación de elementos horizontales sobre el exterior u otros recintos

Por el exterior del recinto a proteger

El aislamiento térmico y acústico del forjado se realiza como si fuera una cubierta según se indica en el apartado "Rehabilitación de Cubiertas": colocando un falso techo autoportante sobre el que se coloca la Lana Mineral como material aislante.

El espesor de la intervención será el necesario en función de la Lana Mineral a instalar, así como para facilitar el montaje de los sistemas de anclaje y su nivelación.

Debe tenerse en cuenta que la protección térmica requerida no es la misma: será no menor que la de cubierta o fachada si el forjado está sobre el exterior. Si está sobre un local no acondicionado, el requerimiento puede ser inferior.

El elemento de cierre visto dependerá fundamentalmente de la situación final del mismo: si se sitúa sobre un local no acondicionado, puede ser como se indica en el apartado "Rehabilitación de Cubiertas". Si la ubicación es sobre el exterior, el elemento de cierre debe proteger de la acción de la intemperie (por ejemplo, bandejas de acero o similar)

Por el interior del recinto a proteger

La intervención en este caso consiste en realizar pavimentos flotantes sobre Lanas Minerales.

El sistema consta de dos partes: un elemento rígido que se apoya en otro elástico.

- La parte rígida del sistema puede estar constituida por elementos de obra seca (placas de yeso laminado sobre las que se fija el pavimento de acabado) o de obra húmeda (una capa de mortero de reparto con la consistencia adecuada, sobre la que se fija el pavimento de acabado.
- La parte elástica (resiliente) del sistema son Lanas Minerales de bajo espesor, que se apoyan directamente sobre la capa de compresión del forjado.


Este sistema tiene las siguientes ventajas:

- Incremento suficiente del aislamiento térmico del forjado, para cumplir las exigencias del CTE.
- Reducción del ruido de impacto sobre los recintos inferiores y adyacentes, que dependerá de las características del elemento rígido, pero en todo caso superior a 25 dB.
- Reducción del puente térmico del forjado en la unión con fachadas y/o medianerías.
RELMAFig11.png

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies