Recomendaciones para Cubiertas de Teja Cerámica

De Construpedia

Hispalyt logo.jpg Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Hispaliyt - Asociación Española de Fabricantes de Ladrillos y Tejas de Arcilla Cocida.) en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de Hispalyt

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


Contenido

Comportamiento higrotérmico

Los materiales empleados en la construcción son permeables al vapor de agua, por lo que se produce una difusión del vapor desde el medio caliente (presión mayor), al medio frío (presión inferior), pudiendo ser este el origen de condensaciones en el interior de la cubierta. Este flujo de vapor puede ser controlado, si se conoce cual es el funcionamiento higrotérmico de la cubierta, por ello es necesario tener en cuenta los esquemas funcionales de la misma.

Esquemas funcionales de una cubierta

Desde el punto de vista de la metodología de control del comportamiento higrotérmico, la ventilación es el elemento diferenciador. Por ello se pueden clasificar las cubiertas en dos esquemas funcionales diferentes denominados; cubierta caliente y cubierta fría.

Cubierta caliente (no ventilada)

Esta compuesta por una sola hoja formada por varias capas, que separa el interior del edificio del exterior sin existir una cámara de aire intermedia. Por este motivo esta cubierta se encuentra sujeta a fuertes diferencias de temperatura y de presión de vapor de agua entre su cara exterior y su cara interior.

De modo esquemático y desde el exterior hacia el interior, el orden de las sucesivas capas que componen este tipo de cubiertas será el siguiente:

  • Una Hoja
  • Material cerámico (tejas y piezas especiales).
  • Capa de micro-ventilación.
  • Aislante térmico (eventual, según las necesidades interiores).
  • Barrera de vapor (eventual, según las necesidades interiores)
  • Estructura portante (formación de pendientes).

La no utilización de los materiales indicados, así como el orden de los mismos puede dar lugar a problemas de humedades por condensación.

Cubierta caliente (no ventilada)

Cubierta fría (Ventilada)

Está compuesta por dos hojas, formadas por varias capas, que están separadas por una cámara de aire ventilada. Esta cámara regula el comportamiento higrotérmico de la cubierta, lo que proporciona unas mejores garantías de funcionamiento, siendo por tanto recomendable su utilización.

De modo esquemático y desde el exterior hacia el interior, el orden de las sucesivas capas que componen este tipo de cubiertas será el siguiente:

Hoja 1

  • Material cerámico (tejas y piezas especiales).
  • Capa de micro-ventilación.
  • Elemento de soporte de las tejas (formación de pendientes).
  • Cámara de aire ventilada (espesor variable).

Hoja 2

  • Aislante térmico (eventual, según las necesidades interiores).
  • Barrera de vapor (eventual, según las necesidades interiores).
  • Estructura portante (en plano horizontal).
Cubierta fría (ventilada)


Cuando se quiere utilizar el espacio bajo cubierta como habitable es necesario situar la estructura portante en un plano inclinado, con lo que la cámara de aire pasa a tener una sección constante y es paralela a la capa de micro-ventilación.


Ventilación

Es la circulación del aire que se produce entre el elemento estructural de la cubierta y el tablero que soporta las tejas.

La ventilación es uno de los factores que mas influencia tiene a la hora de evitar el problema de la condensación en las cubiertas. En este sentido el grado de ventilación es decisivo, y debe ser tal que mantenga el contenido de humedad por debajo del punto de saturación.

Para lograr una ventilación correcta se tendrá en cuenta:

Recom3.png


Microventilación

Se produce por la circulación del aire entre el tablero soporte y las tejas. Para que la cubierta funcione correctamente siempre debe existir este tipo de ventilación. Gracias a ella se evita que el aire quede estancado entre las tejas y el soporte, ya que la corriente que se genera impide la formación de condensaciones, mejorando el comportamiento higrotérmico de la cubierta y la conservación de los materiales sustentantes y de fijación de las tejas. Para que la micro-ventilación sea efectiva se debe cumplir:

Recom4.png

En una cubierta de teja curva no es necesario tomar ninguna medida especial para garantizar la entrada y salida del aire, ya que la micro-ventilación se produce a través de los solapes existentes entre las tejas.


Aislante Térmico

Juega un papel muy importante en el comportamiento higrotérmico de la cubierta. Su situación ya se ha determinado en los apartados anteriores, dependiendo del tipo de cubierta que se pretenda ejecutar.

Es necesario respetar todo lo expuesto anteriormente en cuanto a la ventilación de la cubierta, haciendo especial hincapié en la colocación de la barrera de vapor, que se situara en la cara interna del aislamiento térmico.

Cuando se coloque el aislante térmico en las cubiertas calientes, se respetará una separación mínima de 20 mm entre el aislante y las tejas, para que la micro-ventilación sea efectiva. Es aconsejable disponer sobre la estructura portante una serie de listones, que no creen puente térmico, cuya altura ha de ser como mínimo superior al espesor del aislante en 20 mm. De esta manera se puede colocar fácilmente el material aislante entre los listones y clavar sobre estos los rastreles que posteriormente soportaran las tejas, sin perjudicar la micro-ventilación.

Colocación del aislante. Sección paralela a la línea de máxima pendiente
Colocación del aislante. Sección perpendicular a la línea de máxima pendiente

Colocación en Seco

La colocación en seco se diferencia de la tradicional, en que el material empleado para la fijación de las tejas no es el mortero, sino clavos, ganchos, clips, etc.

Este tipo de colocación es siempre muy recomendable puesto que la ejecución es mas limpia y exacta, ya que todas las piezas que componen la cubierta deben encajar entre si. Para ello es necesario realizar un replanteo correcto, conociendo perfectamente las soluciones de todos los puntos singulares.

Las soluciones constructivas de la colocación en seco permiten una correcta micro-ventilación de la cubierta, puesto que las tejas se colocan sobre rastreles de manera que no tienen un contacto directo con el elemento soporte.

Para poder realizar la colocación en seco, las piezas cerámicas, tanto tejas como piezas especiales deben ir provistas de un orificio o de su inicio para poder ser fijadas con clavos, tornillos, ganchos, etc., y deben poseer unos tetones en su cara interior para poderse apoyar en los rastreles.

Además de las tejas, es necesario emplear complementos que permiten resolver constructivamente los puntos singulares de la cubierta. Estos pueden ser:

  • Rastreles de caballete para cumbreras y limatesas.
  • Perfiles perforados, que además de soportar al caballete permiten la salida del aire de micro-ventilación por la cumbrera.
  • Rastrel para el alero con forma de peine, que además de evitar el cabeceo de la primera hilada de tejas permite la entrada de aire favoreciendo la micro-ventilación.
  • Baberos metálicos y bandas impermeables que, gracias a su adaptabilidad a la curvatura de las tejas, aseguran la estanqueidad de los encuentros singulares.

Comportamiento al fuego

En cuanto a la reacción al fuego, las tejas y piezas cerámicas están clasificadas como M0 (Euroclase A1). Por tanto son no combustibles ante la acción térmica normalizada del ensayo correspondiente, no emitiendo gases ni humos en contacto con la llama.

(Según Decisión 94/611/CE de la Comisión, para piezas cerámicas con un contenido 1,0% en masa o volumen de materia orgánica distribuida de forma homogénea, la declaración será clase A1 “sin contribución al incendio”, sin necesidad de ensayo)


Mantenimiento

Las tejas cerámicas no precisan ningún tipo de mantenimiento especial, permaneciendo inalterables sus cualidades a lo largo del tiempo.

No obstante, para que el conjunto de elementos que componen la cubierta cumplan correctamente su función, es necesario realizar en la misma un mantenimiento mínimo. A continuación se citan una serie de consejos que junto con el resto de indicaciones del presente manual garantizarán la estanqueidad de la cubierta.

  • A la cubierta solo se accederá para realizar los trabajos de conservación.
  • Al realizar inspecciones en la cubierta, se debe circular por las zonas donde las tejas se encuentren fijas, evitando de esta manera el desplazamiento y la rotura de las piezas.
  • Es recomendable utilizar calzado antideslizante para transitar por la cubierta y utilizar siempre el gancho de seguridad. El transito se debe realizar por la cumbrera, y en caso de no ser posible se circulará pisando sobre el lomo de las tejas.
  • En la cubierta deben existir una serie de puntos de anclaje específicos para las antenas y similares, que a ser posible estarán situados en la proximidad del acceso. De esta forma se evitan circulaciones a través del tejado que causan la rotura de alguna teja.
  • Los sistemas de evacuación de pluviales así como canalones y limahoyas, se deben mantener limpios y ser vigilados sobre todo en aquellos puntos donde se prevea acumulación de hojas, papeles, tierra, etc.
  • Se realizará una inspección periódica de los puntos singulares de la cubierta donde se hayan empleado membranas o baberos impermeables para resolver encuentros, verificando su estado de conservación.
  • Se eliminarán periódicamente los musgos y líquenes, que aparecen en los encuentros y en las zonas de umbría de la cubierta.
  • En caso de que la cubierta sea ventilada, se mantendrán libres de obstáculos los orificios tanto de entrada como de salida de aire, permitiendo de esta manera una correcta ventilación.
  • Los trabajos de mantenimiento serán realizados por personal especializado con capacidad para llevar a cabo reparaciones o sustituciones.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies