Problemas y Recomendaciones Ergonómicas para el Solador

De Construpedia

LogoFLC.PNG Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Fundación Laboral de la Construcción en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación Manual de Ergonomía en la Construcción, disponible en el sitio web Línea Prevención.

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © Fundación Laboral de la Construcción, 2004.


Es el profesional que reviste los suelos con todo tipo de baldosas, utilizando distintas técnicas para conseguir el agarre al suelo de las mismas.

Descripción de las Principales Tareas

  • Realizar el solado con mortero o cemento-cola en cualquier tipo de superficie, lo que supone:
- preparar los morteros y las superficies,
- extender el material adherente en el suelo,
- colocar las baldosas según las técnicas específicas (para ello tiene que, en ocasiones, cortar las baldosas del tamaño adecuado al espacio disponible) y
- colocar rodapiés de diferentes materiales.
  • Seleccionar los materiales (baldosas, azulejos, rodapiés, cal, cemento, arena, yeso, serrín...), las máquinas y las herramientas (cortadoras, niveles, mazos de goma, escuadras, guantes...) adecuadas en cada caso.

Factores de Riesgo Ergonómico

  • Posturas forzadas del tronco y de las piernas. La mayor parte del trabajo se realiza a ras de suelo. Esto hace que se den dos posturas predominantes:
- En cuclillas o de rodillas.
FLC ergonomia 89.jpg
- Con muy elevada flexión de tronco y brazos.
FLC ergonomia 90.jpg
  • Manejo de cargas pesadas. Las baldosas grandes de terrazo son pesadas y tienen un agarre deficiente.
  • Ruido. Relacionado con el uso de herramientas eléctricas de corte en espacios cerrados.
FLC ergonomia 91.jpg
  • Fuerzas elevadas. Las cuales se asocian principalmente con:
- El uso de herramientas de corte (manuales o eléctricas).
FLC ergonomia 92.jpg
- Golpear las baldosas (en muchas ocasiones con las manos) para ajustarlas al suelo.
- Realizar las mezclas y cargar los cubos con la pala.
FLC ergonomia 93.jpg


Recomendaciones

  • Reducir la incidencia de las posturas forzadas. El trabajo de solador implica necesariamente trabajar a ras del suelo. Aunque ello supone adoptar posturas forzadas de manera inevitable, se puede reducir su incidencia siguiendo los siguientes consejos:
- Cambiar de postura con frecuencia. Aunque ninguna de estas posturas es correcta ergonómicamente, si se van alternando en ciclos cortos (por ejemplo, cada 10 minutos) se implica a distintas estructuras musculares y se reduce la fatiga asociada a mantener una postura fija. Las posturas con las que se puede alternar para trabajar a ras del suelo son las siguientes:
- En cuclillas.
- De rodillas.
- De pie con la espalda flexionada (ésta es la menos recomendable).
- Sentado en el suelo.
- Sentado sobre un taburete o un cubo vuelto del revés.
FLC ergonomia 94.jpg
- Cuando se esté trabajando de rodillas, usar rodilleras acolchadas.
FLC ergonomia 95.jpg
- Realizar pausas y estiramientos. Cuando se trabaja con la espalda o el cuello inclinados hacia adelante durante periodos prolongados de tiempo, es conveniente hacer pausas periódicas (por ejemplo, 5 minutos cada media hora) en las que, además de descansar y cambiar de postura, se realicen algunos estiramientos que eviten la sobrecarga muscular del tronco y el cuello. El estiramiento puede consistir en ponerse recto y echar la espalda lentamente hacia atrás tres veces.
FLC ergonomia 96.jpg
- Realizar las tareas auxiliares en otras posturas. Normalmente las tareas de medir y cortar las baldosas también se realizan a ras de suelo. Hay que intentar realizar estas tareas de pie (por ejemplo, sobre una mesa de trabajo o una plataforma) para evitar permanecer tanto tiempo trabajando a ras del suelo.
- Cambiar de tarea. La rotación de tareas es un método efectivo para no sobrecargar la musculatura. Se recomienda organizar el trabajo para poder realizar varias tareas (recoger material, hacer mezclas, cortar baldosas, etc.) y no pasar más de media hora en la misma postura. Aunque cada uno puede organizarse el trabajo en función de sus necesidades y posibilidades, algunas estrategias son las siguientes:
- No realizar todo el acopio de material de una sola vez. Llevarlo al puesto a intervalos regulares durante la jornada. De esta manera se cargará menos peso y se cambiará de postura con mayor frecuencia.
- No dejar las esquinas, bordes y rodapiés para el final (o el principio). Si se van colocando filas de baldosas se pueden alternar más tareas: colocar baldosas, medir, cortar, etc.
- No realizar mezclas de mortero muy grandes. Si se hace menos cantidad se requerirá un esfuerzo menor y será posible cambiar de postura más veces.
  • Mejorar las condiciones de manejo de cargas. Evitar, siempre que sea factible, manipular varias baldosas de manera simultánea. Para ello se recomienda el uso de carros, carretillas, transpaletas o cualquier elemento que facilite la carga y el transporte de cargas pesadas. En cualquier caso, si hay que manejar cargas de forma manual, se pueden seguir las siguientes recomendaciones:
- Los sacos de cemento grandes han de manipularse siempre entre dos personas. Hay que acostumbrarse a pedir ayuda y a utilizar una adecuada técnica de levantamiento.
- Al manipular cargas evitar girar el tronco y/o los brazos, es mejor mover los pies.
- Cuando se manipulen baldosas no hay que coger muchas de una sola vez (2 ó 3 como máximo, dependiendo del tamaño).
- Usar guantes adecuados para manipular baldosas.
FLC ergonomia 97.jpg
  • Evitar la exposición excesiva al ruido. Las herramientas de corte eléctricas producen un ruido muy elevado. Es recomendable tomar medidas para evitar la exposición excesiva:
- Realizar las tareas de corte en espacios abiertos o en salas lo más grandes posible. Realizar el corte en espacios cerrados muy pequeños (escaleras, cuartos de baño, etc.) supone potenciar el efecto del ruido.
- No realizar las tareas de corte todas seguidas. Es conveniente ir alternándolas con otras, de manera que el efecto del ruido no se acumule.
- Asegurarse de que las herramientas de corte estén en buen estado, limpias y engrasadas, ya que esto hace que el nivel de ruido que emiten sea menor.
- Utilizar protectores auditivos para realizar las tareas de corte.
  • No ajustar las baldosas en el suelo golpeándolas con la mano o con el mango de la paleta. Usar un mazo de goma para realizar los ajustes, ya que de esta forma se absorbe la vibración del golpe que pase a las manos.
FLC ergonomia 98.jpg
  • Mejora las fuerzas y posturas al realizar las mezclas. Hay que evitar realizarlas manualmente. Se aconseja usar una mezcladora eléctrica.
FLC ergonomia 99.jpg
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies