Poliuretano Proyectado y la Protección de Fachadas Frente a la Humedad en el Código Técnico de la Edificación

-

De Construpedia

Logo atepa.jpg Nota: Este artículo ha sido creado gracias a la Asociación Técnica del Poliuretano Aplicado (ATEPA) en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web ATEPA.

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor.


El Código Técnico de la Edificación (CTE) recoge la exigencia en relación a la resistencia a la penetración de agua de las fachadas, y la espuma rígida de poliuretano se presenta como el sistema más sencillo y económico de cumplir simultáneamente con el máximo grado de protección frente al agua y con la máxima exigencia de aislamiento térmico.

El CTE, en su Documento Básico de Salubridad (DB-HS) recoge las nuevas exigencias básicas de protección frente a la humedad (DB-HS1). Su objetivo, según viene recogido en el artículo 13 de la parte I del CTE, es:

“Limitar el riesgo previsible de presencia inadecuada de agua o humedad en el interior de los edificios y en sus cerramientos como consecuencia del agua procedente de precipitaciones atmosféricas, de escorrentías, del terreno o de condensaciones, disponiendo medios que impidan su penetración o, en su caso permitan su evacuación sin producción de daños.”

El procedimiento de verificación está recogido en el Apartado 1.2 del DB-HS1 y para fachadas es el siguiente:

  • Hay que conocer el grado de impermeabilidad según el CTE que se exigirá a dicha fachada.
  • En función de ese grado de impermeabilidad, hay que seleccionar alguna de las soluciones constructivas propuestas, u otra que iguale sus prestaciones.
  • Hay que verificar las características de los puntos singulares.

Contenido

[editar] Grado de Impermeabilidad de una Fachada

El Apartado 2.3.1 del DB-HS1 asigna un grado de impermeabilidad mínimo exigido a las fachadas en función de la zona pluviométrica y el grado de exposición al viento, que a su vez depende del entorno del edificio (rural o urbano), de la zona eólica y de la altura del edificio.

Mapa zona pluviométrica.jpg Mapa zona eólica.jpg
Mapa de zonas pluviométricas Mapa de zonas eólicas

En función de estos parámetros, se asigna un grado de impermeabilidad que va desde el Grado 1, el grado de mínima exigencia, hasta el Grado 5, el grado de máxima exigencia.

Atepa 2.jpg Atepa 3.jpg
Grado de Impermeabilidad 1: edificio bajo en un entorno urbano, en una zona de poco viento, y de poca lluvia. Grado de Impermeabilidad 5: Edificio alto en un entorno rural, en una zona de mucho viento, y de mucha lluvia.

[editar] Soluciones Constructivas para Cumplir el CTE

El DB-HS1 en el apartado 2.3.2 proporciona diversas soluciones constructivas para cumplir con los diferentes grados de impermeabilidad. Así en caso de fachadas sin revestimiento exterior, podemos encontrar, entre otros, los siguientes ejemplos:

Atepa 4.jpg Grado 1: Se alcanzaría con ½ pié ladrillo cara vista con juntas sin interrupción + 10 mm enfoscado normal + cualquier producto aislante. Atepa 5.jpg Grado 4: Se alcanzaría con ½ pié ladrillo cara vista hidrofugado con juntas hidrófugas sin interrupción + 15 mm enfoscado hidrófugo + aislante no hidrófilo situado en la cara interior de la cámara con separadores.
Grado 2: Se alcanzaría con ½ pié ladrillo cara vista con juntas sin interrupción + 10 mm enfoscado normal + aislante no hidrófilo. Grado 5: Se alcanzaría con ½ pié ladrillo cara vista + revestimiento continuo intermedio (una proyección de espuma de poliuretano sin enfoscado previo).
Grado 3: Se alcanzaría con ½ pié ladrillo cara vista con juntas sin interrupción + 15 mm enfoscado hidrófugo + aislante no hidrófilo.

Si una solución es válida para un grado determinado, lógicamente lo es también para cualquier otro grado inferior. Es decir, con un revestimiento continuo intermedio como el poliuretano proyectado sobre la cara interior del cerramiento exterior, no sería necesario tomar ninguna otra precaución adicional y se cumpliría con el máximo grado de impermeabilidad, el Grado 5, válido para cualquier zona climática.

[editar] Poliuretano Aplicado In Situ: un Revestimiento Continuo Intermedio

Según el DB-HS1 apartado 2.3.2, para que un producto sea considerado un revestimiento continuo intermedio ha de cumplir las siguientes características:

“Estanquidad al agua suficiente para que el agua de filtración no entre en contacto con la hoja del cerramiento dispuesta inmediatamente por el interior del mismo.”

Todos los ensayos realizados para la determinación de la estanqueidad al agua de la espuma de poliuretano de célula cerrada de 3 cm de espesor, realizados según la norma UNE-EN1928:2000, obtienen un resultado satisfactorio con una presión de agua de 0.6 bar (equivalente a 6 metros de columna de agua) durante 24 horas, para todas las densidades entre 30 y 50 kg/m³. (Ver Anexo 1, Informe CIDEMCO Nº 12374 (Elastogran), Nº 12462 (Synthesia), Nº 12519 (TH Tecnic), Nº 12914 (Baysystems))

“Adherencia al soporte suficiente para garantizar su estabilidad.”

La naturaleza autoadherente de las espumas de poliuretano por proyección garantiza su fijación a la mayoría de los materiales de construcción (ladrillo, cemento, madera, hierro...) manteniéndose sin posibilidad de movimiento durante toda la vida útil del producto.

“Permeabilidad suficiente al vapor para evitar su deterioro como consecuencia de una acumulación de vapor entre él y la hoja principal.”

La espuma rígida de poliuretano in situ tiene un factor de permeabilidad al vapor de agua μ entre 60 y 150, variable según la densidad, lo que permite diseñar soluciones seguras y sin condensaciones en prácticamente cualquier condición climática. Además, al mismo tiempo de desempeñar la función de sistema continuo intermedio, desempeña la función de aislamiento térmico, y como tal está sujeto a la exigencia incluida en el CTE DB-HE1 Apartado 3.2.3.2 que dice “Salvo expresa justificación en el proyecto, se considerará nula la cantidad de agua condensada admisible en los materiales aislantes”, por lo que esta característica deberá estar garantizada y justificada mediante el cálculo pertinente en las condiciones más desfavorables.

“Adaptación a los movimientos del soporte y comportamiento muy bueno frente a la fisuración, de forma que no se fisure debido a los esfuerzos mecánicos producidos por el movimiento de la estructura, por los esfuerzos térmicos relacionados con el clima y con la alternancia día-noche, ni por la retracción propia del material constituyente del mismo.”

La espuma rígida de poliuretano in situ tiene cierta flexibilidad que le confiere un buen comportamiento frente a la fisuración. Es capaz de absorber pequeños movimientos de la estructura sin fisurarse y mantenerse adherida al soporte. El espesor de la espuma es superior al de otros sistemas de impermeabilización, lo que le permite absorber fisuras de entre 1 y 5 mm sin que estas se propaguen a la superficie externa.

Atepa 6.jpg
Buen comportamiento frente a la fisuración.

En caso de encontrar una Junta de dilatación, será necesaria la utilización de una banda plástica antiadherente de unos 30 cm de anchura para garantizar la continuidad de la espuma en el movimiento habitual de esa junta.

Atepa 7.jpg
Solución en junta de dilatación con banda antiadherente.
“Estabilidad frente a los ataques físicos, químicos y biológicos que evite la degradación de su masa.”

La espuma rígida de poliuretano por proyección es resistente a los disolventes normalmente utilizados en construcción (adhesivos, pinturas, pastas bituminosas, conservantes para la madera, masillas sellantes...). Además es resistente al envejecimiento, inmune ante la acción de las raíces e inerte frente a los mohos. También es imputrescible, estable ante el detritus, inodora y fisiológicamente inocua. Es químicamente neutra.


Por todo esto, es fácil concluir que una proyección de espuma de poliuretano es simultáneamente un Sistema Continuo Intermedio y un Aislamiento Térmico no hidrófilo, por lo que un paramento de ladrillo cara vista, sin más especificaciones adicionales, con una proyección de espuma directamente sobre el ladrillo cumplirá el máximo grado de impermeabilidad, el Grado 5, siendo una solución válida para fachadas de cualquier tipo de edificio en cualquier localización.

[editar] Normativa

[editar] Artículos Relacionados

[editar] Enlaces Externos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies