Paramento. Inspección de Elementos de la Fachada

De Construpedia


ITEC Reconocimiento.jpg Nota: Este artículo ha sido creado gracias al Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña (ITeC) en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido pertenece a la publicación "Reconocimiento, Diagnosis e Intervención en Fachadas". Ver todos los artículos de "Reconocimiento, Diagnosis e Intervención en Fachadas" en la Construpedia.

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derecho de Autor. © ITeC.

Tienda ITeC



La Inspección se debe centrar en los puntos que constituyen la base del edificio:

Y en todos aquellos elementos en contacto directo con el paramento.

Es importante completar, siempre que sea posible, un reconocimiento de la totalidad de elementos, pues en función de la proporción de elementos afectados por lesiones, se determinará la solución a aplicarse.

a) Obra de fábrica vista

Es preciso comprobar la presencia de lesiones:

Si se observan fisuras, es necesario recoger los datos necesarios para establecer si su aparición tuvo lugar mucho antes o si se trata de un hecho reciente (acumulación de polvo, fisura con labios erosionados, etc.). Si hay elementos metálicos cercanos (anclajes) que hayan podido provocar lesiones por oxidación de estos o si se detectan deformaciones aparentes de los cerramientos, por ejemplo.

Se debe asimismo observar si los desprendimientos se producen en zonas próximas a las juntas, o bien en otras zonas.

Las manchas, las eflorescencias y la degradación del material deben ser reflejadas de igual modo sobre el levantamiento de la fachada, como también la lesión que aparezca en forma de disgregación, erosión u otras manifestaciones, presencia de manchas de óxido tanto en el propio material (en el caso del hormigón armado) y en elementos anclados en la fachada, etc.

b) Revestimientos

Se ha de verificar el estado de fijación del revestimiento, y para ello —si se trata de revestimientos continuos—, se debe picar con un martillo de nailon o con cualquier otro objeto; conviene intentar diferenciar los diferentes tipos de fisuras y los posibles abombamientos, desprendimientos, manchas, presencia de humedades, etc.

En el caso de revestimientos adheridos es preciso comprobar las zonas de riesgo: los encajes de elementos metálicos, el encuentro en ángulo de piezas, las zonas bajas, los coronamientos, los bordes de balcón, etc. Si ya se observan desprendimientos, es necesario analizar la zona para determinar la causa de los mismos y conocer si se han producido de forma aislada o responden a un defecto en la técnica de aplicación del revestimiento.

Si fuera necesario, se extraerá el material de revestimiento para confirmar las causas de las lesiones y apreciar el estado en que se encuentra el soporte.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies