PE-004. Juntas de Movimiento en Cerramientos Cerámicos de Cara Vista

De Construpedia

Itl logo.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias al Institut Tecnològic de Lleida en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web del Institut Tecnològic de Lleida

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.


Contenido

Punto conflictivo

No es extraordinaria la aparición de grietas, generalmente con vocación vertical, en muros cerámicos de cara vista sin armar a causa de una insuficiente disposición de juntas de movimiento que tendrían que permitir el libre movimiento del material cerámico sensible a los cambios higrotérmicos.

Que mirar

Se debe estar pendiente de la distribución de las juntas previstas y de su ejecución.

Controlar la separación entre tramos y especialmente, su disposición en los puntos más conflictivos.

Cómo hacerlo correctamente

La distancia a la cual resulta conveniente establecer juntas de movimiento ha ido cambiando en los últimos tiempos.

La NBE-FL90 permite situar juntas cada 50 metros en clima continental y cada 40 metros en climas marítimos.

Por otro lado, el Eurocódigo (EC-6 parte 2) limita la separación entre juntas a 12 metros en tramos centrales y cada 6 metros en tramos que tengan limitada la libertad de movimientos, como ahora las esquinas extremas de un edificio.

La práctica esta demostrando que las distancias establecidas para la FL90 son excesivas. Las limitaciones del Eurocódigo son mucho más realistas. Las obras ejecutadas bajo este criterio no suelen presentar problemas por coacción de movimientos. Se adaptan mejor a los movimientos reales de la otra.

Hace falta, también, disponer juntas en puntos concretos especialmente conflictivos como:

  • En tramos de muro mayores de 6 metros de longitud con cambios en el plano de fachada inferiores a 70 cm.
  • En las líneas de cambio de espesor.
  • En muros de carga, a cada lado de las grandes oberturas.
  • En puntos de encuentro de partes rígidas con alas o otros elementos de trazado lineal coincidentes con juntas estructurales.
Juntadib1.png


Las juntas, que han de mantener la estanqueidad del muro y, por tanto tienen que estar rellenas completamente, se suelen resolver utilizando poliéster en su parte interior y sellado estanco en su cara externa.

Juntadib2.png


Con el objeto de dar rigidez a las dos partes del muro situadas a lado y lado de la junta, hace falta utilizar llaves metálicas de unión, galvanizadas o inoxidable, situadas en las juntas de mortero cada 50 cm de altura.

Que evitar

No construir tramos de muro sin disposición de juntas de movimiento a distancias superiores a las recomendadas por el Eurocódigo, teniendo especial cuidado en los puntos concretos descritos en el párrafo anterior.

No dejar juntas abiertas. Deben estar rellenas y selladas.

El ancho de la junta será en función de los valores de expansión de cada tipo de ladrillo. Normalmente un ancho de junta situada entre los 10 y 20 mm resulta suficiente.

Tener cuidado de disponer elementos de anclaje (clavos) para conferir rigidez al muro salvo la disposición de la junta.

Causas y consecuencias posibles

La falta de atención especial en los extremos anteriores comportará, casi con toda seguridad, el agrietamiento del muro en puntos siempre muy comprometidos.

Derivaciones

A partir del efecto estético que pueda provocar la grieta, ésta se suele manifestar acompañada de un desplazamiento de los ladrillos mas cercanos, hecho que suele desencadenar, en el usuario, una lectura de peligro estructural que suele hacer saltar alarmas siempre ingratas y conflictivas.

Una vez aparecida la grieta, se convierten en un punto de penetración de humedad que lentamente irá degradando estéticamente y funcionalmente las piezas implicadas llegando a propiciar algún desprendimiento con el consecuente riesgo que ello comporta.

Posibles soluciones

Una vez producida la grieta la solución pasa por rehacer la zona afectada marcando y construyendo, por corte, la junta que en el momento de la construcción no se había previsto. La actuación posible comporta estorbos añadidos como encontrar el mismo tipo de ladrillo, el mismo tono, o la difícil consecución de un mortero de la misma textura y color que el de todo el muro.

Evidentemente la actuación implica todo un seguido de problemas auxiliares molestos tipo andamios protegidos, polvo de corte, ocupaciones de vía pública si se da el caso,… que implican dificultades añadidas de relación con los usuarios de la finca afectada.

Operaciones colaterales

De cara a la durabilidad de la junta hay que parar atención a la hora de elegir un producto adecuado para el sellado. Existen en el mercado un buen nombre de productos (masillas y derivados de siliconas) capaces de proporcionar la flexibilidad, estanquidad y funcionalidad en el tiempo con garantía. Hace falta documentarse bien de las características del producto y de las circunstancias de aplicación con especial atención en la acción de los rayos UV sobre el producto y la extensión en el tiempo de sus propiedades de flexibilidad.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies