Operador de Lanza Térmica - Riesgos

De Construpedia

Logo gaudi.JPG Nota: Este artículo ha sido creado gracias al Insitut Gaudí de la Construcció en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web del Institut Gaudi de la Construcció

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.


Contenido

PRINCIPALES RIESGOS EN EL TRABAJO

Los riesgos derivados de las tareas realizadas en la obra son:

  • Caídas desde alturas superiores a dos metros provocadas por el agujero dejado entre el andamio y el paramento horizontal, desde la plataforma o cesta, por el desplome provocado por el exceso de peso a llevar, al subir y bajar escaleras de mano, etc.
  • Caídas al mismo nivel al tropezar con el desnivel del medio auxiliar, por herramientas o materiales situados en zonas de paso del operador de lanza térmica, al acceder a zonas situadas ligeramente más elevadas que a pie plano, al subir y bajar escaleras de mano, al poner el pie dentro de un agujero horizontal dejado por el paso de instalaciones, desde el andamio de caballetes, etc.
  • Caída de herramientas cuando se están utilizando, de materiales durante el transporte manual, etc.
  • Quedar atrapado con el elemento a desmontar o cortar.
  • Pisar chatarra, escombros, herramientas o materiales situados en las zonas de paso.
  • Golpes contra elementos fijos como elementos salientes del andamio tubular, tuberías de instalaciones, contra estructuras, etc.
  • Golpes contra elementos transportados.
  • Cortes, golpes, quemaduras, etc. con herramientas en las manos.
  • Proyección de chispas o chatarra a los ojos, cara, las extremidades, etc.
  • Quedar atrapado con el material transportado.
  • Esfuerzos por coger exceso de peso, por malas posturas continuadas o por posturas forzadas y repetitivas.
  • Exposición a condiciones climatológicas adversas: altas temperaturas con mucha humedad, frío intenso, etc.
  • Quemaduras por el contacto con elementos sometidos a altas temperaturas: soplador, metal caliente, etc.
  • Electrocuciones indirectas por cables eléctricos situados en la línea de fachada.
  • Ingestión de sustancias nocivas por falta de higiene.
  • Inhalación de vapores tóxicos de plomo durante las operaciones de corte.
  • Acumulación de material explosivo en zonas no acondicionadas.
  • Incendio por la concentración de gases inflamables en zonas poco ventiladas o confinadas.
  • Atropellos o golpes con vehículos de la obra.

RECOMENDACIONES PARA UN TRABAJO SEGURO / MEDIDAS PREVENTIVAS

Para evitar los riesgos mencionados el operario de la lanza térmica deberá cumplir y seguir los procedimientos de trabajo siguientes:

  • Controlar y comprobar previamente a la realización de la tarea, la situación de la zona donde debe actuar: existencia de protecciones (barandas, redes, etc.), accesos (definitivos, provisionales y, en el segundo caso, el estado de éstas), etc.
  • Tener previsto el medio auxiliar que deberá utilizarse para la tarea y comprobar su estado. En los andamios tubulares no se permitirá el acceso a ninguna persona bajo su cargo sin haber examinado antes el andamio: apoyos de la base (pies) nivelados y rectos, accesos a través de escaleras interiores en todo el recorrido del andamio, plataforma de paso y de trabajo de 60 centímetros como mínimo, barandas en todo el perímetro, incluido lateralmente, etc.
  • Limitar siempre su zona de actuación en caso de que deba situarse por encima de otros trabajadores.
  • En caso de tener que trabajar en zona de paso común, intentará prever un paso alternativo para el resto del personal.
  • Será el responsable de mantener su zona de trabajo limpia y ordenada a fin de evitar que los trabajadores puedan caer al mismo nivel.
  • Controlar que el almacenaje de las botellas se haga de manera ordenada y en un lugar adecuado para éstas: lugares cerrados pero ventilados, secos y sin humedad, que dispondrán de puerta con llave y donde no se podrán guardar materiales inflamables.
  • Siempre que sea posible, se deberá haber previsto un transporte mecánico de las piezas metálicas. Cuando éste no sea posible, se realizará manualmente y siempre se llevará a cabo en la distancia más corta posible. Si el peso a transportar resulta excesivo para una persona, se pedirá la ayuda necesaria.
  • No situarse bajo la zona de acción de las cargas en el momento que éstas sean trasladadas con la grúa.

EQUIPOS DE PROTECCIÓN INDIVIDUAL

Los equipos de protección individual que deben llevar los operadores de lanzas térmicas estarán compuestos de: robpa de trabajo (siendo preferible un mono o bus equipo completo en lugar de dos piezas de pantalón y camisa), guantes, calzado de seguridad con puntera y plantilla metálicas, pantalla de soldadura (es preferible la pantalla de arnés que la que se aguanta con la mano). Puntualmente, puede ser que necesiten protectores auditivos, delantal de cuero, polainas y manguitos del mismo material. Para las tareas que requieren gafas contra las proyecciones, el operador de lanza térmica se las pondrá. En caso de realizar trabajos de corte de piezas de plomo, se dispondrá de una máscara con filtro adecuado. En la obra, además, se deberá llevar casco de seguridad.


Artículo Relacionado

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado. Cookies