Medidas de Seguridad Aplicables a la Máquina de Movimiento de Tierras

-

De Construpedia


Logo IFTEM.gif Nota: Este artículo ha sido creado gracias al IFTEM en el marco del Programa de Afiliados de la Construpedia. El contenido está disponible en el sitio web de IFTEM

¡Atención! Esté artículo está sujeto a Derechos de Autor.


Contenido

Antes de iniciar el trabajo

  • Conocer las posibilidades y los límites de la máquina, y particularmente el espacio necesario para maniobrar.
  • Cuando el espacio de maniobra es muy reducido o limitado por obstáculos, hay que balizar la zona de evolución de la misma.
  • Vigilar la posición, la función, el sentido de funcionamiento de cada uno de los mandos, de los dispositivos de señalización y de los dispositivos de seguridad.
  • Regular el asiento a la comodidad, estatura y peso del conductor.
  • Conocer el plan de circulación de la obra y cada día informarse de los trabajos a realizar que puedan constituir riesgo: zanjas abiertas, tendido de cables, etc.
  • Conocer la altura de la máquina circulando y trabajando, así como las zonas de altura limitada o estrecha.
  • Con el tren de rodadura de ruedas de goma circular con precaución a velocidad lenta en zonas de polvo, barro o suelo helado.
  • Realizar un buen mantenimiento de las zonas de circulación.
  • Mirar alrededor de la máquina para observar las posibles fugas de aceite, las piezas o conducciones en mal estado, etc.
  • Comprobar el estado de los neumáticos en cuanto a presión y cortes en los mismos.
  • Todos los dispositivos de seguridad deberán estar en su sitio.
  • Comprobar los niveles de aceite y agua.
  • Limpiar el parabrisas, los espejos y retrovisores antes de poner en marcha la máquina, quitar todo lo que pueda dificultar la visibilidad.
  • No dejar trapos en el compartimiento del motor.
  • El puesto de conducción debe estar limpio, quitar el aceite, la grasa, el barro del suelo, las zonas de acceso a la cabina y los agarraderos.
  • En invierno realizar lo mismo cuando haya nieve o hielo.
  • No dejar en el suelo de la cabina de conducción objetos diversos tales como herramientas, trapos, etc. Utilizar para ello la caja de herramientas.

Al poner en marcha la máquina

-Comprobar que ninguna persona se encuentra en las cercanías de la máquina, y si hay alguien hacer que se aparte de sus inmediaciones.
-Secarse las manos y quitarse el barro de los zapatos.
-Utilizar las empuñaduras y estribos para subir, si están estropeados se repararán.
-Verificar la regulación del asiento.
-Seguir las instrucciones del manual del conductor.
-Colocar todos los mandos en punto muerto. Sentarse antes de poner en marcha el motor.
-Quedarse sentado al conducir. Verificar que las indicaciones de los controles son normales. No arrancar en locales cerrados.
-En un lugar despejado y seguro verificar el buen funcionamiento: en los frenos principales y de parada, hacer girar el volante en los dos sentidos a pequeña velocidad o maniobrar con las palancas, colocar las diferentes marchas.


Durante el trabajo

-No subir pasajeros.
-No dejar estacionarse a nadie en los alrededores de la máquina.
-No utilizar la pala como andamio o apoyo para subir personas.
-No colocar la cuchara por encima de la cabina del camión.
-Antes de efectuar cualquier desplazamiento con la máquina mirar alrededor, observando que no haya trabajadores en sus inmediaciones.
-Antes de desplazarse en carretera la retroexcavadora se deberán bloquear los estabilizadores, la pluma y la zona que gira con los mecanismos previstos al efecto.
-Respetar las señalizaciones.
-Circular a cierta distancia de las zanjas, taludes y toda alteración del terreno que pueda posibilitar el vuelco de la máquina.
-Las pendientes y las crestas de los taludes deben estar limpias antes de empezar el trabajo.
-No subir ni bajar nunca en marcha, aunque sea a poca velocidad.
-Colocar el camión paralelamente a la máquina.
-Trabajar siempre que sea posible con el viento posterior, de esta manera el polvo no impedirá la visibilidad.
-Si el conductor del camión ha abandonado la cabina, comprobar que no se encuentra en el radio de trabajo de la máquina.
-Cuando el suelo está en pendiente, frenar la máquina y trabajar con el equipo orientado hacia la pendiente.
-Siempre que sea posible, colocar el equipo sobre una superficie llana, preparada y situada lo suficientemente lejos de zonas con riesgo de derrumbamiento.
-No bajar de lado.
-Para deslizarse sobre un terreno en pendiente orientar el brazo hacia la parte de abajo, tocando casi el suelo.
-Para la extracción de materiales trabajar de cara a la pendiente.
-Al parar, orientar el equipo hacia la parte alta de la pendiente y apoyarlo en el suelo.
-Una pendiente se baja con la misma velocidad que se sube.
-No bajar nunca una pendiente con el motor parado o en punto muerto, bajar con una marcha puesta.
-No derribar con la cuchara elementos de construcción en los que la altura por encima del suelo es superior a la longitud de la proyección horizontal del brazo en acción.
-Tapar los huecos del suelo antes de circular. Si esto no es posible balizar la zona.
-Cuando se realicen rampas, no utilizar vigas de madera o hierro que puedan dejar oquedades.
-Equipar a la cabina con una estructura que proteja al conductor contra la caída de materiales.
-No trabajar en las proximidades de una línea eléctrica aérea en tensión sin asegurarse que han tomado las distancias mínimas de seguridad.
-Cuando se circula por un camino junto a una línea eléctrica hay que tener en cuenta las sinuosidades, baches y demás irregularidades del mismo a la hora de calcular las distancias mínimas.
-Para líneas de hasta 30 K. la distancia de seguridad será como mínimo de 8 m y de 25 m para las de más de 30 Kv. Así mismo para evitar la formación de arco al trabajar próximos a líneas aéreas respetar las distancias anteriores. Cuando se trabaja en zanja, en cantera, o junto a taludes en los que haya peligro de caída de materiales o de vuelco de la máquina, se equipará la retroexcavadora con cabina de seguridad para caso de vuelco y contra caída de objetos.
-Si se entra en una galería oscura, encender los faros y las luces de posición.

Una vez finalizado el trabajo

-Es preferible parar la máquina en terreno llano, calzar las ruedas y apoyar el equipo en el suelo.
-El suelo donde se estacione la máquina será firme y sólido, en invierno no estacionar la máquina en el barro o en charcos de agua, ya que se puede helar.
-Para parar la máquina, consultar el manual del conductor.
-Colocar todos los mandos en punto muerto.
-Colocar el freno de parada y desconectar la batería.
-Quitar la llave de contacto que guardará el maquinista, asimismo se deberá cerrar la puerta de la cabina
-Bajar de la cabina utilizando las empuñaduras y escalones diseñados para ello, siempre mirando a la máquina.

Artículos Relacionados

Publicidad
Publicidad
Publicidad
En cumplimiento de lo establecido en el RDL 13/2012, de 30 de marzo, Construmatica.com solicita su consentimiento para obtener datos anónimos de carácter estadístico sobre su navegación en nuestro sitio Web. Si Ud. continua navegando por el mismo entenderemos que acepta expresamente que instalemos cookies en su navegador.